Publicado el 10 abril, 2021

Especialistas denuncian que “la política pública no ha estado a la altura de las necesidades de los niños”

Autor:

Francisca Escalona

Psicólogos, investigadores en bioética, expertos en educación y legisladores concuerdan en que la pandemia causada por el Covid-19 ha desplazado a los niños al fondo de la lista en políticas públicas. En discusiones como el retorno a clases presenciales, la posibilidad de que haya una franja para que puedan salir o “qué es esencial” los más jóvenes han llevado las de perder. Así como en la escasez de estudios que los consideren para su vacunación. Acusan que “los niños no están al centro de la toma de decisiones”.

Autor:

Francisca Escalona

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El lunes una serie de imágenes de percheros con ropa de bebe y una cinta amarilla de “peligro” comenzaron a circular en redes sociales y medios de comunicación. La medida del Gobierno que restringía la compra de productos no esenciales, incluido, el vestuario infantil, juguetes, entre otros elementos, hizo pensar a una serie de especialistas qué posición estaban tomando los niños en el manejo de la pandemia.

La docente investigadora del Centro de Bioética de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, Sofía Salas, describe que si bien “los niños han sido tal vez los más protegidos en los riesgos biológicos del coronavirus, han sido golpeados por una serie de otras consecuencias”.

“Que otros determinen qué es esencial, es súper discutible. Yo hubiese preferido una forma de diseñar estas medidas más relacionadas con el riesgo asociado a la venta de determinados productos”, añade.

En tanto, la psicóloga de la fundación Educación 2020, Javiera Lacalle, plantea que “queda en evidencia que los niños y niñas y sus necesidades han estado por debajo y la política pública no ha estado a la altura de esas necesidades”.

Las especialistas concuerdan en que la pandemia ha desplazado a los niños al fondo de la lista en políticas públicas. El encierro les ha provocado cuadros de estrés a edad temprana, no son considerados para la vacunación, las clases presenciales están descartadas y la adaptación a la modalidad online ha sido todo un desafío.

Y aunque aún no hay luces de una posible vuelta a clases, un informe entregado el jueves por el Ministerio de Educación reveló que de los casi 9 mil colegios y jardines infantiles que funcionaron durante el mes de marzo en el país sólo se detectaron brotes de contagio en el 2,25% de ellos. Es por eso, que la doctora Salas sostiene que si bien en este “momento tan crítico hubiese sido imprudente mantener las escuelas abiertas, yo sí favorecería la apertura lo más precozmente que se pueda cuando ya tengamos un respiro sanitario”.

Sofia Fiedler, psicóloga clínica y que ha estudiado las conductas de diferentes rangos etarios desde que comenzó la pandemia, destaca que 67% de los niños ha mostrado estar más irritable, “pero otra cosa que ha llamado la atención es que están teniendo conductas regresivas, los niños están más dependientes de los padres, están más celosos, generando apego. Me llama especialmente la atención que la medida de sacarlos está generando mucho miedo”, describe. 

De igual manera, Fiedler sostiene que los adolescentes están pasando por cuadros de depresión sumamente fuertes, “lo están pasando pésimo con la pandemia, todas sus conductas de desarrollo social, todo el desarrollo de personalidad que se genera en la adolescencia se ha visto truncado”, enfatiza.

Pero además, las conductas regresivas que han manifestado resultan preocupantes. “Volver a hacer pipí en la cama durante la noche, miedo a la oscuridad, celos a los padres entre los hermanos, pero como cuando las guaguas no dejan que se acerquen a los padres. Conductas de necesidad de apoyo, lo que genera que pierdan la autonomía que tenían y buscan mucho la aprobación de los padres”, son solo algunas de las problemáticas. 

Sin presencia en los ensayos clínicos 

La investigadora Sofía Salas advierte que otro asunto a considerar respecto al manejo de la pandemia y los niños, tiene que ver con la escasez de estudios que los incluyan para su vacunación. 

“Si hay algo que yo he objetado de los ensayos clínicos de vacunas es que olvidaron incluir en sus ensayos a los niños, niñas y adolescentes y me alegro mucho que ahora se están incorporando. Ha sido interesante porque AstraZeneca ha demostrado ser más riesgosa en la población joven que en la población adulta, por lo tanto, es fundamental que se puedan tener datos de eficacia y efectividad en las diferentes poblaciones”.

Sin embargo, la doctora opina que la priorización fue la correcta, ya que se implementó “la vacuna en los que tienen mayor riesgo de contagio, que es personal sanitario y los de más riesgo de morir, adultos mayores y personas con comorbilidades, y aquellos que no pueden hacer cuarentenas o en aislamiento como son las personas que están en regimiento o en la cárcel y todos ellos ya han sido vacunados”.

El peligro de no explicar

El exceso de información respecto a la pandemia y la escasa preocupación de los padres por explicarle a los niños su significado, es otro de los elementos que la psicóloga Fiedler considera preocupantes.

Es debido al “ninguneo” de los niños que “mientras nosotros creemos que los niños no entienden ciertas cosas y nos ahorramos el explicar, entonces el niño interpreta su realidad según la respuesta que tenga del padre y el entorno”, explica la especialista.

“Si yo como niño veo una noticia donde dicen que está quedando la embarrada en el mundo y hay que usar mascarilla y le pregunto a mi papá ‘por qué está pasando eso’ y el papá dice ‘no, no es nada’, genera una disonancia cognitiva”, ejemplifica.

La frase “el niño no entiende”, dice, es peligrosísima porque provoca que el niño tome la responsabilidad por sí mismo. Esto, ha provocado miedos irracionales en los menores, “a mi me ha tocado ver, cuando empezaron a dar más permisos, niños que tenían crisis en la calle porque les daba miedo el contacto con la gente, porque habían escuchado en la tele que el contacto podía contagiar, entonces se hicieron la idea de que si tocan a alguien se podían morir, porque tampoco tienen la información bajada de los padres”. 

“Los niños son el fiel reflejo de sus padres, mientras que hay niños que entienden de conceptos como autocuidado y normalizan el uso porque tienen padres que les han enseñado y educado respecto a lo que es el Covid-19 no debería haber ningún problema”, añade Fiedler.

Modalidad online

La falta de contacto con otro niños y la implementación de la modalidad online provocó menor autonomía y abuso de las pantallas, lo que genera también “grandes malestares en el desarrollo, problemas de sueño, entonces claro es un malestar generalizado”, enfatiza la psicóloga.

Respecto al proceso adaptativo, Sofia Fiedler, advierte que existe un cambio en “el rol de la pantalla, antes era solo de entretenimiento, ahora es una responsabilidad y es muy difícil que un niño aprenda o retenga una clase por más de media hora”. 

“A un niño le va a costar retener, a un niño de cuatro años no lo puedes tener en una especie de pre kínder online eso es un hecho, pero a un adolescente le provoca una frustración terrible. Además se pierden un poco los roles. Nos tuvieron que meter un poco el futuro a presión. Entonces claro el proceso adaptativo ha sido muy difícil”, mencionó. 

Desde su vereda, Educación 2020 ha generado la campaña que se llama “Emociones Primero” que incluye guías para el equipo directivo, para equipo psicosociales, equipo docentes y también para las familias para desarrollar mejores prácticas y actividades para facilitar el resultado socioemocional sea más elevado. 

Jorge Ibáñez, subdirector de Política Educativa de Educación 2020, afirma que la conectividad será fundamental para el proceso formativo de los y las estudiantes siendo algo que se debe asegurar, así como el acceso a dispositivos que permitan mantener el proceso formativo.

Lacalle menciona que desde la fundación están intentando promover en las escuelas tengan más actividades asincrónicas es decir, que primen que estudiante haga un proyecto que pueda desarrollar durante la semana y que pueda ser retroalimentando de vez en cuando por el profesor.

Para ello, Ibáñez subraya que es “importante brindar a los docentes condiciones y herramientas metodológicas para que puedan mantener el proceso formativo a distancia y en relación al proceso de apertura de los establecimientos educativos es necesario mirar el panorama completo”.

“Sabemos que la educación presencial no es reemplazable por la educación a distancia finalmente, y cumple un papel fundamental en el desarrollo cognitivo como socioemocional de los y las estudiantes. Hay que hacer una evaluación del panorama completo y priorizar la apertura de establecimientos educativos por sobre otros espacios menos esenciales siempre teniendo en cuenta condiciones mínimas y los factores epidemiológicos”, enfatizó. 

Franja horaria 

La senadora Marcela Sabat señala que la exclusión de los más jóvenes de la franja horaria para hacer deporte es “una señal potente de que los niños no están al centro de la toma de decisiones. Es un error que se enmendó, pero que también muestra que los niños no están en el centro y eso creemos que es importante relevar en pandemia”.

Es por esto, que la senadora de Renovación Nacional ha impulsado un proyecto para implementar una franja horaria para que los niños puedan salir. “Hoy día se han generado muchas decisiones adultocentristas que generan un daño a los niños cuando no se les toma en cuenta y queremos que eso se traduzca en un plan de protección a la infancia en tiempos de pandemia”, menciona. 

Parte de las medidas incluyen limitar los horarios de conexión, menor carga en tareas que han autoimpuesto las instituciones educacionales y darle mayor preponderancia en el desarrollo del aprendizaje a materias como arte, la música, el teatro y el deporte. 

Con este propósito se generará una mesa de trabajo que pueda abordar los diferentes problemas que enfrentan los niños y niñas en el período de pandemia, generar soluciones y políticas públicas que vayan en dicha dirección. 

Respecto a la franja de la niñez se está evaluando retrasar el inicio de clases a las 9:00 am, para poder aprovechar la banda “Elige Vivir Sano”, agregar una nueva hora deportiva en la tarde o generar un permiso de 30 minutos para la salida de los niños.

“Es una decisión que debe tomar la autoridad sanitaria y somos muy responsables al generar las recomendaciones tomando en cuenta que son ellos los que deben tomar la decisión final”, enfatizó Sabat.

Al respecto, la psicóloga Sofía Fiedler recalca que “los niños no salen solos, salen con los padres, los padres se juntan entre ellos, los niños no tienen medidas de protección, los padres tienen conductas súper poco cuidadosas con respecto al contagio, es cosa de ver las cifras hoy en día, entonces los niños salen perdiendo”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO