Publicado el 15 noviembre, 2020

El nuevo caso que confirma el nexo del tráfico de drogas y armas con la violencia rural en la Macrozona Sur

Autor:

Emily Avendaño

Cada vez cobran más fuerza las investigaciones que permiten establecer vínculos entre los delitos de tráfico de drogas y tráfico de armas y municiones con las organizaciones que promueven la violencia en el sur del país, principalmente en las provincias de Malleco (La Araucanía) y de Arauco (Biobío). La más reciente permitió la detención de cuatro hombres por el tráfico de 150 cartuchos calibre 44×40 y 400 cartuchos calibre 38. Dos de los imputados por estos delitos, además fueron formalizados por tráfico de estupefacientes al comprobarse que eran proveedores de cannabis sativa que era distribuida en la comuna Padre de las Casas.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El mismo día que el padre Sebastián Daniel Queipul Marillán (48) y el hijo Daniel Eladio Queipul Pallaleo (22), fueron imputados por el delito de tráfico ilícito de municiones y tras quedar en prisión preventiva se les informó que menos de 24 horas después, el 9 de noviembre, serían formalizados de nuevo: esta vez por tráfico de estupefacientes. 

En la segunda imputación se les sumó una tercera integrante del grupo familiar, la esposa y madre, respectivamente, Luz Marisel Pallaleo Catrío, quien también quedó en prisión.

El clan forma parte de la comunidad de Temucuicui, una zona que en el último tiempo ha cobrado notoriedad por ser la cuna de Camilo Catrillanca -ayer se cumplieron dos años de su muerte durante un operativo de Carabineros- y por ser un área cerrada no solo a la visita de los forasteros, sino de las autoridades.  

Un ejemplo de esto último es que el ex ministro del Interior, Víctor Pérez, afirmó que durante las pesquisas hechas para dar con los responsables de la quema de 15 camiones en el sector de Los Sauces el 9 de octubre; PDI y Carabineros fueron atacados a tiros al interior de Temucuicui al incautar una camioneta presuntamente utilizada en ese atentado. 

“Fue en horas de la madrugada. Lo importante es que se encontró evidencia muy significativa, por lo pronto uno de los vehículos que operó en el atentado terrorista de ayer, armamento muy significativo, recursos económicos, drogas y otros elementos que nos van a permitir seguir adelante con el proceso investigativo y que nos llevará a descubrir a los autores”, describió Pérez, en una visita a Angol hecha el 10 de octubre.

Queipul es un apellido común en esa comunidad. Víctor Queipul, lonko de Temucuicui Autónoma, se llama así, al igual que Mijael Carbone Queipul, werkén de la comunidad Temucuicui Tradicional -y quien ahora recibe críticas de los grupos más radicales y es considerado “traidor” por desarrollar una actividad forestal-. Al clan familiar de los Queipul Pallaleo en particular se le investigaba desde hace varios meses, por tráfico de drogas, tráfico de armas y otros delitos en un proceso llevado a cabo por la Fiscalía de Alta Complejidad de Collipulli.  

Según el ente persecutor, en lo referido a la indagatoria por drogas; Pallaleo Catrío, Queipul Marillán y su hijo Queipul Pallaleo eran los proveedores de cannabis sativa de una pareja que posteriormente distribuía la sustancia en la comuna de Padre Las Casas.

La familia Queipul Pallaleo mantenía la droga en su domicilio, ubicado al interior de la comunidad Temucuicui, comuna de Ercilla. De acuerdo con lo relatado por la Fiscalía, el 30 de junio de 2020, Bernardita Gutiérrez Gutiérrez los contactó para pactar la compra de un kilo y 255 gramos de marihuana. Ella y su pareja, Armin Uribe Uribe, a su vez llamaron a Erwin Pérez Leyton para viajar a retirar el producto. Las indagatorias comienzan cuando el 1 julio de 2020, ambos hombres concurrieron a bordo de una camioneta a encontrarse con Queipul Marillán, en la comuna de Ercilla, para buscar la droga. No obstante, fueron sorprendidos por personal de la Brigada del Crimen Organizado de la PDI durante un control en la Ruta 5 Sur, ya con la cannabis en su poder .

Para julio 2020, en la Macrozona Sur del país se había incautado el doble de la cantidad de drogas que se decomisó durante todo 2019. En Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos se confiscaron 1.314.578,61 gramos, entre cannabis y cocaína, durante los primeros siete meses del año. En esas mismas regiones se incautaron 653.988,73 gramos en todo 2019. Las cifras, además, representaban un aumento de 101%, cuando aún faltaban cinco meses para el final de 2020.

El subprefecto Mauricio Jorquera, jefe de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado (Brianco) de Concepción, explicó en un reportaje previo a El Líbero, que la siembra de cannabis se produce principalmente en las zonas rurales, y agregó que son comunes los cultivos indoor, sea que se hagan en el campo y se cubra la siembra con una lona o dentro de un galpón. “También pueden hacer mini laboratorios al interior de los domicilios, con luces que reemplazan la luz solar, y hacen crecer más rápido la planta. Con ese proceso algunos traficantes minoritarios cultivan cannabis sativa principalmente, algunas de raza que tienen mayor poder alucinógeno y posteriormente la comercializan”, aseveró Jorquera.

El mismo fin de semana en que esta familia fue detenida trascendió que la policía italiana incautó en el puerto de Gioia Tauro, en Calabria (sur), 932 kilos de cocaína, casi pura, que estaban escondidos en un contenedor con mejillones congelados que viajaban a bordo de una embarcación bautizada como Arica. El barco había hecho una parada en Coronel, región del Biobío, antes de continuar su recorrido a Italia. 

El cargamento habría aportado al mercado de la droga “unos 186 millones de euros”, según estimaciones de la policía italiana, alrededor de 166 mil millones de pesos.

La coincidencia en este caso es que 83,9% del total de los decomisos de drogas en el sur hasta el mes de julio fueron hechos en la región del Biobío. Esta cifra se abultó gracias a la detención en junio del activista pro mapuche Emilio Berkhoff en un operativo en el que se desbarató una red de narcotráfico y se incautaron más de 800 kilos de pasta base de cocaína. De los 1.102,9 kilos de estupefacientes decomisados en el Biobío hasta julio, 823 kilos corresponden al cargamento con el que fue hallado Berkhoff, cuya detención avivó el debate sobre los vínculos entre el tráfico de drogas y las organizaciones que promueven la violencia en el sur del país.

Con armas de alto calibre

Sebastián Queipul Marillán y Daniel Queipul Pallaleo fueron detenidos la tarde del 7 de noviembre junto a otros dos hombres: Eduardo Lautaro Cole González (62) y Gustavo Aarón Alarcón Reyes (25), por el delito de tráfico de municiones.

De acuerdo con la Fiscalía, desde hace alrededor de tres meses Alarcón Reyes se dedicó a adquirir de manera ilícita municiones de diversos calibres, “por encargo de sujetos domiciliados en sectores rurales de la comuna de Ercilla”. 

Su teléfono estaba intervenido por las autoridades, y así fue como se estableció que ese sábado se había coordinado con Queipul Pallaleo para la compra de cartuchos de proyectiles balísticos.

Alarcón Reyes primero llamó a un sujeto con quien coordinó la adquisición de municiones de armas de fuego de diversos calibres, señalando expresamente calibre 38 y calibre 44×40. Él reside en Collipulli por lo que agregó que viajaría a buscar dichas municiones a Angol, para concretar la adquisición aproximadamente a las 16:00 horas. 

Es entonces que llama a Queipul Pallaleo y le pregunta si aún requiere “esas cuestiones que había dicho” (las municiones). Otra prueba que utilizó la Fiscalía es una tercera llamada de Alarcón Reyes en la que se comunica con un tercero, para solicitarle que llegue con la munición antes de las 19:00 horas porque va a “quedar la caga’..”   por lo que se desprendió que las municiones iban a ser utilizadas ese mismo día en la comuna de Ercilla. De hecho, durante la formalización, el fiscal apuntó que tal como se señaló en la escucha telefónica esa tarde hubo disparos de desconocidos contra funcionarios policiales. 

Luego de la conversación con Alarcón Reyes, padre e hijo se movilizaron a bordo de una camioneta Toyota modelo RAV 4 -cuyo valor ronda los 20 millones de pesos- desde Ercilla hasta Collipulli, donde recogieron a Alarcón Reyes y se dirigieron los tres hasta Angol. En esa ciudad, a eso de las 16:40 horas Alarcón Reyes se reunió con el proveedor de las municiones quien resultó ser Eduardo Cole González. 

Conversaron al interior de un vehículo marca Audi, que se encontraba estacionado en la vía pública. A bordo del auto, Cole González le entregó a Alarcón Reyes un total de 150 cartuchos calibre 44×40 y 400 cartuchos calibre 38, a cambio de $600.000 en efectivo, monto que fue aportado por Queipul Marillán y Queipul Pallaleo, como destinatarios finales de las municiones. 

La operación fue interceptada por la Brigada Investigadora del Crimen Organizado de la PDI que decomisó los proyectiles, el dinero y los autos; y detuvo a los cuatro hombres.

El jefe de la Brigada Antinarcóticos de la PDI, Roberto Bolvarán, detalló que uno de los comuneros tiene “antecedentes por homicidio e infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado”. Agregó que “eran integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y munición, incautándoles la suma de 1.078 cartuchos de escopeta calibre 20, 400 cartuchos calibre 38, 150 cartuchos calibre 44 y una escopeta marca Browning calibre 20”; esto tras una orden de entrada y registro judicial al domicilio del dueño de la armería. Bolvarán finalizó diciendo que la munición “tenía como destino la comunidad de Temucuicui para su utilización inmediata”.

Cole González es dueño de una popular armería en Angol. Él mismo fue noticia en el año 2017 cuando se coronó campeón nacional de la categoría máster en tiro al platillo de la Federación Sur de Caza y Pesca de Chile. Para ese entonces, de acuerdo con lo reportado por el diario Las Noticias de Malleco, llevaba 10 años compitiendo y ya había alcanzado 6 campeonatos. 

Con esta detención la familia Queipul Pallaleo se suma a otras con alta connotación que han tenido lugar en el sur del país. En septiembre fue el turno de Patricio Colihuinca Sepúlveda (54) y sus hijos Wilson Colihuinca Aninao (30) y Oscar Colihuinca Aninao (27), a quienes el Ministerio Público imputó como autores del delito frustrado de homicidio; y los delitos consumados de robo con violencia e intimidación, porte ilegal de arma de fuego, daños simples, posesión ilegal de municiones, disparos injustificados en la vía pública y receptación. Estos comuneros de Cañete al ser detenidos el pasado 10 de septiembre fueron hallados con tres cargadores de fusil, con cartuchos convencionales y de guerra, un rifle calibre 22 (arma que registra denuncia por robo), un revólver Taurus y municiones.

Por ese tiempo también detuvieron a Miguel Ángel Torres Toro (24), formalizado el 15 de septiembre por robo, incendio, atentado contra la autoridad y porte ilegal de municiones. Hay información de que el primero es parte de la Resistencia Mapuche Malleco, mismo grupo que se atribuyó el incendio que afectó la propiedad de los padres del presidente de la DC, Fuad Chahin.

Otro detenido recientemente vinculado con armas de fuego de alto calibre es Carlos Cristopher Muñoz Salamanca (30) acusado el 30 de septiembre por el homicidio calificado del werkén de la comunidad We Newén Alejandro Treuquil Treuquil. En su caso, personal de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones lo sorprendió en la vivienda de Freddy Marileo Marileo, quien se encuentra en la cárcel de Angol acusado de homicidio. Muñoz Salamanca estaba escondido en un dormitorio bajo unas mantas y en el piso de la habitación donde estaba se halló una escopeta, una caja de 25 cartuchos de escopeta calibre 16 y una bolsa con 30,60 gramos de marihuana.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO