La agenda internacional del Ejecutivo se reactivó. El Presidente Sebastián Piñera arribó a Lima como invitado a la celebración del Bicentenario de la Independencia de la República del Perú y también para participar en el cambio de mando entre Francisco Sagasti y Pedro Castillo fijado para hoy miércoles 28 de julio a las 13:00 horas. Sin embargo, estos no son los únicos pasos fuera de las fronteras que tiene previstos el Jefe de Estado, ya que no se descarta que el Mandatario pueda retomar la gira a Europa, postergada en junio.

Uno de los objetivos principales de la visita al otro lado del océano sería lograr la modernización del Acuerdo de Asociación entre Chile y la Unión Europea que empezó a tramitarse en 2017. Según fuentes de Palacio, el Mandatario esperaría concretar citas con los representantes de Francia, Alemania, España e Italia antes de terminar su período. Asimismo, entre los planes del Presidente también está garantizar el suministro de vacunas contra el Covid-19 para todo el año 2022 y reunirse con las comunidades científicas de Inglaterra que están a la vanguardia en el estudio de nuevas cepas. Un legado en materia internacional que el Presidente busca concretar antes de entregar su banda presidencial el 11 de marzo de 2022.

A mediados de junio el Presidente intentó concretar la gira a Europa que finalmente decidió postergar debido al avance de la pandemia. En su momento, el Ejecutivo especificó que el periplo, incluía visitas y reuniones de trabajo con el papa Francisco; el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson; el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez; el rey Felipe VI; y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, además de diversas autoridades de Naciones Unidas en Ginebra, entre las que se contaba la exmandataria Michelle Bachelet. Y aunque no se ha hecho público cuando podría reemprenderse el viaje, se sabe que la mayoría de las autoridades de gobierno han reconfirmado la cita.

De momento, en Perú, el Presidente Piñera buscará establecer conversaciones con el nuevo gobernante del país vecino ante la importancia de las industrias y el intercambio comercial entre ambas naciones. Se trata de un viaje que durará poco menos de 48 horas, pero allí también aprovechará para sostener otros encuentros bilaterales, entre los que se incluye una cita con el rey de España, mandatarios latinoamericanos y europeos. En el proceso se especificó que el Mandatario cumplirá con todas las medidas sanitarias establecidas y realizará su cuarentena obligatoria apenas aterrice el avión, cerca de las 21.00 horas del mismo miércoles.

Por medio de un comunicado, desde el Gobierno aseguraron que la visita a Lima, «además de las relaciones históricas y de ser países vecinos, Chile y Perú poseen una larga e importante relación bilateral. El intercambio comercial entre ambas naciones fue de US$2.612 millones en 2020 y Perú es el segundo socio comercial de nuestro país en la región. Las inversiones de Chile en Perú registran un incremento constante durante la última década, lo que ha hecho que este país se transforme en el segundo destino de los capitales chilenos, con un total acumulado de US$ 19.970 millones. Actualmente, existen cerca de 400 empresas chilenas que desarrollan alrededor de 800 proyectos en Perú».

Los desafíos del Acuerdo de Asociación

El 30 de noviembre de 2020, el canciller Andrés Allamand viajó a Europa y se reunió con el alto representante de la Unión Europea, Josep Borrell para conversar sobre la última etapa de modernización del acuerdo comercial con el bloque. Asimismo, lo hizo con el Comisario de Comercio, Valdis Dombrovskis y con la comisaría de Energía, Kadri Simson, con quien habló sobre la diplomacia del hidrógeno verde. En temas de sustentabilidad, se reunió con el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius para rectificar el compromiso de Chile con la conservación de dichos espacios.

Los esfuerzos por fortalecer las relaciones internacionales no son nuevos. En 1964, se registró el primer acercamiento diplomático entre la UE y Chile y en 2002 se suscribió el Acuerdo de Asociación entre ambos con el fin de fortalecer el diálogo político, relación comercial y cooperación. En 2003 entró en vigencia y en 2017 se aprobó el presupuesto para la modernización del tratado. La instancia ha contemplado rondas políticas, comerciales y decenas de videoconferencias. En mayo de 2021, finalizaron las diez rondas de negociaciones en el área comercial donde se trataron temas de subsidios, propiedad intelectual, energía, movimientos de capital y acceso a mercados. Aunque existe el diálogo, desde Palacio dicen que «se necesita un compromiso muy fuerte» de los cuatro grandes, en alusión a Francia, Alemania, España e Italia para lograr modernizar este pacto, lo que haría necesaria la intervención del Jefe de Estado.

Sobre el tema, el director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, Jorge Sahd asegura que “hay una voluntad política de concretar la modernización de este acuerdo entre Chile y la UE que entró en vigencia en 2003 y que fue un punto de inflexión en la apertura comercial chilena porque a partir de este acuerdo se rigieron otras negociaciones comerciales relevantes como con Estados Unidos o China que demostró también esta reputación internacional que comenzó a construir Chile basada en la apertura al exterior y comercial”. 

Asimismo, Sahd considera que debido al escenario geopolítico entre Estados Unidos y China, se refuerza la necesidad de Chile de diversificar sus exportaciones. “Cuando uno ve los beneficios de este acuerdo, desde que se firma en 2003 hasta la fecha, el comercio entre la UE y Chile se duplicó creciendo a tasas cercanas del 5% anual y hoy de las más de 8.000 empresas exportadoras chilenas, cerca de 2.500 exportan a la Unión Europea. O sea, hay oportunidades, impacto y, considerando los cambios en la economía global, se hace necesario lograr concretar la firma de la modernización”, enfatiza. 

La pandemia y las RR.II

El Mandatario buscará afianzar, además, la relación con la comunidad científica inglesa que actualmente se encuentra estudiando las posibles variantes nuevas de Covid-19. Dentro del control de la crisis sanitaria, también buscará abastecer y asegurar una cantidad suficiente de vacunas para el 2022, aun cuando ya haya terminado su gobierno.   

Los esfuerzos para controlar el avance del Covid-19 no solo han sido con la UE. Hace menos de una semana, el ministro de Salud, Enrique Paris, el ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit y el titular de Economía, Lucas Palacios se trasladaron hasta Antofagasta para visitar el terreno en el que podría instalarse la fábrica de vacunas de Sinovac. Y es que desde el Gobierno han estado en conversaciones con los científicos chinos para resguardar el abastecimiento y producción de vacunas en el país. El lunes, el Mandatario recibió en La Moneda al vicepresidente de Sinovac, Weining Meng y al encargado de negocios internacionales de Sinovac, Zijian Tang. 

Desde el mes de junio, cuando se suspendió la gira Europea luego de que toda la Región Metropolitana entrara a cuarentena, los nuevos casos confirmados en Chile han disminuido en un 79%, empujando la caída de ingresos de pacientes a las Unidades de Cuidados Intensivos, y los fallecimientos asociados a la enfermedad. Además, el país se mantiene entre los primeros lugares de países en el mundo con la mayor cantidad de personas vacunadas con dos dosis y, con la excepción de Uruguay, es el país suramericano con la mortalidad más baja a causa del virus.

El manejo en la pandemia también ha sido reconocido por figuras internacionales. Según la última encuesta Ipsos, Chile es el país de Latinoamérica que mejor ha manejado la crisis sanitaria y el proceso de vacunación en lo que va de la pandemia de Covid-19. El catastro, que fue realizado a líderes de opinión de la región, asegura que  en comparación a septiembre de 2020, la nación incrementó en 33 puntos su manejo y pasó del puesto cinco, al primero.

Otro de los puntos que destacó la encuesta fue la aprobación del presidente Sebastián Piñera, que pasó de ocupar el tercer lugar, al segundo en el ranking de aprobación presidencial. El Mandatario solo es superado por el Jefe de Estado de Uruguay, Luis Alberto Lacalle.

 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta