Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 31 de julio, 2019

El intento frustrado de la izquierda para evitar que Micco asumiera en el INDH

Autor:

Bastián Garcés

En medio de una cuestionada gestión, la directora saliente del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Consuelo Contreras, trató de asegurar los votos para su reelección, sin embargo no logró hacerlo. Esto motivó que postulara los nombres de Salvador Millaleo y Yerko Ljubetic, quien finalmente fue el candidato del sector. Tras su derrota, el ex ministro del Trabajo calificó la elección de Micco como una situación «irregular», a pesar de que el abogado DC contó con el respaldo de la mayoría del consejo.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La elección de Sergio Micco como nueva cabeza del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) se comenzó a sellar a principios de mes. Específicamente a partir del 1 de julio, día en que el período de la entonces directora del organismo Consuelo Contreras, cercana a la izquierda, terminaba por lo que comenzó a realizar gestiones para obtener los votos suficientes para asegurar la reelección. Intentos que fueron infructuosos.

Según comentan desde el interior del organismo «era obvio que Contreras no tenía los votos». Esto motivó que durante el fin de semana la directora planteara la posibilidad de postular a Salvador Millaleo para la continuidad del sector. El abogado de la Universidad de Chile es militante del Partido Socialista, colectividad que apoyó su postulación al organismo como miembro designado por la Cámara Alta a fines de 2019. De hecho, tras su elección, el senador Alfonso de Urresti afirmó a Radio Universidad de Chile: «Es una voz experta y representativa de un mundo que debe estar presente en el INDH».

El abogado socialista además ha trabajado en centros de pensamiento del sector. Fue director del Programa de Derechos Indígenas de la Fundación Chile 21 -fundada por Carlos Ominami-, y coordinador del Programa Indígena del Instituto Igualdad, think tank ligado al Partido Socialista.

No obstante, esta opción tampoco logró suscitar los apoyos necesarios. Fue en este momento y ya asumiendo la derrota del lunes que el sector optó por postular a Yerko Ljubetic para competir contra la «disidencia» del organismo. El ex ministro, de hecho, representa una mirada más a la izquierda que Contreras.

Ljubetic fue un destacado dirigente de la DC en los 80, presidió la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile durante los años ’80, apoyó la fallida candidatura presidencial de Gabriel Valdés y fue ministro del Trabajo y Previsión Social de Chile de Ricardo Lagos, entre 2005 y 2006,

Con el paso de los años el abogado se fue acercando a posiciones más de izquierda y al Frente Amplio. Un proceso que llevaría a la renuncia del abogado a la Democracia Cristiana en 2013 para apoyar la postulación a diputado de Francisco Figueroa (Izquierda Autónoma). Esta aproximación finalmente desembocó en que el ex DC se uniera a las filas del Movimiento Autonomista, agrupación que a principios de este año confluyó junto a otros colectivos del FA para crear Convergencia Social. En dicho partido, Ljubetic comparte espacio con figuras como Gabriel Boric, Jorge Sharp y Gael Yeomans.

Es necesario abordar temas como el Sename, salirse del monotema de la violencia policial y ampliar la agenda. Está el tema de tercera edad, las listas de espera Auge, presos, brecha de ingresos por género. Temas urgentes hay muchos, se trata de buscar abordarlos todos», señala el consejero Eduardo Saffirio a El Líbero.

Fue Ljubetic quien finalmente perdió la elección para encabezar el organismo de DD.HH. contra su antiguo compañero de militancia en la Democracia Cristiana y de movilizaciones estudiantiles en los ’80 Sergio Micco, en la sesión del lunes. El ex director del Centro de Estudios del Desarrollo (CED) obtuvo 6 votos contra el frenteamplista, quien logró el apoyo de 5 consejeros del INDH.

Sin embargo el resultado de la elección fue cuestionado por el propio Ljubetic quien afirmó, mediante un comunicado, que la elección de Micco «se produjo tras un acuerdo entre la derecha y la Democracia Cristiana en torno a un tema tan sensible como los Derechos Humanos, lo que tiene un alcance político absolutamente reprochable«. El ex ministro del Trabajo también criticó la normativa que rige al organismo y señaló que «la integración del directorio no permite dar cuenta de las diversidades y sensibilidades que hay entorno al tema de derechos humanos en nuestro país, y genera una situación tan irregular como que una visión de centro derecha encabece el Instituto«. Y advirtió: «Estaremos atentos a los cambios en el organismo para que no se produzcan grandes retrocesos, ya que, tras esta elección, se buscará reducir la importancia e incidencia del INDH en materia de derechos humanos, en sintonía al actual gobierno».

No fue la única crítica de la izquierda a la elección del ex director del CED como máxima autoridad del organismo. Sectores del Partido por la Democracia, el Partido Socialista y el Frente Amplio también cuestionaron a Micco. La diputada del PPD Andrea Parra aseguró que «al final de derecha se salió con la suya. Movió sus piezas y consiguió remover a Consuelo Contreras como directora del INDH«. Opinión que no consideró que Contreras no fue removida, sino que expiraba su período. La PPD, además, aseveró que la ex cabeza del INDH «siempre fue una piedra en el zapato para el Ejecutivo en materia de política migratoria. Y aquello provocó una operación que claramente involucró al gobierno y a otros actores«.

En tanto, en el PS fue la presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, Emilia Nuyado, quien apuntó que el abogado DC es «una persona que se encuentra en el centro de la política y, por lo tanto, tiende a no trabajar con la fuerza que lo hizo la directora Consuelo Contreras«. La representante socialista afirmó también que «ese es un temor de lo que pudiera ocurrir. Alguien que está más cerca, alguien podría llegar fácilmente a mayor acuerdo y así, tal vez dejar más tranquilo al Gobierno«.

Mientras en el Frente Amplio, el que lanzó dardos contra el recién asumido mandamás del INDH fue el senador de Revolución Democrática Juan Ignacio Latorre quien también suscribió a la tesis de que el organismo era molesto para el gobierno pero «sobre todo en ciertos sectores parlamentarios que tuvieron una estrategia para debilitar a Consuelo Contreras«, y aseveró que «generaron las condiciones de un cambio y finalmente, se creó un pacto entre la derecha y los consejeros vinculados a la DC para elegir a Sergio Micco«.

Esta tendencia que tiene la centroizquierda de inventarse derrotas, a mí me preocupa», dijo ayer Osvaldo Andrade (PS) al criticar los cuestionamientos a Micco.

Estas críticas llevaron a que el mismo Micco saliera a aclarar su rol en materia de derechos humanos y señalara que «la gente que votó por mí sabe que me echaron de la universidad peleando por los derechos humanos, estuve en la cárcel de Talcahuano, de Concepción, en la Penitenciaría. Y en este caso como director del Instituto represento a todos los chilenos y chilenas».

La situación fue tal que incluso un dirigente de la centroizquierda como Osvaldo Andrade (PS) tuvo que poner paños fríos y afirmó que «esta tendencia que tiene la centroizquierda de inventarse derrotas a mí me preocupa». «Tengo la mejor opinión de Sergio Micco en este plano y no veo razón alguna para que la derecha celebre con tanta efusividad«, agregó el ex diputado quien también afirmó que el nuevo director «va a representar un consejo donde está expresada cierta diversidad«.

Este último punto es un elemento que desde el interior del organismo destacan que influyó en la elección de Micco. El consejero Eduardo Saffirio comenta a El Líbero que el triunfo del abogado DC responde a una «institución que adolece de falta de pluralismo». «No se entiende que los derechos humanos son un piso mínimo para cualquier sociedad democrática y civilizada», explica el ex diputado quien afirma que «eso incluye a la derecha y al centro».

El miembro de la entidad además sostiene que con el ex director del CED a la cabeza se intenta «abordar temas como el Sename, salirse del monotema de la violencia policial y ampliar la agenda. Está el tema de tercera edad, las listas de espera Auge, presos, brecha de ingresos por género. Temas urgentes hay muchos, se trata de buscar abordarlos todos«.

Una agenda que el nuevo director del organismo ya comentó en entrevista con Cooperativa en donde afirmó que sus prioridades serán en primer lugar los extranjeros -anunció un viaje a Chacalluta-, seguido por los pueblos originarios sobre los que señaló que «hay una parte importante del pueblo mapuche que se está sintiendo cada vez más excluido». Mientras que el tercer y cuarto eje serán respectivamente los niños y las mujeres «que sufren discriminaciones».

El controvertido paso de Consuelo Contreras por la dirección del INDH

Poco más de año y medio duró en el cargo Consuelo Contreras quien asumió tras la polémica remoción de su antecesor Branislav Marelic y dejó el puesto en medio de cuestionamientos por su rol en la crisis de migrantes venezolanos en el norte. A principios de este mes la Corte de Apelaciones de Iquique acusó al INDH de manipular el ingreso de 20 ciudadanos del país petrolero, a través de funcionarios del organismo que cruzaron hacia Bolivia para recomendarles solicitar asilo en vez de pedir ingresar a Chile como turistas. En el texto publicado el 5 de julio, el tribunal consideró que el instituto usó sus facultades de manera irregular, «tendiente a encuadrar las circunstancias, como si fueran constitutivas a una petición de asilo«.

Ese mismo día, en la frontera de Arica con Tacna el organismo vivió otra polémica. A las 20:50 horas, funcionarios del INDH intentaron que otro venezolano pidiera asilo político. Esta vez fue Carabineros quienes detectaron que miembros del instituto, a bordo de un vehículo con el logo institucional de la entidad, ingresaban al país cerca del paso de Chacalluta. Los efectivos solicitaron detener la marcha de la camioneta, sin embargo los ocupantes no obedecieron la orden y se dirigieron raúdamente a las oficinas del complejo fronterizo. En ese lugar, se presentaron la directora (s) del INDH de Arica, Ximena Ostria Gallardo, y el ciudadano venezolano Josue Joanan Niño Delgado, quien solicitó refugio argumentando que su vida corría peligro luego de renunciar al ejército de Venezuela.

Esto motivó que las diputadas de Renovación Nacional, Paulina Núñez y Camila Flores, solicitaran la renuncia de Contreras por el manejo que había realizado de la crisis migratoria. Las legisladoras argumentaron que el instituto «debe velar por los derechos humanos de todas las personas, en este caso de los migrantes dentro de nuestro territorio, pero ya van dos fallos de Cortes de Apelaciones del norte de nuestro país, manifestando que el INDH ha incurrido en una negligencia manifiesta e inexcusable de sus funciones«.

Aunque no ha sido la única polémica que la directora saliente del Instituto Nacional de Derechos Humanos enfrentó durante su gestión. Casi quince días antes de que la Corte de Apelaciones de Iquique cuestionara el actuar del organismo en materia migratoria, Contreras fue demandada por la Asociación de Funcionarios del INDH por prácticas antisindicales contra cinco miembros de la agrupación.

La ex directora también tuvo críticas dentro del mismo consejo por su gestión. Una de ellas quedó consignada en las actas del INDH de las sesiones 481 y 482 del organismo, realizadas el 20 y 27 de mayo de este año respectivamente. En las que el ex director del organismo, Branislav Marelic, cuestionaba falta transparencia y rapidez con que se subían los registros de las reuniones.

«El consejero Marelic indica que recién se están firmando actas del mes de enero y que en la página web solo están subidas las actas hasta el mes de diciembre«, se lee en texto del 20 de mayo, en donde además señala que Marelic «considera que es un retardo injustificable y solicita que quede consignado su reclamo en el acta». En la sesión siguiente, el ex director del organismo volvió a insistir en este punto y recordó que «a la secretaría de actas de su dirección, y a él mismo, se le hacían críticas infundadas e injustas sobre las actas, hoy quienes levantaban esas críticas guardan silencia ante hechos que consideran más preocupantes, especialmente, por la falta de publicación de las actas por la cantidad de meses señalada».

Aunque probablemente la mayor polémica que enfrentó fue su designación como directora del INDH, que se produjo en enero del año pasado. Contreras reemplazó a Branislav Marelic tras una tensa sesión en la que se acuso al antiguo mandamás del organismo por notable abandono de deberes, mientras Marelic encabezaba la redacción del informe del Sename. Texto que no estuvo exento de polémicas y sobre el cual Contreras puso muchos reparos.

Bajo este contexto, Contreras asumió las riendas del organismo, en medio de críticas de Marelic quien aseguró: «No tengo duda que mi despido es porque me metí con el Sename». Esta situación escaló hasta la justicia chilena e, incluso, una ONG dedicada a temas de infancia presentó un recurso a la Alianza Global de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (Ganhri, por su sigla en inglés), órgano que colabora con las Naciones Unidas en la acreditación de los Institutos de DD.HH. del mundo -de acuerdo a los Principios de París- para que se pronunciara sobre la destitución de Marelic. En una instancia en la que el INDH corrió el riesgo de perder su máxima categoría de acreditación, clase A, que ostenta desde 2013, y descender a la categoría B, que en Latinoamérica solamente tienen Venezuela y Honduras.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: