Mientras el martes la bancada de diputados de Chile Vamos anunciaba una acusación constitucional contra la ministra de Justicia Marcela Ríos, varios diputados de la coalición criticaban internamente que se “quedaron cortos”. En las horas previas se había instalado un intenso debate en RN y la UDI, respecto a si al menos se debía anunciar el estudio de una acusación contra el Presidente Gabriel Boric.

El debate ha desnudado dos almas al interior de Chile Vamos: quienes creen que la coalición tiene que tomar un rol opositor más duro y recuperar el terreno perdido ante el Partido Republicano, y la postura de quienes creen que ese rol no puede significar ir en contra de la figura presidencial.  

La defensa de la institución presidencial

En la UDI, el tema se ha tomado el debate tanto interno como público. Esta semana -en el almuerzo de bancada del martes- hubo una fuerte presión de algunos diputados por no quedarse en una acusación solo contra la ministra de Justicia.

Quienes defendieron esta postura, argumentaron que si ya el indulto era complejo, las declaraciones del Mandatario cuestionando un fallo judicial y la respuesta de la Corte Suprema, no daban espacio para dobles interpretaciones, dejando servida sobre la mesa la posibilidad de un libelo acusatorio contra Boric. En la instancia incluso, el diputado Juan Manuel Fuenzalida presentó una minuta que contenía algunos argumentos jurídicos para iniciar el análisis de una acusación.

Los diputados que presionaron por esta opción plantearon además que esta era una forma de retomar el rol opositor que le corresponde a la UDI y la agenda contra la delincuencia, aprovechando además, que el Partido Republicano estaba enfocado en una acusación contra el ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson. “Es la posibilidad de que la UDI vuelva a ser la UDI”, fue uno de los argumentos.

Sin embargo, esta postura fue resistida por el jefe de bancada Jorge Alessandri y los diputados Juan Antonio Coloma y Guillermo Ramírez, entre otros. Quienes han participado de estos debates, aseguran que Alessandri planteó que ir por el Presidente, aunque sea pensando en que no se va a ganar una acusación, es romper con la máxima democrática que el partido defendió durante el gobierno de Sebastián Piñera y que dice que un Presidente democráticamente elegido debe siempre terminar su mandato.

Incluso se planteó que abrir esta puerta, era caer en el error de países latinoamericanos, utilizando de ejemplo lo que sucede en Perú.

«Entendemos que es una medida muy gravosa, que es una facultad que tiene el Congreso contra los ministros de Estado y también contra el Presidente de la República. Pero en esta oportunidad, creemos que lo más prudente es ejercerla contra la ministra» sostuvo Alessandri en el Congreso.

Otros líderes del partido también se han sumado a esta postura, como el ex ministro Jaime Bellolio, quien debió enfrentar una acusación constitucional contra el Presidente Piñera cuando él era vocero de gobierno. “Nosotros no podemos sumarnos al club de los países en los cuales los Presidentes no terminan su mandato”, dijo en el podcast Política para Adultos, de El Líbero.

RN encarga estudio de los méritos jurídicos

En RN el debate también se tomó las reuniones de bancada. En el partido hay sectores que creen que al menos se debe anunciar el estudio de la acusación como una forma de mostrarle al Gobierno que no pasarán por alto que “se juegue” con el tema de la delincuencia. Incluso esta idea fue planteada por Mario Desbordes, quien llegó el martes al Congreso para reunirse con la directiva y algunos parlamentarios.

En la bancada del partido, en tanto, el punto habría sido planteado por varios diputados entre ellos Miguel Mellado, Frank Sauerbaum y Catalina del Real.

Ante esto el secretario general del partido, Diego Schalper, habría encargado un estudio de los méritos de una acusación, tarea que se le encomendó a los diputados Mellado y Sauerbaum.

«En las ultimas décadas no se había visto jamás a un Presidente cuestionar al poder judicial e indultar. Amerita lo que estamos estudiando en este momento que es una acusación contra el Presidente. Somos varios los disputados RN que estamos por acusar al Presidente constitucionalmente”, aseguró la diputada Del Real.

«Si bien se zanjó que la acusación por ahora es contra la ministra de Justicia, en la bancada estamos estudiando los méritos para una acusación contra el Presidente Boric», complementó Mellado.

La bancada ya contactó a dos abogados constitucionalistas y la idea es discutir el próximo martes los pro y contras de iniciar una acusación contra el Mandatario.

La presión de Republicanos

El Partido Republicano, en tanto, se adelantó a los partidos de Chile Vamos y anunció ayer que estudiará una eventual acusación contra Boric. Al interior del partido generó ruido haber salido anunciar el martes una acusación contra el ministro Giorgio Jackson, mientras los ojos estaban puestos en la ministra de Justicia y en el propio Presidente.

En la colectividad han defendido que las acusaciones deben cumplir un protocolo, sin embargo, con los antecedentes a la vista, hay quienes consideran un error no haber marcado el punto de Boric.

Durante el día la bancada anunció que ya está estudiando un libelo acusatorio contra el Mandatario. Así lo confirmó el diputado José Carlos Meza, quien explicó que le pidieron a sus asesores un estudio de los antecedentes, tal como se hizo en el caso de Giorgio Jackson y la ex ministra del Interior, Izkia Siches.

Con esto, desde el partido le metieron presión a Chile Vamos, a quienes acusan de no dar respaldo cuando tienen que hacer responder al Gobierno. El tema complica especialmente en la UDI, donde creen que esta vez sí podrían quedar en una posición difícil dado los antecedentes que han ido surgiendo.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta