Publicado el 8 febrero, 2021

El guerrillero influencer que informaba a La Habana sobre Chile

Autor:

Emily Avendaño

Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel, era descrito como “el Kardashian del ELN” por su perfil “extremadamente mediático”. Tenía a su cargo una estructura clandestina denominada “colectivos virtuales”, a través de los cuales captaba adeptos para la guerrilla y los convertía en replicadores de los mensajes que colgaba en redes sociales. Fue abatido en un operativo militar en Colombia y en sus archivos hallaron correos electrónicos enviados a los líderes del comando central del grupo subversivo, apostado en Cuba desde 2019.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El guerrillero del Ejército de Liberación Nacional, Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel, no tenía complejo en hacerse visible a través de las redes sociales. Tampoco le causaba problema incorporar su número teléfono celular en los comunicados de prensa de la guerrilla para ser contactado directamente por los periodistas -efectivamente contestaba-, y era dado a conceder entrevistas a los reporteros en la propia zona selvática del Chocó, en Colombia, donde tenía su centro de operaciones.

Alias Uriel era parte del relevo generacional de la guerrilla surgida en 1964, durante la Guerra Fría. En este rol entendía que para lograr reclutar más adeptos y sumar más simpatizantes necesitaba de las redes sociales; en especial cuando la edad de los principales integrantes del Comando Central de la guerrilla promedia los 68 años. Vanegas Londoño -abatido a los 42 años- supo aprovechar las plataformas virtuales para promocionar su imagen y la del ELN.

El 30 de enero la revista colombiana Semana reveló los archivos de Uriel, quien era el tercer jefe del frente de Guerra Occidental del ELN, muerto el 25 de octubre de 2020 en la llamada Operación Odín llevada a cabo por las fuerzas militares del país gobernado por Iván Duque.

Las autoridades anunciaron que en el lugar se encontraron 3 radios base, siete computadores portátiles, 11 discos duros, 24 memorias USB, tres tabletas, 23 teléfonos celulares, equipos de GPS, cámaras fotográficas, rutas de escape, munición calibre 5.56 y su pasaporte personal, además de un arsenal de equipos informáticos donde se almacenaban 3,2 teras de información, que equivalen a 2 millones de archivos blindados. Parte de estos archivos fueron desencriptados por la inteligencia colombiana y la revista Semana tuvo acceso a ellos. Fue entonces que se dio a conocer que “Uriel tenía un interés especial en seguir de cerca la protesta social en Chile”.

Conocedores de la investigación llevada a cabo por el medio explican que al estar los líderes históricos del ELN confinados en La Habana, luego de que se frustraran los diálogos de paz en enero de 2019, alias Uriel asumió un rol de liderazgo en la organización subversiva. “La cúpula del Comando Central ha estado históricamente conformada por personas inamovibles, pero Uriel, aunque no estuviera en ese organigrama, tenía un rol claro”.

En lo alusivo a Chile, los archivos desencriptados consistían en correos electrónicos enviados por Uriel al alto mando central “donde lo que hace es un análisis de lo que estaba pasando con las protestas”. Indican que el guerrillero tenía una red de contactos en todos los países de la región, y ese era el material que utilizaba como insumo para informar a sus superiores apostados en Cuba. 

Semana conoció que el Gobierno colombiano alertó en su momento al presidente Sebastián Piñera de la existencia del denominado Plan Hermes del ELN, por medio del cual buscaban influir en el continente. La información que trascendió indica que Duque dijo al Mandatario chileno “que había que estar muy atentos a la posibilidad, no un hecho, posibilidad, -aclaran- de que el ELN pudiera haberse involucrado en las protestas”. Con esto no se pretendía deslegitimar las manifestaciones, sino que se trataba de una advertencia a tener en cuenta, sostienen. 

Desde el medio colombiano desconocen si hubo más comunicaciones sobre ese asunto, no obstante el jueves se conoció que Colombia envió a Chile archivos secretos de la guerrilla alusivos al 18-O.

“Era un plan de expansión muy evidente y claro, por los mensajes que escribía y que él mismo grababa”, concluyeron en la revista sobre el Plan Hermes.

Quienes tuvieron acceso a los archivos explican que el ELN tenía planeada una injerencia en diferentes países, bien sea desde el punto de vista militar, como es el caso de Argentina, en donde tenían pensado el secuestro de un ejecutivo en Buenos Aires. Por otro lado, estaban siguiendo muy de cerca el movimiento de protesta social que hubo en Chile, y se supo que lograron “infiltrarse” en las manifestaciones ecuatorianas. Mientras que en Europa estaban llevando a cabo labores de adoctrinamiento. En ese continente organizaron conversatorios con jóvenes universitarios “para venderles la idea de que el ELN es un movimiento que ocupa el vacío del Estado en Colombia, es decir que donde no está el Estado está el ELN, muestran una idea muy romántica de la guerrilla, un discurso muy enmarcado en la década de los sesenta y la Revolución Cubana, cuando la verdad es que el ELN ha sido clasificado como una organización terrorista por  EE.UU, dedicada al negocio de la droga”. 

Colectivos virtuales

La propia Semana describió a alias Uriel como “el Kardashian del ELN”, ya que era “extremadamente mediático”. Este mismo adjetivo es utilizado por la mayoría de los medios colombianos en las notas publicadas tras conocerse el resultado de la Operación Odín. 

La unidad investigativa del Diario El Tiempo también lo describe de este modo: “Aunque su campamento se encontraba a más de 280 kilómetros de la capital, el guerrillero –tercero en la línea de mando del llamado frente de guerra Occidental– se movía más por la nube (web) que en la selva, en donde su grupo se disputa el control social y el narcotráfico con el ‘clan del Golfo’”.

El diario cita un informe de la inteligencia colombiana, donde se señala que desde 2018 Uriel estaba encargado del “reclutamiento de jóvenes por medios tecnológicos. Para eso tienen una estructura clandestina denominada ‘colectivos virtuales de estudio y trabajo revolucionarios’”. El documento -continúa El Tiempo- agrega que “con los réditos de la coca y de los secuestros que ejecuta –como el de 6 civiles y el de un excongresista– , apoyaba económicamente los estudios superiores de jóvenes militantes, a cambio de que cumplieran un plan de trabajo dentro del movimiento social y estudiantil eleno”.

Estos “becados” conforman milicias urbanas que tenían entre sus misiones compartir los mensajes que alias Uriel enviaba constantemente a través de sus cuentas en Twitter, Instagram, Facebook y WhatsApp.

El propio Presidente Iván Duque destacó este aspecto del líder subversivo cuando confirmó su muerte. “Ha caído una de las figuras más visibles de esa organización terrorista, un delincuente que usaba las redes para hacer apología del delito”, expresó el Mandatario.

“Cayó un criminal peligroso, responsable de delitos como secuestro, asesinato de líderes sociales, hostigamiento a poblaciones, asesinato de soldados y policías y estimular el reclutamiento de menores”, agregó Duque para resumir el prontuario del guerrillero.

Un mes antes de la Operación Odín, el 24 de septiembre de 2020, el propio Vanegas Londoño difundió un video en redes sociales en el que reconoció que milicias urbanas de este grupo armado estuvieron involucradas en los actos vandálicos de los días 9 y 10 de septiembre, disturbios que tuvieron saldo al menos 13 fallecidos. En el mensaje incita a “acabar” con los Centros de Atención Inmediata, CAI, de la Policía, que califica como “centros de tortura y muerte”. Los días 9 y 10 de septiembre 72 CAI fueron vandalizados y de estos 33 resultaron incendiados. Al pie del video se ven dos números de teléfono, así como un correo electrónico pertenecientes a Uriel. 

Tras confirmarse su muerte circuló un comunicado de la Dirección Nacional del ELN en el que sostienen que “Uriel se destacó y asumió el reto altamente riesgoso pero necesario de lo comunicacional en las redes sociales para llevar la voz del ELN al mundo”, lo que habría causado su muerte. 

Los diálogos entre el Gobierno Colombiano y el ELN -iniciados por el ex presidente Juan Manuel Santos- se fracturaron a inicios de 2019 luego de un atentado con carro bomba contra la Escuela de Cadetes de la policía en Bogotá, que dejó 22 fallecidos, además del agresor. Las conversaciones se estaban llevando a cabo en la isla y Cuba se niega a cumplir la solicitud de Colombia de extraditar a los dirigentes de la agrupación.

El llamado del FPMR

De acuerdo con los archivos a los que tuvo acceso Semana, alias Uriel “mantenía comunicación permanente con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile y el Frente Patriótico Manuel Rodríguez”.

Esta última organización tiene una presencia activa en Facebook. Desde allí han llamado a participar en las protestas -que luego terminan en disturbios- así como a la renuncia del Presidente Piñera y la instalación de un gobierno provisional”. Más recientemente, el 30 de enero de 2021, compartieron una publicación en la red social en la que invitan a sus seguidores a escribirles a un correo electrónico para identificar a quienes hablen mal del movimiento “para desenmascarar a quienes por motivos desconocidos, participación de las entidades fachas de estado y gobierno, se prestan a la tarea de tratar de destruir lo que quedó de la organización FPMR, después de la separación del partido”. El mail es “acusandoantifrentistasratas”. 

Para Javier Tarazona, analista de seguridad en la región y presidente de la organización Fundaredes -que desde hace varios años denuncia la presencia del ELN en territorio venezolano-, mensajes como los publicados en el Facebook del FPMR “sin duda” forman parte de las tácticas de las guerrillas. “El desarrollo de estas operaciones son constantes con el objetivo simbólico de tener control sobre sus adversarios y, obviamente, buscan intimidarlos, criminalizarlos y afectarlos”, sostiene.

Recuerda que el plan de invadir a toda Latinoamérica con guerrillas nació hace más de 60 años en Cuba, con Fidel Castro y el propio Che Guevara como protagonistas. Ahora, acusa la influencia del Foro de Sao Paulo en el proceso del ELN de “internacionalización de su modelo”. “Todas las actividades de narcotráfico que hay en el sur y en el norte de América son promovidas y desarrolladas por estas organizaciones criminales, que llevan adelante actividades de promoción del terrorismo y de consolidación del narcotráfico como su gran empresa”, asegura Tarazona.

Álvaro Jiménez, politólogo y analista del conflicto armado en Colombia, no da crédito a las informaciones que se han filtrado, pues considera que “son para agitar y alentar las voces anti-izquierda y anti debate-público”. Afirma que si bien el ELN es un problema no es capaz de desestructurar al Estado colombiano. 

“Ojalá la sociedad chilena no permita que los vuelvan instrumento de la violencia y puedan resolver sus problemas de otras maneras, porque este clima que se va creando favorece salidas de fuerza. No tengo herramientas para decir si el FPMR existe o no vigorosamente en Chile, pero sé que parte de las estrategias que hemos vivido es que aquí todo lo que pasaba era las FARC y el tiempo nos enseñó que no era cierto”, apunta.

Jiménez agrega: “Sobre la estrategia de empezar a señalar a los enemigos, eso es posible. Casi todos los actores armados que actúan en la ilegalidad pueden hacer utilización no solo de esas tácticas, sino de otras: mentir, señalar, perseguir. Eso ocurre cuando las sociedades se meten en guerras, entonces ojalá no ocurra en Chile, y no escuchen los cantos de sirena de todos los que quieren profundizar la enemistad del pueblo, sino que logren conciliar los intereses y encontrar caminos de unidad”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO