Publicado el 25 diciembre, 2020

El arribo, los primeros inoculados y los próximos pasos: los hitos de la histórica llegada de la vacuna contra el Covid a Chile

Autor:

Maolis Castro y Sofía Del Río

Con la llegada de las primeras 10 mil dosis contra el coronavirus comenzó la vacunación en Chile. El país se convirtió en el segundo en América Latina en vacunar a una persona contra el virus: Zulema Riquelme. Después siguieron otros cuatro funcionarios de la salud. Hoy, el Gobierno se alista para enviar miles de frascos con el producto al sur del país. Los traslados regionales se realizarán en aeronaves de la FACh. Está previsto que los destinos sean, en la Región de Magallanes, los hospitales Naval, de Puerto Natales, el Base de Punta Arenas y la Clínica de Magallanes; en La Araucanía, nueve centros de salud también estarán recibirán cargamentos; y otros más en Biobío.

Autor:

Maolis Castro y Sofía Del Río

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El arribo de la vacuna contra el Sars-CoV-2 marcó un hito en Chile. La cuenta regresiva comenzó el miércoles, en la mañana, cuando el Presidente de la República, Sebastián Piñera, realizó el esperado anuncio: un avión, procedente de Bélgica, aterrizaría en la previa de Navidad con 10 mil dosis fabricadas por Pfizer-BioNTech al país.

El jueves, 24 de diciembre, a las 6:43 am, aterrizó un avión de la aerolínea chilena Latam en el aeropuerto Arturo Merino Benítez, en la Región Metropolitana. Se trató del vuelo comercial 501, procedente de Miami, Estados Unidos, que cargaba con dos cajas que venían del pueblo belga Puurs. Para los chilenos expectantes la mayor sorpresa se produjo al ver las dimensiones de las dos cajas salientes de la bodega de la aeronave: 40x40x56 centímetros cada una, y con un peso de 36 kilos, 23 de estos debido al hielo seco para preservar la cadena de frío.

No eran simples cajas, sino unas con tecnología para controlar la temperatura. Cada una contenía 5 mil dosis. En suelo chileno fueron trasladadas por un helicóptero de Carabineros desde el Grupo 10 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), en el aeropuerto, hasta el Estadio Nacional, al que llegó cerca de las 8:00 am, y de ahí movilizadas vía terrestre, y con resguardo policial, hasta el centro de almacenamiento Perilogistic, en Macul. “Este helicóptero y estas vacunas son una luz de esperanza, que nos va a iluminar el camino para seguir enfrentando, y estoy seguro que el año 2021 va a ser un año mucho mejor”, dijo el Presidente, quien recibió el cargamento junto a los ministros de Salud; de Ciencias, Andrés Couve; del Interior, Rodrigo Delgado; y de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand.

Las vacunas fueron trasladadas con amplio operativo policial en sus diferentes rutas: aeropuerto Arturo Merino Benítez, Estadio Nacional, centro de almacenamiento Perilogics, y hospitales Metropolitano, San José y Posta Central.

Las dosis que serán enviadas al sur del país el viernes se realizarán en aeronaves de la FACh. En Magallanes enviarán un lote a los hospitales Naval, el de Puerto Natales, el Base de Punta Arenas,  y la Clínica de Magallanes; en La Araucanía se entregarán en 9 centros (2 en Malleco y 7 en Cautín). De acuerdo con fuentes sanitarias: cinco centros serían públicos y dos privados en Cautín. Otra región en recibir cientos de dosis será Biobío.

Según el Jefe de Estado “este es el comienzo porque el plan, para el cual hemos trabajado y han colaborado muchas personas, contempla vacunar, en primer lugar, a todas las personas que están en situación de riesgo, partiendo por el personal de salud, las personas que están desplegadas en la lucha contra el coronavirus, los adultos mayores, los enfermos crónicos”, precisó.

El Gobierno prevé inmunizar a 5 millones de personas pertenecientes al grupo crítico durante el primer trimestre. Y, después para vacunar al grueso de los 15 millones de personas o el 80% de la ciudadanía, el cual componen la población objetivo. “Éste va a ser un proceso difícil, ha sido difícil, este año ha sido un año muy difícil, hemos tenido que enfrentar la adversidad en forma permanente, partiendo por la ola de violencia del año pasado, la pandemia del coronavirus y la recesión de la economía mundial. Pero los chilenos hemos demostrado la calidad de la madera de la cual estamos hechos y hemos enfrentado estas adversidades con coraje, con resiliencia, con unidad”, afirmó el Presidente.

Se trata de una vacuna voluntaria y gratuita. “Y, por lo tanto, la va a proveer el Estado porque siempre, en estos tiempos difíciles, hay personas que quieren aprovecharse de los demás. Por eso, la vacuna la va a recibir en forma gratuita, usted va a tomar la decisión en forma voluntaria, pero le podemos decir que esta vacuna es segura y eficaz”, recalcó.

Chile registró su primer caso de coronavirus el 3 de marzo. Hasta ayer el número total de fallecidos por la enfermedad ascendía a 16.303 y los contagiados a 593.310. “Les pido no bajemos la guardia, no caigamos en falsas confianzas, mantengamos los cuidados personales, cada uno se cuida a sí mismo y cada uno tiene que, también, cuidar a los que están en su área, a su alrededor. Porque la vacuna no es sólo un acto de protección personal, la vacuna es un acto de solidaridad”, manifestó el Jefe de Estado.

El perfil de los primeros vacunados

Zulema Riquelme, de 46 años de edad y técnico de enfermería del Hospital Sótero del Río (Puente Alto), se convirtió en la primera en ser inoculada con la vacuna contra el coronavirus en Chile. “Hay que tener confianza. Que se vacunen lo más pronto posible y que se sigan cuidando, así es la única manera que nos ayuden a nosotros”, dijo a la prensa.

La Tens (técnico de enfermería en nivel superior) fue inyectada ayer, a las 11:42 am, en el Hospital Metropolitano, en Providencia. Ella encabezó el grupo de cinco trabajadores de la salud que estrenaron algunas de las 10 mil dosis de la farmacéutica estadounidense Pfizer que arribaron a la Región Metropolitana.

También recibieron la vacuna un médico, una enfermera, un kinesiólogo respiratorio y una auxiliar de servicios, quienes lidiaron contra la pandemia durante este año. Todos fueron inoculados en el quinto piso del Hospital Metropolitano, donde acudió el Presidente Piñera, el ministro de Salud, y los subsecretarios de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac, y de Salud Pública, Paula Daza. “Es un proceso muy minucioso que demora tiempo. Cada paciente tiene un registro nacional que está en una base de datos. Se les entrega un carnet que les recuerda que en 21 días debe tener la segunda dosis“, dijo el ministro Paris.

Riquelme trabaja desde hace 26 años en el Hospital Sótero del Río. Dijo que nunca había vivido una situación laboral como esta pandemia, que la obligó a estar gran parte del año aislada sin ver a su familia en Concepción. Sus dos hermanas, que viven en España, contrajeron el virus.

Según la trabajadora de la salud, fue discriminada por vecinos por ser trabajadora de la salud, quienes creían  que ella puede contagiarlos de coronavirus. “Entiendo que la gente esté desconfiada porque es bueno, pero que se vacunen lo más pronto posible y que se cuiden mucho, que es lo que más decimos los que trabajamos en salud. Nos ayudan a bajar la carga de trabajo”, dijo Riquelme.

El segundo vacunado, Juan Emilio Cornejo, 42 años y médico de la UCI de la Posta Central, redobló sus turnos este año tras la llegada de la pandemia al país. Es casado y tiene un hijo de 1 año y 8 meses. Sus padres son adultos mayores y tienen patologías de base, por lo que su mayor miedo es contagiarse y enfermarlos.

La tercera fue Adriana Arias, de 37 años de edad, enfermera supervisora de la UCI del Hospital Metropolitano. Está casada hace 6 años y tiene dos hijos mellizos de 5 años. Se aisló totalmente del resto de su familia, incluso se abstuvo de acudir al matrimonio de su hermano
en Concepción.

También se vacunó Óscar Antonio Vera, 35 años, coordinador de Equipo Kinesiólogo del Hospital Metropolitano. Él se especializa en el manejo de la respiración mecánica y recuperación de los pacientes post Covid. Como kinesiólogo respiratorio, desempeña una de las labores de mayor riesgo al tratar a los pacientes intubados contagiados con el virus. Es soltero, vive solo. Finalmente fue inoculada Ruth Patricia Herrera Bravo, 52 años, una auxiliar de Servicios en el Hospital Metropolitano. Es la encargada de realizar aseo y desinfectar en cada uno de los box con pacientes en la UCI, atendiendo diariamente al menos a 12 personas conectadas a respiración mecánica. Vive junto a su pareja que se desempeña como chofer y sus tres mascotas.

La carrera por vacunarse en América Latina

México y Costa Rica también recibieron sus primeras dosis de vacuna contra el Covid-19 de Pfizer, por lo que junto con Chile, son los primeros países de América Latina en iniciar la inmunización de su población. Coinciden en la priorización de los grupos críticos y de riesgo.

Ciudad de México recibió un cargamento con 3 mil dosis y espera adquirir nuevas dosis semanales para vacunar a todo su personal médico en enero y al resto de la población entre 2021 y 2022. El país comenzó ayer el plan de inmunización al suministrar las primeras dosis de Pfizer-BioNtech al personal médico del Hospital General de México en la capital del país. De hecho, la primera persona vacunada en América Latina fue la enfermera mexicana María Irene Ramírez, de 59 años, quien trabaja en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Rubén Lereño. “Estoy un poco nerviosa, pero muy feliz. La verdad es el mejor regalo que pude recibir en 2020. Me da seguridad para seguir al frente de esta guerra contra un enemigo invisible“, comentó. La segunda en ser vacunada en América Latina fue Zulema Riquelme.

En Costa Rica, las vacunas ingresaron el 23 de diciembre al aeropuerto de San José. El primer lote arribado contempla 9.750 dosis, como parte del acuerdo de compra existente entre el país y Pfizer-BioNTech para la adquisición de tres millones de dosis que ingresarán de forma paulatina, y con lo cual se estima vacunar a 1,5 millones de personas. Su Presidente, Carlos Alvarado, dijo “este es un momento de alegría y de redoblar esfuerzos de recordar que la batalla no ha terminado, que poco a poco iremos vacunando a las y los costarricenses, pero que saldremos adelante”.

Las primeras dosis fueron suministradas a una mujer, de 91 años, y a un hombre, de 71. En Argentina también llegaron, ayer, las primeras 300.000 dosis de la vacuna Sputnik-V contra el Covid-19 de fabricación rusa.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO