La gran apuesta del Partido Humanista (PH) es Pablo Maltés, candidato a la gobernación de la Región Metropolitana en las elecciones del 15 y 16 de mayo. No se traduce solo en un espaldarazo político, sino a uno financiero que ubica a la pareja de la diputada Pamela Jiles en una situación de privilegio respecto al resto de aspirantes de la colectividad.

De cerca de $486 millones aportados por el partido político a las campañas de sus candidatos, $78 millones o un 16% de los dineros fueron asignados a las arcas del «abuelo», como también es conocido Maltés. Se trata de un financiamiento desproporcionado respecto al de otros candidatos a gobernadores, alcaldes, concejales y constituyentes del PH. Así, los siete aspirantes a gobernadores regionales debieron repartirse $137 millones, una lista encabezada por Maltés y seguida por Pedro Neira (Bíobio) con $28 millones y Ricardo Georges (Valparaíso), con $10 millones.

Los $350 millones restantes que aportó el partido, aproximadamente, fueron divididos entre sus 29 candidatos a alcaldes, 323 concejales y siete constituyentes. Estos últimos, apenas, recibieron un total de $28 millones que deberán repartir entre 7 aspirantes. Mientras que si se dividiera el monto asignado para los candidatos municipales en partes iguales, le correspondería menos de $1 millón a cada uno. Las cifras son proporcionadas por Unsholter y fueron obtenidos del Servel con datos hasta el 2 de abril.

No es un comportamiento usual en otros movimientos políticos que efectúan una distribución menos desigual entre sus aspirantes. El contendor de Maltés por la Democracia Cristiana, Claudio Orrego, recibió un 4% de los fondos de su partido, lo que corresponde a $46 millones. En el caso de Catalina Parot, ficha de Chile Vamos por la gobernación, recibió un 5% de los fondos asignados por Evópoli, que son $40 millones.

Esto no significa que Maltés sea el candidato que enfrenta la elección con más presupuesto para la campaña, ya que no es el único ingreso que tienen los aspirantes a la gobernación, pero sí quien recibió los aportes más importantes en proporción a los desembolsos de sus colectividades. En suma, Parot es quien cuenta con el monto más importante de sobre $760 millones, seguida por Orrego con $421 millones. Ambos cuentan con ingresos desde sus respectivos partidos y créditos con mandato, mientras que Maltés tiene como únicos fondos los $78 millones que le aportó el PH.

Gonzalo Müller, director del Centro de Políticas Públicas UDD, señala que más allá de los aportes en dinero, «el principal capital político y económico» de Maltés es su pareja y diputada del Congreso. Asegura que el hecho marca «una consistencia respecto de este liderazgo de Pamela Jiles en el PH, que se corresponde con la distribución que han hecho de los fondos, concentrándolos en la región más grande y donde va el candidato más cercano a Pamela Jiles».

La maquinaria Jiles y Maltés

Su campaña además cuenta con el empuje político de su pareja, la diputada Pamela Jiles, quien no desaprovecha un instante para promocionar al abanderado del PH por la gobernación de la Región Metropolitana. Una muestra del afán por ser retratados juntos está en el portal de la colectividad que muestra las fotografías de todos sus aspirantes, y donde el único que aparece acompañado, en este caso por su esposa, es Maltés.

No cabe duda que la legisladora impulsó su popularidad con los retiros de fondos previsionales. En diciembre de 2020, Maltés, como jefe de gabinete de Jiles, presentó ante la prensa el proyecto del tercer retiro del 10% de los ahorros de las aseguradoras AFP. Así partió su campaña política, con un anuncio que no le correspondía, pero que provocó que su nombre sonara.

El gesto fue criticado desde distintos sectores debido a que constituyó un guiño publicitario al candidato a gobernador. Para Antonio Díaz Araujo, gerente general de Unholster,el respaldo de la parlamentaria humanista, quien disparó su popularidad cuando se consagró como la «madre» del primer retiro del 10%, se refleja en los aportes. Señala que, en las próximas elecciones, «las donaciones que se traduzcan en votos» será un asunto que, por primera vez, se verá de forma más explícita, porque inéditamente tendremos campañas con una alta «exposición digital».

Es una dupla repleta de controversias, pues desdibujan las fronteras entre el terreno íntimo y el juego político. Esta semana, el diputado Diego Schalper (RN) pidió que los parlamentarios con «parentesco con algún candidato a gobernador regional» se inhabilitaran de la discusión del proyecto de postergación de elecciones, específicamente en el asunto de la franja electoral, en el Congreso debido al evidente conflicto de intereses. «Yo se lo digo con mucho respeto a la diputada Jiles con mucho respeto: su pareja es candidato a gobernador regional por la Región Metropolitana, por lo tanto es impresentable que participe en esta votación porque tiene un interés creado». Ofuscada, la legisladora respondió a su par con un insulto y una propaganda en pleno hemiciclo: «Al insolente, candado chino, le digo: ¡’Abuelo’, gobernador!».

Luego, en una conferencia de prensa, amplió sus comentarios contra Schalper: «El diputado ‘candado chino’ Schalper acaba de señalar en el hemiciclo que yo debería inhabilitarme en relación al proyecto que estamos votando sobre la franja, supongo que haciendo referencia al ‘abuelo’, quien es candidato a gobernador por la Región Metropolitana, cuestión que no dice porque no es hombrecito». Prosiguió la diputada: «Yo quiero responderle al diputado, escucha, ¡abuelo gobernador, abuelo gobernador!».

Díaz reconoce como importante el rol de la parlamentaria en la campaña de su pareja. «Antes eran palomas y banderazos. Todo esto se ha suspendido, pero no sé si puedes suspender a la diputada Jiles de decir Pablo Maltés candidato a gobernador por la Región Metropolitana», afirma el gerente de Unholster. Concluye que, en marketing, un factor determinante está en el «share of voice, o la cantidad que se habla de alguien, y en ese sentido, la diputada tiene una ‘audiencia grande'».

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario
Cancelar la respuesta