Publicado el 11 de abril, 2020

Doctor Enrique Waugh: «El modo coronavirus de vivir nos acompañará por varios meses, es una medida permanente»

Autor:

Trinidad Morel

Las notas semanales de voz en WhatsApp del médico cirujano de la Clínica Santa María se han viralizado en el último tiempo. En conversación con El Líbero, debido al levantamiento de la cuarentena obligatoria en varias comunas de la Región Metropolitana desde este lunes, el experto explica su modelo de la «pirámide de la prevención». Advierte sobre la necesidad de un cambio cultural y que «no se debe tomar la pandemia como un problema personal».

Autor:

Trinidad Morel

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Es muy importante que todos entiendan la «pirámide de prevención», y que además tengan el cambio cultural necesario para entender que el primer piso, es decir, el modo coronavirus de vivir, incluye el distanciamiento social, el lavado de manos, y el uso de mascarillas fuera de casa, lo cual no tiene reemplazo y es permanente», sostiene el doctor Enrique Waugh, médico cirujano de la Clínica Santa María.

Por petición de sus amigos y familiares más cercanos, el 12 de marzo, el doctor Waugh grabó una nota de voz en WhatsApp donde explicaba lo más esencial para enfrentar la actual emergencia sanitaria por Covid-19, y luego la envió a algunos de sus contactos. «Empezó a aparecer un montón de información y creo que la información que aparece no es fácil de digerir; hay muchos términos parecidos, hay cosas que importan y otras cosas que no», afirma el médico a El Líbero al explicar qué lo motivó a crear estos audios.


Después de unos días, los análisis que realiza el doctor comenzaron a expandirse más allá de su círculo cercano: «Al principio yo no decía ni quién era, porque lo recibía gente que me tiene grabado en sus teléfonos», asegura Enrique Waugh. Sin embargo, cuando se empezaron a «viralizar» sus audios, tuvo que iniciar estos con una presentación personal.

En el último de los nueve informes que emitió, se enfoca en el levantamiento de la cuarentena total obligatoria en algunas comunas de la Región Metropolitana que se llevará a cabo el próximo lunes. Dice que comenzó a notar que existe «confusión sobre qué se puede y qué no se puede hacer». Es por esto que decidió hablar de dos conceptos: La pirámide de prevención y la sensación de falsa seguridad. 

-¿En qué consiste esta «pirámide de prevención» y cuáles son sus bases fundamentales?

-Esta pirámide tiene cuatro pisos: El primero, es el «modo coronavirus de vivir»; el segundo, es la cuarentena voluntaria; el tercero, es la cuarentena total obligatoria; y el cuarto, es la cuarentena sanitaria.

«Lo fundamental del primer piso es la prevención, lo que incluye el distanciamiento social de dos metros, el lavado de manos permanente y el uso de mascarillas fuera de la casa», lo que el doctor define como «el modo coronavirus de vivir». «Esta manera de vivir nos va acompañar varios meses y es una medida permanente, lo que significa que ninguna otra medida la reemplaza o elimina», sostiene Waugh . «Si destruimos este primer nivel, toda la pirámide se viene abajo».

En el segundo piso está la cuarentena voluntaria, que «deben tener las personas de alto riesgo, lo que incluye a los mayores de 70 años, pacientes crónicos o inmuno comprometidos». El doctor Waugh explica que la aplicación de las medidas de las primeras dos secciones «no tiene que ver con cuarentena sí o cuarentena no, es algo permanente y ojalá se fortalezca», y asegura que todo el resto de la prevención se apoya en estos niveles. «Por eso que al levantar la cuarentena total obligatoria no hay que llevar a los nietos a ver a los abuelos», destaca el doctor-

La cuarentena total obligatoria, que será levantada este lunes 13 de abril en algunas comunas, se ubica en el tercer piso de la pirámide. «Esta medida es la más efectiva para disminuir la capacidad de contagio, no lo elimina, pero lo ralentiza», afirma Waugh.

En el último piso de su pirámide, es decir, en la punta, está la cuarentena sanitaria obligatoria. «Esto se refiere a los contagiados por coronavirus, a los contactos estrechos de pacientes positivos y a las personas que vuelven de un país de alto riesgo», afirma el médico cirujano, y destaca que «no es voluntaria, es obligatoria y su violación es un delito», debido a que los contagiados con síntomas son muy activos en la transmisión del virus.

El doctor asegura que las medidas más restrictivas, es decir, las del tercer y cuarto piso, son una «respuesta o consecuencia de cuán apegadas estén las personas a este modo coronavirus de vivir».

Lo fundamental del primer piso es la prevención, lo que incluye el distanciamiento social de dos metros, el lavado de manos permanente y el uso de mascarillas fuera de la casa», lo que el doctor define como «el modo coronavirus de vivir». Doctor Enrique Waugh

-En la base de su pirámide de prevención está el «modo coronavirus de vivir». ¿Cómo lo definiría?

-El modo coronavirus de vivir incluye el distanciamiento social, lavarse las manos frecuentemente y usar mascarilla fuera de la casa, es un cambio cultural. Es fácil de decir, pero no es tan fácil de hacer. Piensa que hay lugares en que viven diez personas en una casa y funciona bien, porque la gente entra y sale, pero cuando les dices que ahora tienen que estar todo el rato metidos en la casa, porque hay cuarentena total obligatoria, la cosa se estresa. Esto del aislamiento es duro, yo creo que es fácil de decir, pero no tan fácil de aplicar.

-¿Cuánto cree usted que va a durar el «modo coronavirus de vivir» y sus tres premisas básicas?

Mientras tengamos el virus dando vuelta, yo creo que las medidas básicas de prevención, que son esas tres (distanciamiento social, lavado de manos y uso de mascarilla), van a estar ahí presentes, van a tener que durar lo que tienen que durar no más. Hay que ver cómo evoluciona la situación acá en Chile. En general, esto no ha sido corto en otros lados, dura dos meses, tres meses, cuatro. Vamos a ver qué es lo que pasa con el invierno, porque en el hemisferio sur nos agarró entrando al invierno, entonces no se sabe muy bien qué es lo que va a pasar.

-¿Qué cree que pasará el lunes cuando se levante la cuarentena obligatoria ¿La gente saldrá de sus casas para hacer su vida normal?

-Es por este anuncio del levantamiento de la cuarentena obligatoria que mandé el último audio con la figura de la pirámide, que creo es más fácil de retener. Las cosas que están más arriba en la pirámide no funcionan si el primer piso no existe, se cae todo. Entonces obviamente que las personas tienen que entender que la cuarentena total obligatoria no es la primera medida, ni siquiera la segunda, porque existe la cuarentena voluntaria, que es especialmente importante en el grupo de mayor riesgo. Significa que si no hay cuarentena total obligatoria, el primer y el segundo piso se tienen que seguir respetando. Esta no es la semana para llevar a los nietos a ver a los abuelos, que no los ven hace mucho rato. Yo entiendo el estrés emocional que significa, pero eso sería una mala idea.

-Si la recomendación es seguir haciendo cuarentena voluntaria una vez que se levante la obligatoria. ¿Cuánto tiempo más cree que serán necesarias estas medidas de emergencia sanitaria? 

-Es difícil hablar de fechas, porque finalmente la decisión se va a ir tomando en la medida que pasen las semanas. Lo más importante de esto es entender que es una situación súper dinámica. La cuarentena total obligatoria, es dinámica, no sería nada de raro que en un mismo lugar pongan cuarentena de nuevo. Si los números se ponen malos, seguro van a volver a cuarentenar o a expandir la medida total a otros sectores. Es duro el aislamiento, los humanos somos seres sociales, no estamos programados para esto.

La cantidad de cuarentena obligatoria va a depender de cómo nos comportemos más abajo, porque si tienes un primer y un segundo piso sólidos, vas a tener menos problemas más arriba. Por eso es tan importante el primer y segundo piso. Tienen que ser permanentes mientras esté el brote de coronavirus.

-¿Qué opina respecto del aplanamiento de la curva de contagios para combatir al Covid-19 , que tiene como objetivo directo demorar la cantidad de infectados en un mismo período de tiempo y así evitar un colapso en el sistema de salud?

-Ese es el gran problema, que naufrague la capacidad de atender a los pacientes. Porque entonces se va a morir gente que no se tiene que morir, porque se agravan y tienen cuadros que son catastróficos y, a pesar de toda la ayuda, se mueren igual. Sabemos que van a morir personas, pero lo penoso es que se muera gente por no haber tenido la posibilidad de recibir atención en un centro de salud. La única herramienta que queda disponible es aplanar la curva y que la gente se contagie, pero se contagie de a poco, más lento, de manera que las personas que necesitan ayuda en los sistemas sanitario las puedan obtener en buenas condiciones.

El problema es que no estamos en tiempos normales, y si la gente no entiende bien eso y lo sigue enfrentando como un problema personal, lo que va a pasar es que va a haber más funerales».

-¿Cómo cree que están reaccionando las personas frente a esta emergencia sanitaria? ¿Cómo deberían hacerlo? 

-Creo que hay gente que tiene su manera particular de ver las cosas, y que si uno tiene una mirada individual de esto comete un error, porque esto no es un problema personal, esto claramente es un problema comunitario. Lo que yo haga no solo impacta en lo que me va a pasar a mí, porque si yo me contagio y no hago la cuarentena que corresponde, voy a contagiar a otras personas y esas personas van a contagiar a otras. En términos bien concretos, enfrentar una pandemia como un problema personal, carece del sentido común más básico. Por eso se llama pandemia, nos afecta a todos. No existen pandemias personales.

-En otro países se ven dramáticas imágenes acerca de los altos números de fallecidos y cómo se deben hacer funerales con muy poca gente. En Chile quizás lo vemos como una realidad lejana…

-Eso es muy triste, si cuando se muere alguien en tiempos normales lo lógico es que uno acompañe a la gente que quiere. El problema es que no estamos en tiempos normales, y si la gente no entiende bien eso y lo sigue enfrentando como un problema personal, lo que va a pasar es que va a haber más funerales.

Enfrentar una pandemia como un problema personal, carece del sentido común más básico. Porque una pandemia si es algo que no es, es personal, por eso se llama pandemia, nos afecta a todos».

Ese tipo de ceremonia son momentos del cariño físico, del abrazo, de la compañía, pero esto requiere un cambio cultural y los cambios culturales cuando hay que hacerlos muy rápidos son dolorosos. Esto es con dolor, la gente va a sufrir, se va a estresar, se va a deprimir, se va a empobrecer, se va a entristecer, porque eso es así, pero necesitamos un cambio cultural, si no lo hacemos, se va a morir gente que no se debiera morir. Se va a morir gente, sí, es terrible, pero que se mueran los menos posible. Esto definitivamente va a tener un costo.

Aislar a alguien en estos días es un acto de cariño. Vamos a tener que encontrar y desarrollar otras maneras de acompañar».

-¿Cómo cree usted que se está comunicando la información en esta pandemia? 

-En situaciones de crisis siempre la generación y la transmisión de la información, no son perfectas. Cada uno tiene un rol con el que colaborar, por eso yo empecé con los audios, que era una cosa familiar y muy concreta. Sin embargo, te aseguro que a la gente que está dirigiendo esta crisis, que están haciendo un buen trabajo, les faltan horas del día para hacer todo lo que tienen que hacer. Generar la información, ordenarla, tomar las decisiones correctas, lograr el timing correcto y con la intensidad correcta, y luego comunicarlo, no es fácil, requiere mucho trabajo. Anda mucha información que es fake dando vuelta y confunde mucho. Se me ocurrió esto por una cosa familiar nada más y resultó que a la gente le pareció bien, lo apreció, y me parece estupendo. No tengo ningún afán personal en este tema, pero si a la gente le ayuda, bien.

La única herramienta que queda disponible es aplanar la curva y que la gente se contagie, pero se contagie de a poco, más lento, de manera que las personas que necesitan ayuda en los sistemas sanitarios las puedan obtener en buenas condiciones».

Yo creo que es normal que la gente esté angustiada. Lo que pasa es que el miedo y la angustia hay que canalizarla en la decisión correcta. Si yo soy un viejito que tengo el corazón malo, los pulmones malos, los riñones malos y tengo 75 años, es normal que esté angustiado y asustado, pero eso me tiene que llevar a tomar las decisiones correctas, que son cuidarme a mí, y a mis familiares que tomen la decisión correcta, que es cuidarme, lo que significa que me tienen que ayudar, sin verme. Aquí se produce una colisión entre el interés de la salud y el interés afectivo, que es bien evidente. El cariño me empuja para un lado, pero la salud me empuja para otro. Y vamos a tener que madurar, hacer el cambio y entender que durante un tiempo, porque esto no es para siempre, vamos a tener que tener estas precauciones por cariño. Aislar a alguien en estos días es un acto de cariño. Vamos a tener que encontrar y desarrollar otras maneras de acompañar.

Todo lo que hagamos tiene importancia, esto no es un problema personal, si alguien ve una pandemia como un problema personal, partió mal. No se puede.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete