Publicado el 27 de enero, 2020

«Coordinadora»: Nueva red de organizaciones civiles que defiende la institucionalidad y el fin de la violencia

Autor:

Trinidad Morel

El movimiento se define como una «unidad de ideas» que está trabajando en la búsqueda de soluciones a las diferentes temáticas que provocaron la actual crisis. La Coordinadora está compuesta por 20 diversos grupos, pero con puntos en común que se enfocan en el fin de la violencia, un mejoramiento del trato, el fortalecimiento de la institucionalidad y la democracia, y lograr un país en paz.

Autor:

Trinidad Morel

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El jueves 23 de enero se realizó el lanzamiento de la «Coordinadora», una iniciativa que reúne distintas organizaciones civiles que buscan influir en las políticas públicas del país y responder a las demandas sociales que afloraron después del 18 de octubre. Este proyecto fue una iniciativa de los abogados Juan Francisco Mackenna, del grupo Constitución de Todos, y Rafael Fontecilla, de Con Trato Social.

«Surge como una necesidad de coordinar lo que estaban haciendo un montón de grupos que empezaron a trabajar después del 18 de octubre», señala Mackenna a El Líbero. Añade que la Coordinadora es como «una mesa de organizaciones ciudadanas con distintos intereses». 

Fontecilla agrega que que el objetivo es «conectar el trabajo conjunto de los grupos ciudadanos, manteniendo la independencia de cada uno y siempre fomentando la tolerancia y el diálogo». Comenta que la idea es «generar propuestas concretas y ser una herramienta de educación y acción para que se den soluciones a los problemas que afloraron después de la crisis y que Chile viene cargando de manera histórica».

Luego de que nació la idea de crear esta organización, los abogados comenzaron a convocar a distintos grupos, que a pesar de abarcar diferentes áreas y tener ideas distintas, debían tener ciertos puntos en común para poder generar una red ciudadana de apoyo.

La convocatoria logró reunir 20 grupos, la mayoría creados posteriormente y con motivo de la crisis desatada el 18 de octubre, entre los que destacan: Paz en Chile, Desperto.cl, Convoca Chile, Educación en Libertad, Mi Voto Vale, entre otros. Una de estas organizaciones es Unidos por Chile, la que se define como una iniciativa ciudadana transversal, sin fines políticos en su conformación, ya que está compuesto por «ciudadanos comunes y corrientes que no están regularmente en la política», según señala Jorge Ortega, integrante del grupo.

Ortega señala que «lo que la Coordinadora quiere es aunar todos estos grupos que están cada uno actuando por sí mismo, de manera que nos podamos ayudar mutuamente y apoyar proyectos de unos o de otros». Y define al movimiento como un «articulador de una serie de iniciativas ciudadanas desarrolladas en los últimos meses». Pero aclara que también hay organizaciones más antiguas, que llevan años tratando de influir en cambios sociales.

La creación de este movimiento aún sigue en desarrollo y continúan convocando a agrupaciones para «incidir en las políticas públicas del país», como señala Erika Muñoz, presidenta de la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados (Confepa), uno de los grupos que conforma el incipiente movimiento ciudadano, que surgió en 2011. Muñoz afirma que los 20 grupos que conforman la Coordinadora «tenemos unidad en el objetivo, que es trabajar por Chile, pero no trabajando solamente para el plebiscito de abril, sino tenemos que extender nuestra visión».

Surge como una necesidad de coordinar lo que estaban haciendo un montón de grupos que empezaron a trabajar después del 18 de octubre», señala Juan Francisco Mackenna.

Asimismo, la dirigente de la Confepa afirma que se sumaron para poder abarcar más frentes y no quedarse solo en el educativo y comenta que en la Coordinadora «se crearán mesas temáticas en la que participarán expertos y que tratarán distintos temas» que afectan actualmente a Chile.

La iniciativa busca llegar a un Gran Acuerdo Nacional que incluya los puntos comunes que tienen las agrupaciones, y sobre todo, los cuatro pilares fundamentales del movimiento: «El trato entre los chilenos, la condena a la violencia, las demandas ciudadanas y el tema constitucional», asegura Mackenna.

A pesar que, tal como señala Mackenna, «la Coordinadora no quiere ser un partido político» y «no buscan transformarse en un actor político», sí busca influir en ellos a través de distintos proyectos y del incentivo de políticas públicas acorde a las demandas que el grupo considera más relevantes.

Dentro de la Coordinadora existen diferentes posturas frente a temas contingentes como el apoyo al Presidente de la República y a la posible nueva Constitución. Sobre esta última hay «mucha gente que está por el Rechazo, otra que está en reflexión y otra que se inclina por el Apruebo», señala Mackenna. Agrega que tienen «una convocatoria amplia» y que no son abanderados de ningún partido político.

Tenemos unidad en el objetivo, que es trabajar por Chile, pero no trabajando solamente para el plebiscito de abril, sino tenemos que extender nuestra visión», señala Erika Muñoz.

Los grupos que conforman a la Coordinadora estarán realizando actividades periódicamente, pero cada uno en su sector. Sin embargo, los distintos integrantes de este movimiento señalan que existirá un diálogo constante entre los equipos para ir llegando a conclusiones y acuerdos en común.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: