Publicado el 11 septiembre, 2020

Condenados por el temor: la difícil situación de la familia de la niña baleada en La Araucanía

Autor:

Sebastián Edwards

Monserrat, de 9 años, recibió el impacto de una bala calibre .22 en la espalda cuando su familia fue atacada mientras se trasladaban en el camión que manejaba su padre, hace 20 días. Hoy, su madre teme salir a la calle sola y en la casa tienen miedo de que su padre regrese a conducir por la carretera. La menor comienza a recibir apoyo sicológico y es tratada con medicamentos para el dolor y para evitar infecciones en su herida. ¿Los culpables? Aún no se encuentran.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Han pasado 20 días desde que Alejandro Peña, camionero, fue atacado junto a su esposa Alejandra y a su hija Monserrat, de 9 años, en la ruta que une las comunas de Collipulli y Angol en la región de La Araucanía. Aún se desconoce quiénes les dispararon con armas calibre .22, hirieron por la espalda a la pequeña y quemaron su camión.

La noche del 22 de agosto, la familia fue obligada a salir del vehículo a punta de balazos y de ahí debieron caminar dos kilómetros hasta encontrarse con personal de Carabineros. En el trayecto escuchaban gritos y amenazas en medio de la oscuridad, mientras llevaban en brazos a Monserrat, herida en la espalda. Horas después fueron trasladados al Hospital Doctor Hernán Henríquez Aravena de Temuco.

El hecho, dijo entonces el ministro del Interior, Víctor Pérez, marcaba “un antes y un después”. Y agregó: “Mientras sigan existiendo estos grupos que tienen capacidad, organización, financiamiento y que no dudan en dispararle a una niña de nueve años tenemos que hacer un esfuerzo adicional”, al referirse a los hechos de violencia en La Araucanía.

En el hospital, Monserrat fue curada de su herida y luego recibió tratamiento con paracetamol e ibuprofeno que fue administrado por vía intravenosa. Una semana después fue dada de alta y pudo trasladarse a su casa en Osorno con su familia, pero siguiendo una estricta administración de antibióticos por cada ocho horas para prevenir infecciones.

Hoy, algunos días de la semana una sobrina de los Peña, que se desempeña como enfermera en el Hospital de Puerto Montt, la visita en su casa para ver el estado de la cicatriz y hace las curaciones correspondientes.

Parte de su recuperación incluye la indicación de que sus padres deben estar lo más cerca posible y ayudarla a hacer una serie de ejercicios, ya que en un principio le costaba caminar en línea recta y su cuerpo se balanceaba de un lado al otro. Pese a esto, afortunadamente Monserrat no ha presentado secuelas de mayor gravedad. Sin embargo, en los últimos días ha experimentado dolor en la pierna derecha y en el talón, lo que será sometido a revisión por un neurólogo.

Una de las mayores prioridades de la familia Peña es conseguir ayuda y tratamiento psicológico para Monserrat. La Intendencia de Los Lagos se está coordinando con la Fiscalía de la zona para que la menor reciba la ayuda que requiere. Debido a que en la zona se encuentran en cuarentena, solo es posible si se realiza de forma telemática. Pero la menor prefiere que estas sesiones sean de forma presencial. Frente a este obstáculo, su familia acudió al colegio en el que estudia la niña y agendaron una sesión con un especialista para el próximo 23 de septiembre.

Temor de salir de la casa y ante un posible retorno de Alejandro a su trabajo

Desde que ocurrió el ataque, la familia se ha mantenido en constante alerta. Si bien viven en la región de Los Lagos, parte del trabajo de Alejandro se desarrolla en la región de La Araucanía. Hoy en día se encuentra con licencia y su empleador le ha otorgado las facilidades para que conserve su trabajo y su fuente de ingresos.

Manteniendo la esperanza de que los responsables del ataque sean encontrados y posteriormente condenados, han sido ellos mismos los que se han visto “condenados” por un sentimiento que agobia a las personas que han sido víctimas de la violencia rural en la zona: el temor.

La madre, Alejandra, solo sale a la calle si va en compañía de su marido o de otra persona. Independiente de la hora del día, siente temor de salir sola. Por la misma razón no han salido con Monserrat a la calle, ya que no saben cómo será la reacción de la menor, ya que la han visto muy preocupada. Es por esta razón que no tocan el tema con ella y evitan hacerle preguntas al respecto.

A pesar de que los camiones son la principal fuente de trabajo de esta familia, aún existe el temor de que vuelva a ocurrir un hecho parecido al de la medianoche del 21 de agosto. Hechos como ese han sido parte de la tónica de los últimos días. Hace dos días el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, confirmaba la muerte de un joven de 21 años que recibió el impacto de una bala en la comuna de Cañete, víctima de unos encapuchados que antes habían quemado unas viviendas. Asimismo, este martes se registró la quema de cuatro nuevos camiones de carga.

El Ministerio de Desarrollo Social, en conjunto con la Intendencia de Los Lagos, ha estado en constante coordinación para entregarle a Monserrat y a sus padres la ayuda que necesitan. La seremi de Desarrollo Social de la región, Soraya Said, ha estado en contacto con la familia y se ha encargado de ver una serie de ayudas económicas y sociales para ellos. A fin de mes recibirán el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que se estableció producto de la pandemia de coronavirus.

Por otro lado, parte de la ayuda estaría enfocada especialmente en Alejandra Peña. Ella es costurera y debido a los confinamientos no ha podido acceder a los materiales que necesita. Es por eso que desde la Seremi están tratando de entregarle una máquina para coser y materiales que le sirvan para poder desempeñar su labor. Además, evalúan levantar algún tipo de apoyo a través del Fosis para que pueda levantar un emprendimiento. Además, se está considerando otorgar una pensión por gracia al padre de Monserrat.

Tres días después del ataque, la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, visitó a la familia. “Está bien de salud. Tal como nos contaban los doctores, la intervención fue exitosa en el día de ayer. Sin embargo, lo más complejo tiene que ver con el trauma psicológico, por haberse visto expuesta a esta situación”, señaló a 24 Horas la autoridad de gobierno. Y sigue al tanto de la situación a través de la seremi.

En conversación con El Líbero, el intendente de Los Lagos, Harry Jürgensen, cuenta que visitó la casa de los Peña el pasado viernes. “Estamos tratando de ayudarles de alguna forma, estamos pidiéndole a Salud que le haga el apoyo psicológico que necesita. La chica está bastante bien. A sus 9 años es increíble como la inocencia supera un drama muy profundo como ese, pero no lo superan ni el papá ni la mamá”.

En ese sentido, agrega que “el papá y la mamá están afectados y él perdió la máquina que le daba trabajo. Tiene licencia, pero no tiene la seguridad de volver a ese trabajo, entonces tiene que buscar otra solución, pero también queda con temor de seguir en el mismo trabajo y seguir ocupando las mismas rutas”.

“Lo duro para ellos fue bajarse del camión encañonados, sentir el fuego del camión y después caminar esos dos kilómetros que se hicieron eternos”, relata.

Asimismo, desde el departamento social de la Intendencia han facilitado el apoyo de una asistente social que visita a la familia de forma constante para evaluar su situación.

Fiscalía de Alta Complejidad de Temuco y PDI están a cargo de la investigación

El caso de Monserrat está siendo investigado por la Fiscalía de Alta Complejidad, y fue ingresado junto a otras 11 causas que se incluyen en el delito de robo y quema de camiones.

Desde la Fiscalía dicen que es una investigación que está en curso a cargo del fiscal Enrique Vásquez. Asimismo, cuenta con la colaboración de la Policía de Investigaciones, a través de la Brigada Investigadora de Robos, la Brigada de Policías Especiales y la Brigada contra el Crimen Organizado.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO