Con 13 votos a favor y una abstención, la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional aprobó la iniciativa para que no participen en sus audiencias personas e instituciones que hayan incitado a la violencia o difundido mensajes de odio. 

La propuesta, que fue realizada por Manuel Woldarsky de la Lista del Pueblo, plantea que quienes quieran hacer una intervención en las sesiones, deberán llenar un formulario que será revisado por un grupo encargado que tendrá la facultad de decidir si pueden participar o no. 

En el texto, aseguran que “no serán recibidas en audiencia personas u organizaciones que a través de sus planteamientos, propuestas o discursos hayan difundido mensajes de odio o que puedan incitar a la violencia respecto de grupos vulnerables o históricamente excluidos”. 

En la instancia se generó un debate por la presencia en ella del convencional, Jorge Arancibia, el ex comandante en jefe de la Armada que fue electo por Valparaíso. En la comisión se le acusó de ser un defensor del gobierno militar y se leyó parte de una carta, firmada por familiares de ejecutados políticos, que piden que deje la entidad. Finalmente se dijo que el debate será llevado al pleno de la Convención este martes,

En la oportunidad, la convencional Ruth Hurtado, manifestó su respaldo a Arancibia ya acusó que se lo quería censurar. Además, en sus redes sociales, escribió: «La izquierda no puede decirnos dónde estar ni apropiarse de temas que son transversales».

En la misma línea, la constituyente Marcela Cubillos criticó la iniciativa que busca vetar al convencional y aseguró que «no importa la ley, no importa que haya sido elegido por los ciudadanos. Eso no es democracia, sino arbitrariedad y tiranía». Asimismo, dijo que el intento de censura es «inaceptable e ilegítimo».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta