En los próximos 50 días se vienen una serie de torneos y partidos importantes para el fútbol chileno.

De momento, Curicó Unido y Deportes Copiapó aguardan por la definición de la final de la promoción a primera división, fecha todavía no resuelta. Recordaremos que Deportes Melipilla fue expulsado del balompié profesional por irregularidades en sus contratos.

Al otro lado de la cordillera, Colo Colo (ya en Buenos Aires) y U. de Chile (por viajar) competirán en un torneo hexagonal de carácter amistoso en que también participarán los equipos argentinos de Boca Juniors, Independiente de Avellaneda, Talleres de Córdoba y San Lorenzo. Azules y Albos se enfrentarán en el primer partido el 14 de enero, en La Plata.

Este tipo de torneos me hicieron recordar aquellos Octogonales y Hexagonales que se realizaban en Santiago en los veranos de la década de los 60, en que venían equipos como el Vasas de Hungría, Selección Checoslovaca, Santos de Brasil, con Pele incluido, Selección Polaca, Racing Club de Avellaneda, en fin, fueron partidos épicos que hasta el día de hoy muchos contemporáneos recordamos y añoramos.

El 27 de enero, en el marco eliminatorio rumbo a Qatar, la Selección Chilena en Calama ante Argentina, y el 1 de febrero en La Paz con Bolivia, se juega la opción de estar en la cita más importante del fútbol mundial. Señalemos que, por lesiones, castigos y el Ómicron, versión sofisticada del Covid-19, advertimos que Chile tendrá serias dificultades para conformar el cuadro titular.

La primera semana de febrero se inicia la Copa Libertadores con la participación por etapas de los cuatro equipos chilenos clasificados, Everton, Audax Italiano, U. Católica y Colo Colo.

Y los primeros días de marzo se da la largada a la vigésima primera edición de la Copa Sudamericana en que los cuatro clubes chilenos, que son U. Calera, U. Española, Antofagasta y Ñublense, esperamos que este año sí animen este torneo.

Para terminar, señalamos que el torneo de primera división del fútbol chileno tenía como fecha tentativa para que se inicie el 23 de enero, pero finalmente la ANFP aceptó el requerimiento de los equipos para comenzar el próximo 6 de febrero. “De esta manera, cada institución tendrá el tiempo necesario para poder realizar su planificación con miras a disputar de la mejor manera su torneo”, explicaron desde Quilín a través de una circular.

Además, con un par notas curiosas: Humberto “Chupete” Suazo a sus 41 años vuelve a La Serena y Esteban Efraín Paredes, a los casi 42, recala de nuevo en Coquimbo.

Desde El Líbero, podemos aventurar que el fútbol chileno este 2022, viene con todo, ojalá nos vaya bien.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta