Publicado el 18 junio, 2021

[Columna Constituyente] Javier Couso: Poniendo “paños fríos” en la antesala de la Convención Constitucional, o el crucial rol de tender puentes en un ambiente tensionado

Profesor Derecho Constitucional. Universidad Diego Portales y Utrecht University Javier Couso

Constituyentes del Frente Amplio (e independientes cercanos a dicha coalición) podrían jugar un crucial rol de “puente” entre sectores de izquierda de la Convención y aquellos de centroizquierda y centroderecha de la misma, articulación clave para el éxito del proceso.

Javier Couso Profesor Derecho Constitucional. Universidad Diego Portales y Utrecht University
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A diferencia de lo que suele ocurrir en el intervalo entre el día de la elección de diputados y senadores, y el momento en que asumen sus cargos (periodo en el cual típicamente descansan y se prepararan en relativo silencio para el comienzo de la legislatura), en el caso de quienes fueron elegidos para integrar la Convención Constitucional la situación ha sido muy distinta. En efecto, inmediatamente después de la elección de Mayo 15-16, buena parte de los anteriores comenzaron intensas gestiones para articularse entre sí, al tiempo que ofrecían entrevistas a los medios de comunicación e, incluso, debatían públicamente con algunos de sus futuros colegas. 

Lo inédito del proceso constituyente explica en parte la diferencia anotada, pero ello parece ser también producto de la vasta proporción de independientes que fueron elegidos, lo que ha obligado a los últimos a buscar coordinarse con convencionales afines, de manera de ir adelantando criterios sobre aspectos procedimentales y de contenido del proceso constituyente 

A propósito de este ejercicio, algunas declaraciones han generado controversia y hasta alarma en círculos conservadores. En ocasiones, lo polémico ha sido el tono confrontacional adoptado por algunos convencionales, mientras que, en otras, el contenido de lo dicho, especialmente los llamados de algunos grupos a desconocer las normas constitucionales que regulan el proceso. En relación a lo último, transcurrido ya más de un mes desde la elección de convencionales, el balance es que quienes impulsan una concepción “soberanísima” (como solía denominar un líder latinoamericano a la asamblea constituyente que propiciaba) de la Convención Constitucional no llegan a un cuarto del total de los integrantes de la misma. Este hecho no es trivial, dado que, por estridente que sean algunos de quienes abogan por el desconocimiento de las reglas que gobiernan el proceso de elaboración de una nueva carta fundamental, con esos números no podrían siquiera vetar lo decidido por el resto de la Convención, y mucho menos intentar alterar los procedimientos y límites -por lo demás razonables- que enmarcan el actuar de la anterior.

En ese sentido, cabe destacar a constituyentes del Frente Amplio (y también independientes cercanos a dicha coalición), quienes, a la manera que lo está haciendo Gabriel Boric en la arena presidencial, podrían jugar un crucial rol de “puente” entre sectores de izquierda de la Convención y aquellos de centroizquierda y centroderecha de la misma, articulación clave para el éxito del proceso. En efecto, al declarar que, entendiendo  las demandas de grupos como la Lista del Pueblo, discrepan, sin embargo, de la idea de que la Convención pueda modificar unilateralmente (esto es, sin la venia del Congreso Nacional) los quórum y otros marcos establecidos para su funcionamiento y decisiones sustantivas, no sólo han contribuido ha aquietar los ánimos de convencionales de centroizquierda y de centroderecha (propiciando así un clima más constructivo al interior de la Convención) sino que, tan importante como esto, a persuadir a algunos convencionales situados a su izquierda de la noción de que con las reglas actuales se puede avanzar hacia una carta constitucional que habilite modelos de protección de derechos sociales y formas de desarrollo alternativos a los que ha exhibido Chile en las últimas décadas.

Así las cosas, sólo falta que aquellos convencionales de centroderecha que exhiben una genuina convicción acerca de la necesidad de contar con una nueva carta fundamental (producto de la situación imposible que se crearía con un fracaso de la Convención Constitucional, luego de que casi un ochenta por ciento de los electores repudiara la carta vigente, en octubre de 2020), empiecen a desplegar un análogo rol de puente entre los convencionales constituyentes situados a su derecha y el resto de la Convención, a la manera de lo que, por ejemplo, está haciendo Mario Desbordes en la arena presidencial, alejándose de la -también estridente- reacción de  algunos convencionales de derecha que parecen estar siempre preparados para reaccionar apocalipticamente ante cada exabrupto de los convencionales que se ubican en las antípodas de sus ideas al interior del cuerpo constituyente.

Un rol más activo del grupo de convencionales de centroderecha persuadidos de que el proceso constituyente representa más una oportunidad que una amenaza, en el contexto de la peor crisis política, social, sanitaria y económica que ha enfrentado nuestro país en una generación, sería, en este contexto, extremadamente bienvenida. Pero ello requiere la voluntad de salir a trabar un diálogo con aquellos convencionales de Chile Vamos que, luego de haberse jugado con intensidad por el rechazo al proceso constituyente, hoy salen a proclamar “el fin de los tiempos” cada vez que algún convencional que se encuentra en la antípoda política de ellos profiere una frase desafortunada.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO