La acusación constitucional en contra del ministro de Desarrollo Social y Familia Giorgio Jackson fue rechazada por la Cámara Baja. Con esto se pone fin al proceso presentado por diputados del Partido Republicano, el que, de todas maneras tendrá efectos tanto en el gobierno como en la oposición.

En Mirada Líbero, Max Colodro, sociólogo, Doctor en Filosofía y analista político, calificó el resultado como “esperable, dadas la señales que se habían ido generando en las últimas horas. Efectivamente, esta acusación constitucional tenía pocas posibilidades de prosperar, había fundamentos más bien débiles a juicio de muchos juristas, y un sector importante de la centroderecha no estaba convencida de la necesidad de llevar adelante esta acusación”.

Colodro planteó que “esta acusación constitucional viene, de algún modo, a darle un pequeño respiro, es casi un regalo de comienzos de año que la oposición le da al gobierno en una de sus figuras más emblemáticas, una de las personas más cercanas al Presidente de la República”. Y enfatizó que “la derecha y la centroderecha, sobre todo el Partido Republicano, cometieron un error político que ha terminado dándole un cierto alivio al gobierno en un momento de mucha debilidad. Creo que el Partido Republicano se precipitó, intentó forzar un escenario que terminó siendo contraproducente para las perspectivas políticas del mundo opositor”.

Sobre los fundamentos del libelo, Colodro indicó que “el diseño de esta acusación constitucional estuvo mal planteado en su origen. En general estas acusaciones se trabajan previamente, se conversan con los distintos actores, se evalúa su viabilidad y ese es un trabajo que el Partido Republicano no hizo; lanzó simplemente la acusación tratando de forzar un escenario y de forzar a la centroderecha, a Chile Vamos y a la DC, a sumarse a esta acusación, pero, efectivamente, dados los débiles fundamentos, esto termina por no ser suficiente para hacer que esta acusación prosperara”.

Colodro: «Había que ser muy riguroso, trabajar los votos»

Respecto de la posición en que queda Jackson tras la votación en la Cámara de Diputados, el analista político manifestó que “el ministro Jackson viene arrastrando problemas muy serios de gestión desde antes de asumir la cartera de Desarrollo Social, pero el hecho concreto es que esto le da un respiro y va a generar tensiones y controversias fuertes al interior de la oposición”.

Y agregó que «golpear a Jackson era darle un golpe muy certero y duro al liderazgo presidencial y en eso había que ser muy riguroso, ordenado, tener los votos, trabajarlos previamente para que esta acusación no terminara siendo al final un regalo”.

En esa misma línea, el sociólogo advirtió que “el gobierno tiene problemas estructurales de gestión política, el Presidente ha cometido errores muy serios, los argumentos que dio para justificar los indultos generaron mucho rechazo en la opinión pública y la acusación constitucional no agrega nada nuevo, sino que le da un respiro, lamentablemente para la oposición. La oposición viene a ayudar al gobierno probablemente a desviar la atención de los propios indultos”.

Colodro: “Se van a profundizar las diferencias entre Republicanos y Chile Vamos”

Una de las principales consecuencias que tiene el rechazo de la acusación constitucional contra el ministro Jackson, según Colodro, tiene relación con el quiebre en la derecha. “La lógica de las dos almas que se ha hablado mucho en el mundo del oficialismo, del gobierno, Apruebo Dignidad, por un lado, y el Socialismo Democrático, creo que también se replica, y lo confirmamos el día de hoy, en el mundo de la oposición. Esta acusación constitucional que se cae finalmente va a ahondar y profundizar las diferencias entre el Partido Republicano y Chile Vamos. Después de ese resultado va a ser más cuesta arriba las posibilidades de que haya una lista unitaria del mundo de la derecha y la centroderecha. Creo que vamos a enfrentar un escenario de la elección de consejeros constitucionales donde vamos a ver tanto al oficialismo como a la oposición divididos en dos almas”.

Finalmente, Colodro se refirió a cómo este resultado impacta en la acusación constitucional contra la exministra Marcela Ríos. “Puede eventualmente reforzarse, puede que la centroderecha, Chile Vamos, considere que es un golpe demasiado duro para su propio sector el que se caigan las dos acusaciones constitucionales y puede que haya un mayor alineamiento a favor de la acusación en contra de la exministra de Justicia. Pero, en estricto rigor, la verdad es que es una exministra, ya no está en el gobierno, y por tanto la sanción que implica es más bien inhabilitarla por los próximos 5 años, y creo que va a ser para la derecha, si es que prospera, más bien un premio de consuelo. Aquí el coto de caza importante era el ministro Jackson y esa acusación constitucional, por desinteligencia, por desprolijidades de la derecha y la centroderecha terminó cayéndose”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta