No será hasta el próximo martes que el gobierno del presidente electo Gabriel Boric despeje la duda de quiénes ocuparán las 39 subsecretarías. “Los nombres ya están”, aseguró la próxima ministra de la Segegob, Camila Vallejo, pero no se anuncian aún por estar en proceso de revisión. En esa nómina la economista Claudia Sanhueza es la figura que, según fuentes cercanas a El Líbero, está sonando fuerte en La Moneda Chica para hacer dupla con Mario Marcel en Hacienda.

Quien hasta ayer ocupó la Presidencia del Banco Central ya habría manifestado estar de acuerdo con que Sanhueza fuese su subsecretaria. Trascendió que esta sería una forma de aplacar el supuesto “neoliberalismo” que le endilgan a Marcel desde los sectores más a la izquierda de Apruebo Dignidad.

“Yo sí conozco la trayectoria de Marcel y todos sabemos que es un defensor del credo neoliberal. Lo que a mí me importa es que él se comprometió con liderar las transformaciones que el Presidente Boric comprometió (…) por lo tanto es muy probable que el Marcel que conocemos no sea el Marcel que vamos a ver a partir del 11 de marzo”, afirmó el alcalde de Recoleta y exprecandidato presidencial por el Partido Comunista, Daniel Jadue, en entrevista con Radio Universo.

Sanhueza fue la asesora económica del Frente Amplio, cuando el ahora presidente electo Gabriel Boric era candidato, mientras Marcel formó parte de la Concertación y fue presidente del Banco Central desde el 2016. Un cargo en el que fue ratificado el pasado 22 de octubre, y en el que habría durado hasta 2026, de no ser porque asumirá como secretario de Estado en el próximo gobierno.

Para el profesor universitario y vicepresidente de la Comisión Nacional de la Productividad, Joseph Ramos, sería positivo para Marcel «tener a alguien del núcleo central de Apruebo Dignidad, que conozca desde dentro los puntos de vista, para que sepa un poco lo que es el ADN de Boric y en ese sentido Sanhueza lo representa».

«Se podría pensar que Marcel no tiene la sensibilidad política, porque él es esencialmente un técnico, entonces tener dentro personas que sí tengan esa sensibilidad y el ADN del Frente Amplio es bueno. No es que porque nombren a Sanhueza ahora va a haber un cuarto retiro donde antes no iba a haberlo. No, no va a cambiar en nada la línea central de pensamiento de Marcel ni su compromiso con la responsabilidad fiscal», agrega Ramos.

Sanhueza es militante de Revolución Democrática. Tienda a la que pertenece la mano derecha de Boric, Giorgio Jackson, pero que en la designación del gabinete solo logró dos ministros: el propio Jackson en la Segpres y Marco Ávila en Educación. La directiva de la colectividad incluso se reunió con Boric el pasado martes, ad portas del anuncio de los subsecretarios -que estaba previsto, a más tardar, para el 26 de enero-. «RD ha tenido un trabajo tanto desde el Frente Amplio como desde Apruebo Dignidad en los últimos años, así es que sí esperamos que, efectivamente, eso se traduzca en algunas subsecretarias que son importantes para el proyecto transformador y el cumplimiento de nuestro programa», dijo la presidenta del partido, Margarita Portuguez a su salida del encuentro.

Ramos señala que el futuro Ministro de Hacienda «va a tratar de crear las condiciones económicas para lograr el grueso del programa». «Y digo el grueso porque hay algunos elementos del programa que están en conflicto unos con otros. El programa quiere crecimiento económico, por ejemplo, pero  una tributación muy alta puede ir en contra de eso», explica.

Jorge Fantuzzi, socio y co-fundador de FK Economics, coincide en que esta dupla sería positiva. «Marcel tiene un manejo de lo macro con mucho desarrollo, historia y expertiz. Probablemente hay poca gente que tenga tanto entendimiento de la macroeconomía chilena como él. Claudia ha estado en otros temas, tiene un perfil que va más relacionado con pensiones, pobreza y desigualdad, por eso puede tener una mirada micro muy interesante que también es importante para ese ministerio, porque es Hacienda la que al final tiene que financiar los proyectos, ver cómo encaja las piezas del puzzle en las finanzas públicas».

En cuanto a las dinámicas que pudieran darse entre el futuro ministro de Hacienda y su eventual subsecretaria, ambos economistas coincidieron en que no tendrían tropiezos.

«Sanhueza representa una sensibilidad más de izquierda que Marcel, pero como tiene un perfil ligado a la academia, técnico, no tendría ningún tipo de problema. No creo que de ninguna manera tenga alguna fuente de conflicto. A mí me ha tocado conversar con ella, participar en un panel que nos encargó el Ministerio de Desarrollo Social y, aunque ella representa bien sus ideas, es de un diálogo absolutamente fluido, cordial. No hay ningún tipo de tensión que pueda ver de antemano», asevera Fantuzzi.

En un homenaje a Marcel que se llevó a cabo el 11 de enero de este año, organizado por Caples UC, Sanhueza catalogó al economista como un «modelo a seguir». «Es una persona cuya trayectoria es digna de mirar con atención», dijo.

«Tiene una trayectoria académica que logra combinar un aporte en la política pública concreta de un país, junto con un aporte en lo que son los papers y los capítulos de libros y todo lo que en la academia siempre ha sido muy valorado. Esa mezcla de una persona que pone mucho de su tiempo y esfuerzo en la política pública y en varias instituciones del Estado es también algo que cada vez es más difícil», aseveró Sanhueza en el evento titulado «Economistas celebran a Mario Marcel».

Sanhueza se refirió además a una ocasión en la que ambos coincidieron en un seminario sobre desigualdad. «Me encantó que él aceptó participar aunque no lo habíamos organizado en el lugar más adecuado», dijo. «Fue el primer integrante de su familia en obtener un título universitario, lo que pone aún más méritos en el alcance de esos logros», agregó Sanhueza.

La economista también destacó su aporte desde la Comisión Marcel. «Están los temas de género y el bono por hijo», ejemplificó.

Una dupla que puede dar tranquilidad

De darse el nombramiento de Sanhueza en la Subsecretaría de Hacienda, la dupla entre ella y el ministro daría tranquilidad, al menos en el mundo político. Así lo consideran tanto Ramos como Fantuzzi.

«A los actores políticos les da más tranquilidad porque fue un golpe de timón que Boric nombrara a Marcel, en el sentido de que nombró a alguien que es claramente de la línea central de lo que fue la Concertación y lo hizo adrede porque no quiere embarrarla, quiere alguien que dé confianza. Ahora bien, eso despertó mucho revuelo en su coalición y el nombramiento de Sanhueza probablemente tranquilice a los miembros de su coalición», señala Ramos.

En efecto, instantes después de que el presidente electo anunciara el gabinete, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, dijo, consultado sobre Marcel, que «no lo conocía» y que no se iba a pronunciar sobre los ministros que militaran en otros partidos distintos al PC.

Ramos también dio su punto de vista en cuanto a los efectos que en los mercados podría generar esta posible dupla. «En cuanto a los mercados, probablemente tomarán el nombramiento de Sanhueza como no tan bueno, pero la verdad es que si uno medita sobre el asunto, su presencia fortalecería el papel de Marcel», dice.

Para Fantuzzi, la dupla sí pudiera dar tranquilidad. En su criterio lo inquietante es el programa. «Ellos pueden dar tranquilidad al mercado, a los inversionistas. No le veo problema por ese lado, lo que hay que considerar es que lo que puede generar más ruido es el programa. Ellos van a ser  funcionarios de un gobierno que tiene un programa claro que es de izquierda, sin matices. Además es una coalición que hasta ahora ha estado fuera de los gobiernos, que quiere implementar cambios radicales, algunas veces sin mucha certeza de lo que se quiere hacer», afirma.

Y es que el propio Marcel dio una entrevista en Cooperativa en la que vislumbró cuál será su accionar como jefe de cartera. «Siempre me he definido como socialdemócrata y las cosas que he promovido en mi desempeño en cargos públicos, fundamentalmente tienen que ver con la responsabilidad fiscal, tienen que ver con asegurar que existan los recursos para que se puedan cumplir los compromisos con la ciudadanía, buscar acuerdos que hagan viable las reformas», señaló.

«En buena medida, mi incorporación a este gabinete y a esta tarea es fruto de una importante comunidad de ideas más que una asociación de conveniencias (…) Lo importantes es ver cómo va a funcionar un gabinete que tiene una composición diversa, personas que tienen distinto origen profesional y político, pero que todos tenemos una motivación común: que es el éxito del Gobierno, la realización de los objetivos que se ha planteado el Presidente Boric para su período», aseveró Marcel.

¿Ha habido acercamientos?

Se desconoce si ya se habría dado algún acercamiento entre ambos. En todo caso, Sanhueza no dudó en felicitar vía Twitter a los futuros ministros, el mismo día en que el presidente electo los anunció, incluso retuiteó el mensaje que Marcel publicó en sus redes sociales, en el que expuso las razones por las cuales aceptó el cargo.

«Hace sólo unos días dije que los economistas debíamos ser capaces de salir de nuestra zona de confort, contribuir a ampliar los límites de lo posible y ser inconformistas. Por eso», escribió el futuro ministro al respecto.

Los economistas consultados coincidieron en que tanto Marcel como Sanhueza tienen «sensibilidades» diferentes en su acercamiento al tema económico. Y es que ambos han tenido trayectorias también diferentes.

Entre el 2000 y el 2006 Marcel fue Director de Presupuestos en el Gobierno del Presidente Ricardo Lagos y, posteriormente, fue Presidente del Consejo Asesor Presidencial para la Reforma Previsional en el primer Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

El futuro Ministro de Hacienda, ingeniero comercial de la Universidad de Chile y M. Phil. en Economía de la Universidad de Cambridge, se desempeñó como subdirector de Gobernabilidad y Desarrollo Territorial de la OCDE y además fue gerente de Capacidad Institucional y Finanzas del Banco Interamericano de Desarrollo.

Por su parte Sanhueza se desempeña actualmente como directora del Centro de Economía y Políticas Sociales de la Universidad Mayor y como investigadora adjunta del Centro de Conflicto y Cohesión Social. Es doctora en Economía de la Universidad de Cambridge.

La que al parecer será Subsecretaria de Hacienda, cargo que actualmente ocupa Alejandro Weber Pérez, ha participado en diversas comisiones presidenciales. Fue presidenta del Consejo Consultivo Previsional, miembro del Panel de Expertos CASEN 2015 y 2017, integrante del directorio de la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza y del Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta