Su derrota en las elecciones parlamentarias y la llegada de Gabriel Boric a La Moneda fueron la mezcla perfecta para Sebastián Depolo (RD), quien finalmente asumirá como embajador de Chile en Brasil. Una decisión del Presidente que se conoció hace apenas una semana y que ubica a su amigo y compañero “frenteamplista” como autoridad en el país liderado por Jair Bolsonaro, el mismo Mandatario a quien Depolo ha criticado reiteradamente. Solo faltaría el visto bueno de las autoridades brasileñas para que se ratifique su nombramiento.

“Bolsonaro es peor que Trump” y “lo que vemos en el Brasil de Bolsonaro es el inicio del fascismo” han sido solo algunas de sus palabras contra el Jefe de Estado brasileño. Incluso antes de que Bolsonaro asumiera la presidencia de Brasil, Depolo ya criticaba sus propuestas. El primer registro es de junio de 2018 donde por medio de su cuenta de Twitter, compartió una columna de opinión publicada por The New York Times titulada como “Jair Bolsonaro pone en riesgo la democracia en Brasil”. 

El mismo año mientras se disputaban las campañas brasileñas, aseguró sentirse preocupado por “la atracción fatal” que Bolsonaro ejercía sobre la derecha chilena y detalló que había quienes se estaban sacando “la máscara demócrata y compitiendo por quien agrada más al candidato ultraderechista”.

De la misma forma, enfatizó las denuncias que se habían hecho contra el político. “Cuando candidatos que avalan la violencia como Bolsonaro conquistan espacios de poder y visibilidad se desata la acción violenta de sus seguidores, acá algunos de los hechos denunciados en #Brasil en las últimas horas”, escribió. 

Corría marzo de 2019 y Jair Bolsonaro pisaba suelo chileno para participar en el Encuentro de Presidentes de América del Sur 2019, convocado por el ex Presidente Sebastián Piñera. Como era de esperar, la llegada del Mandatario brasileño incomodó a un sector, donde Depolo tampoco fue la excepción. En conversación con Cooperativa, el excandidato aseguró que “la presencia de Bolsonaro en Chile es realmente indignante. Sus mensajes de odio no son tolerables, él no es un demócrata.

Así, las menciones siguieron hasta 2021. Lo cierto es que actualmente un nuevo escenario desafía las relaciones entre el próximo embajador y el gobernante del país sudamericano con quien compartirán suelo y más de algún encuentro republicano.

Desde el mundo diplomático señalan que hay cierta inquietud por que se pueda generar alguna situación incómoda, como ocurrió con Argentina por Bárbara Figueroa y recientemente con la ministra del Interior Izkia Siches sobre el tema del «Wallmapu». En este escenario, «no sería bueno abrir otro flanco», dicen. 

¿Premio de consuelo?

Su nombramiento en la embajada causó revuelo. Para algunos, un “premio de consuelo” luego de que el secretario general de Revolución Democrática perdiera el cupo senatorial por el que competía en la Región Metropolitana y, posteriormente, no se concretara su nombre dentro de un cargo dentro de la segunda línea del gabinete, tal como se manejaba. Pero Depolo no fue el único. La lista estaba acompañada por nombres como el del exdiputado PPD Tucapel Jiménez como embajador en Suecia, su amigo y compañero frenteamplista, Javier Velasco en España y Bárbara Figueroa en Argentina que ya recibió el agreement del país trasandino.

Los nombramientos a sus «amistades» fueron cuestionados, ya que el pasado 14 de octubre el entonces candidato Gabriel Boric se mostró frente a las cámaras en una entrevista con CNN donde aseguró que “las embajadas no van a ser un premio de consuelo y a quienes vamos a designar (…) va a ser en función de sus méritos, de su trabajo y de su desempeño”.

Uno de los primeros en reaccionar al cargo que asumiría Depolo fue el excandidato presidencial José Antonio Kast, contra quien el frenteamplista también había arremetido en numerosas ocasiones. “¿Sebastián Depolo Embajador de Brasil? Parece que el único requisito para ser embajador era haber perdido una elección. Puros premios de consuelo”, escribió en sus redes sociales. 

Desde el gobierno hicieron frente a las críticas. La ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, aseguró que «recién se ha oficializado el nombramiento de ocho embajadoras y embajadores, cuatro de los cuales son de carrera y cuatro son políticos, manteniendo la paridad de género». 

Los roces de los Bolsonaro con la izquierda

Es que las diferencias entre Bolsonaro y el gobierno de Boric no son un enigma. Tras conocerse el resultado de las elecciones de diciembre, llamó la atención el silencio del Presidente de Brasil quien días más tarde y por medio de una transmisión en vivo de su “Live Semanal”, aseguró que no se había referido al tema porque se encontraba de viaje. En la instancia aseguró que el resultado de la elección fue porque “prácticamente la mitad de la población se abstuvo”, mientras que “con la otra mitad que fue a votar”, el candidato ganador pudo alcanzar el 55% de los sufragios versus el 45% de Kast.

Asimismo, detalló que había encargado al Ministerio de Relaciones Exteriores, la emisión de un comunicado para reconocer el triunfo de Gabriel Boric y ofrecer su voluntad de cooperación. “El gobierno brasileño felicita al señor Gabriel Boric Font por su elección a la Presidencia de la República de Chile y le desea éxito en el desempeño de su mandato. Al reafirmar la solidez de los lazos de amistad y cooperación, el gobierno brasileño manifiesta su voluntad de trabajar con las autoridades chilenas para fortalecer las iniciativas bilaterales y regionales a favor de los objetivos de desarrollo económico, defensa de la libertad y democracia y respeto del derecho del Estado”, describe el documento. 

Sin embargo, el hijo de Jair Bolsonaro, -diputado de la República de Brasil- Eduardo Bolsonaro, ha sido crítico de Gabriel Boric. El parlamentario, que también es cercano al excandidato presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast, habló sobre la supuesta admiración que el actual Presidente tendría al régimen de Nicolás Maduro. «Las propias publicaciones de Gabriel Boric no me dejan mentir sobre su admiración y defensa de la narcodictadura de Maduro», escribió en su cuenta de Twitter. 

De la misma forma, ha mencionado los riesgos que podría haber traído su llegada al poder en el Estado de Chile. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta