Este sábado 14 de mayo se terminó de redactar el borrador de una nueva Constitución, que quedó compuesto con 499 artículos, más de 100 derechos y 20 nuevos órganos.

Ahora comienza el trabajo de las nuevas comisiones: Armonización, Preámbulo y Normas Transitorias, para que el domingo 4 de septiembre se someta a plebiscito la propuesta de la Convención.

En un nuevo Especial Mirada Líbero los constituyentes Rodrigo Álvarez, Fuad Chahin y Patricia Labra, comentaron cómo quedó compuesto el borrador de texto constitucional.

«Esta Convención ya fracasó en dos cosas. Fracasó en proveer un texto de unidad, porque el plebiscito va a ser extraordinariamente peleado. Y hemos fracasado en la estabilidad, porque ya sea que gane el Apruebo o el Rechazo, vamos a estar viviendo varios años de cambios constitucionales, porque esta Constitución va a chocar con la realidad», planteó Álvarez.

Además, agregó que «tiene gruesos errores, en cuanto a sistema político, forma de Estado, el cambio en el modelo judicial, una plurinacionalidad desmedida, un medioambientalismo radical, derechos que no sé cómo vamos a financiar, etc. Por tanto mi análisis es bastante pesimista».

Fuad Chahin sobre el borrador: «Es tremendamente acomplejado en materia de seguridad»

El convencional de la DC, Fuad Chahin, subrayó que puede darse un «efecto pendular». Explicó que «durante mucho tiempo se contuvieron cambios más profundos (…) esto corre el riesgo de que nos pasemos para el otro lado -creo que así ha sido en muchas de las normas- y que se pongan en riesgo el proceso, el Apruebo, la aplicación práctica de esta nueva Constitución y la adhesión».

Agregó que «se ha pretendido tratar de resolver al detalle todos los problemas y deudas, pero una Constitución no es una sumatoria de causas. Y si bien tiene buena noticias, flaquea en un par de cosas fundamentales, como la certeza jurídica, lo que pasa con los sistemas de justicia. Y el sistema político no resolvió los problemas que tiene que resolver».

Subrayó: «Esta Constitución es tremendamente acomplejada en materia de seguridad. Le amarra las manos al país en una de las principales amenazas para el Estado de Derecho, al eliminar el Estado de Excepción de Emergencia, cuando tenemos una violencia normalizada». Además, alertó sobre la independencia del Poder Judicial y el riesgo de «captura política» del Ministerio Público.

Patricia Labra: «Una Constitución hecha a la rápida y con muchos vacíos estructurales»

La convencional Patricia Labra (RN) comentó sobre el desarrollo del proceso: «Partimos mal. Todo Chile se dio cuenta. Tuvimos muchas pérdidas de tiempo, declaraciones sobre presos políticos, cosas que no tenían nada que ver con nosotros». Lo anterior, señaló, afecto el trabajo que luego se hizo prácticamente contra el tiempo. «Esa va a ser la calidad de la Constitución que está saliendo, hecha a la rápida y con muchos vacíos estructurales. Esta es una Constitución llena de simbolismos y consignas».

Respecto al futuro económico del país, tras los dichos del ministro de Hacienda Mario Marcel, quien dijo que los temas económicos estaban “despejados” y que “no se encontraban en el texto aprobado .de nueva Constitución- normas que pusieran en riesgo proyectos ni inversiones”, Álvarez sostuvo: «Con mucho afecto hacia el ministro Marcel, le diría que lea un poquito más la Constitución entonces, si todavía no encuentra nada que le preocupa es que quizá requiere una segunda lectura, o quizá tiene tantos problemas que enfrentar que pudo haberse descuidado en algún pasaje».

Y explicó que «el tema minero quedó mal resuelto», al igual que el «tema de agua, lo que afecta la agricultura y la capacidad importadora». Señaló que «son cambios que van en la línea incorrecta y que nos llevan a un país muy distinto al que se ha construido hace 30 años».

Además, Álvarez dijo que «una de las cosas más complejas de esta Constitución es que la pregunta sobre cuánto cuesta y cómo se financia nunca existió«.

Sobre cómo ven lo que se viene, Chahín destacó que «es una buena noticia que el país actualice su catálogo de derechos, pero para que esto no quede en el papel hay que generar las condiciones para gozar esos derechos». A esto sumó: «Hay que mirar los impactos sistémicos que tienen las normas, que pueden ser mitigados con una buena armonización y transitoriedad. Pero indudablemente se corre el riesgo de que podamos ser un país, si bien más justo, más pobre, y los chilenos no quieren eso».

Las alternativas tras el plebiscito de septiembre

Sobre las declaraciones del presidente del PC, Guillermo Teillier, quien sugirió que el asalto a la casa de la ministra de Defensa y el secuestro del escolta del Presidente Boric serían parte de una campaña para el «fracaso del Plebiscito”, Álvarez reaccionó con ironía:

«Me parecen ‘notables’ estas declaraciones, le faltó decir que la guerra en Ucrania es parte del complot. Es una cosa insólita decir que los problemas tan graves de seguridad están asociados al plebiscito, es parte de esa infinita capacidad que tiene los comunistas de instalar temas y tratar de inventar historias para tapar sus errores en la Convención«.

En cuanto al plebiscito de septiembre, Chahin explicó que «es importante conocer la versión final del texto y si las normas que quedan son más o menos flexibles. Hay un espacio para que los que tengan dudas digan ‘aprobemos para luego modificar, ajustar y resolver’. Y la otra alternativa es rechazar para buscar una tercera vía y terminar con la Constitución actual».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta