Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 05 de abril, 2019

Abogados “cazaisapres” ganaron más de $16 mil millones durante 2018, un 31,6% más que en 2017

Autor:

Bastián Garcés

La presentación de recursos de protección contra las aseguradoras privadas, por el alza en los planes de salud, genera un lucrativo negocio. Solo en 2018 hubo 145.706 acciones contra las isapres, 14,5% más en comparación al 2017. Desde 2010 a la fecha, los bufetes de abogados han tenido ingresos que bordean los $110 mil millones.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La cantidad de dinero que se ha gastado en materia de pago de costas es relevante, debe ser de alrededor de US$150 millones pagados a un grupo de pocos abogados que han lucrado de muy buena forma con estos recursos“, afirmó este jueves a T13 Radio, el presidente de la Asociación de la Asociación de Isapres Rafael Caviedes, al ser consultado por el impacto económico que han tenido las aseguradoras a raíz de los recursos de protección que buscan evitar alzas en los planes de salud.

Esta arista surge en medio del aumento en el valor de los planes de salud en cinco Isapres, lo que ha generado que varios expertos prevean una crecida de acciones legales que buscan dejar sin efecto este reajuste. Una práctica que comenzó a ser más frecuente desde 2010 y que, a nueve años de su masificación, ha significado costos para las aseguradoras privadas.

La cifra exacta a la que se refería el presidente del organismo asciende a $107.147 millones entre 2010 y 2018, según el Estudio Judicialización Isapres 2018, elaborado por Altura Management y publicado en marzo de 2019. En el que además se da cuenta que durante el año pasado se presentaron 145.706 recursos de protección contra las aseguradoras privadas, un 14,5% más que en 2017.

Y si se considera el total entre 2010 y 2018, se han presentado 968.542 acciones legales. Sobre el incremento entre 2017 y 2018, el informe señala que la principal causa es “la fuerte expansión de los recursos en regiones”. Esto se debe a que las costas fuera de Santiago son más caras, por lo que salir a buscar clientes en otras ciudades se ha convertido en un atractivo mercado para las oficinas de abogados, pudiendo ganar hasta cuatro veces más. La Corte de Apelaciones de Santiago fija un monto por juicio de $50.000, mientras que en regiones el valor promedio es mayor a $200.000.

Esta realidad ha hecho que “el mercado se descentralice”. Si en 2010 solo un 7,4% de las 8.247 causas fueron presentadas en regiones, el año pasado este porcentaje llegó al 40,1%, de los 145.706 recursos de protección.

Esto incide en el desembolso que han hecho las Isapres. Durante 2018, debieron pagar $16.261 millones para cubrir estos costos, lo que significó un aumento del 31,6% en comparación a 2017. Este punto, también lo abordó Caviedes: “Ese grupo de abogados, sin ninguna instalación salvo una oficina y un par de computadores, se llevan unas utilidades similares a un tercio de las utilidades de las Isapres”, afirmó el presidente de la asociación.

Los abogados, los grandes ganadores de los recursos de protección

Para Gonzalo Simón, gerente general de la Asociación de Isapres, la judicialización ha continuado porque “no se han modificado las leyes y se ha mantenido una suerte de fallo estándar que es darle la razón al cotizante en cuanto a que el alza no está adecuadamente justificada”. Agrega que con esto “se condena no solo a las Isapres a congelar el alza sino que además a pagar los honorarios de los abogados de los cotizantes”. Explica que, de este modo, se “abre un espacio para que los abogados salgan a la búsqueda de personas que están en situación de adecuación de precios y realizar recursos de protección”. Así, dice, pueden “ir acumulando clientes que le significan la recepción de una cantidad más importantes de costas“.

No se han modificado las leyes y se ha mantenido una suerte de fallo estándar que es darle la razón al cotizante en cuanto a que el alza no está adecuadamente justificada”, explica Gonzalo Simón, gerente general de la Asociación de Isapres.

En el año 2018, el estudio jurídico Aburto y Herrera fue el bufete que más causas presentó (6.594), seguido por el equipo encabezado por Sebastián Troya González (5.422). En tercer lugar está Carlos Tagle Tasso (5.051).

No solo eso, la oficina de Troya González fue la que más dinero ganó con los recursos de protección: cerca de $505 millones, seguido por el de Aburto y Herrera que ingresaron a sus arcas $402 millones, y en tercer lugar hubo dos equipos jurídicos que facturaron $382 millones, el de Carmen Gloria Luna Leal y el de Juan Castillo Saavedra.

“Lo que me parece más notable es que esto viene por muchos años. Se le ha pedido a los gobiernos que hagan un cambio en la regulación para impedir que esto funcione como está funcionando hoy día, a través de juicios”, explica Simón.

En ese sentido, el estudio de Altura Manangement afirma que “el costo total asociado de los recursos de protección ingresado 2018 llegaría a $31.269 millones. Esto incluye, costas, ahorro de los cotizantes y costos de la defensa judicial de las Isapres“. De este monto solo el 22,3% sería en beneficio directo para los afiliados, quienes lograron ahorrar $6.976 millones al evitar el alza del precio de su plan de salud. El resto se dividió en un 52,1% (16.261 millones) destinado a pagar las costas del juicio y un 25,6% ($8.032 millones) para financiar la propia defensa de las aseguradoras.

La tramitación del recurso no tiene costos para usted. Nosotros asumimos todos los gastos, ya que una vez dictada la sentencia (por la Corte de Apelaciones) que deja SIN efecto el alza de su plan de salud, esta misma sentencia condena a la lsapre a pagar el honorario del abogado”, se lee en la web de un estudio.

Los equipos jurídicos que realizan este tipo de trabajos lo hacen bajo la promesa de no cobrarle a los cotizantes que deciden apelar por el alza de precios. Esto porque la ganancia no está en los honorarios que puedan fijar, sino en las costas de los juicios, las que van directamente a sus arcas.

Por ejemplo, en la página web de Troya González -que se llama Stop Alza Isapre-, se lee. “¿Cuál es el costo? Los honorarios de los abogados son pagados finalmente por las Isapres si resultan vencidas en el juicio”. En el sitio también señalan: “¿Cuáles son las probabilidades de éxito? Altísimas. Llevamos una cantidad importante de recursos tramitados, todos acogidos favorablemente para los intereses de nuestros clientes“.

El bufete Aburto y Herrera, como informó El Líbero en 2017-, fue fundado en 1999 por quien fuera presidente de la Corte Suprema, Marcos Aburto Ochoa, para “brindar asesorías en materias constitucionales, civiles y comerciales”. En su sitio web se lee: “No es necesario concurrir a nuestras oficinas. Nosotros vamos donde usted esté”.

Y agregan, para captar clientes: “La tramitación del recurso no tiene costos para usted. Nosotros asumimos todos los gastos, ya que una vez dictada la sentencia (por la Corte de Apelaciones) que deja SIN efecto el alza de su plan de salud, esta misma sentencia condena a la lsapre a pagar el honorario del abogado”

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: