Ex Presidente Piñera, ex ministros de Hacienda y destacados economistas de distintos sectores advirtieron hace más de un año del impacto que tendría la reforma en el crecimiento, la inversión y el empleo.
Publicado el 15.07.2015
Comparte:

El “realismo sin renuncia” que anunció la Presidenta Michelle Bachelet ante el difícil escenario económico que atraviesa el país en casi todos sus indicadores, ha generado un amplio debate sobre la responsabilidad de haber realizado importantes reformas, como la tributaria, sin prever sus reales impactos e, incluso, haber prometido que éstas aumentarían el crecimiento y la inversión.

Sin embargo, tan pronto se anunció la reforma tributaria, en junio de 2013, el entonces Presidente Sebastián Piñera y su ministro de Hacienda, Felipe Larraín, advirtieron que provocaría una pérdida en la capacidad de crecimiento, la creación de empleos y la inversión, entre otros impactos.

Luego, entre abril y septiembre de 2014, cuando se discutió en el Congreso la reforma tributaria, varios ex ministros de la Concertación, como Andrés Velasco, Eduardo Aninat (DC) y Manuel Marfán (PS), realizaron cuestionamientos similares advirtiendo un eventual daño en la economía, a los que se sumaron destacados economistas como Sebastián Edwards, Klaus Schmidt-Hebbel y Jorge Desormeaux.

Todos las advertencias fueron rechazadas tajantemente por la Mandataria, por los ministros y parlamentarios de la Nueva Mayoría, y específicamente por el entonces ministro de Hacienda, Alberto Arenas, quien criticó a quienes “enarbolan el slogan de que afectará la inversión”, e incluso prometió que el crecimiento durante el año pasado y éste sería en torno al 5%,  que resultó ser 1,9% en 2014 y según varias proyecciones, de sólo 2% este año.

“El Líbero” recopiló algunas de las declaraciones realizadas por dichas autoridades y especialistas hace al menos un año.

Seminario Sobre Reforma Tributaria en la Universidad CatolicaSebastián Piñera, Presidente 2010-2014

6 de junio de 2013: “Cualquier asomo de incertidumbre, de inestabilidad, de reglas no claras, de propuestas que cambian las cosas sin tener certeza en su alcance, magnitud y contenido, genera un clima de mayor incertidumbre”.

21 de agosto de 2014: “Hay una tremenda caída en la tasa de crecimiento, y ya las estimaciones son de que el crecimiento para 2014 va a estar más cerca del 2% que del 2,5%. Hay una fuerte caída en la inversión en nuestro país (…) una pérdida en la capacidad de creación de empleos. Habíamos creado 1 millón 29 mil empleos en los cuatro años anteriores (y) en los últimos cuatro meses hemos destruido 90 mil empleos“.

Si fueran 2 puntos de crecimiento… eso significa que en cuatro años vamos a dejar de percibir 12 mil millones de dólares de ingresos fiscales solamente por el menor crecimiento. Eso es mucho más que lo que de acuerdo al ministro Arenas recauda la reforma tributaria en los mismos cuatro años. Y eso es el Estado, porque esos dos puntos de crecimiento le pueden costar 60 mil millones de dólares de menor PIB acumulado en los cuatro años”.

29 de junio de 2014: “Estas reformas, de diversa naturaleza, tienen en su génesis y ADN una concepción ideológica del tipo de sociedad que los sectores de izquierda, dominantes en el actual gobierno, parecen querer imponer (…). Las consecuencias de este giro a la izquierda ya las estamos experimentando: pérdida de capacidad de crecimiento y creación de empleos, estancamiento en los salarios; debilitamiento de la capacidad de innovación y emprendimiento, y retrocesos en materia de inversión y productividad”.

Felipe Larraín, ministro de Hacienda 2010-2014Felipe Larraín, ministro de Hacienda 2010-2014

6 de junio de 2013: “Propuestas de asamblea constituyente, AFP y alzas de impuestos de los candidatos de la Concertación y el PC han provocado efectos negativos sobre la inversión. Hay que decirlo claramente: la inversión responde a señales, no responde sólo al dinamismo actual de la economía”.

20 de junio de 2013: “¿Alguien puede pensar que se puede hacer una reforma tributaria que recaude US$ 8.200 millones, con aumento de impuestos a las empresas y eliminación del FUT y que eso no va a afectar la inversión? La reforma no sólo afecta a la inversión sino que también afecta al empleo y afecta a los salarios, hay abundante evidencia en este respecto”.

Andres Velasco, ministro de Hacienda 2006-2010Andrés Velasco, ministro de Hacienda 2006-2010

27 de mayo de 2014: “No solo ha sido mal tramitada, sino que también ha tenido un origen que deja bastante que desear. No existen estudios que analicen esta reforma en particular, sus impactos sobre el ahorro, la inversión y el crecimiento“.

5 de mayo de 2014: “Uno puede estimar con cierto grado de certeza cuánto le va a entrar al Fisco por concepto de la reforma. Algo distinto es estimar el efecto en el crecimiento, el ahorro y el empleo. El efecto puede tardar uno, dos o tres años en verse, y hay tantas cosas que están cambiando… Algunas ayudan al crecimiento y al ahorro, otras lo hacen más difícil. Si la reforma con el paso del tiempo afecta el ahorro, se invierte menos y el país crece menos y crea menos empleo, ahí todo el país paga el pato y, ciertamente, la clase media  puede sentir tocado su bolsillo“.

Eduardo Aninat, ministro de Hacienda 1994-1999Eduardo Aninat, ministro de Hacienda 1994-1999

27 de abril de 2014.  “Me gustaría a lo menos, conocer los estudios de Hacienda para fundamentar que la inversión es inmutable, porque en la academia y el Banco Central dicen que sí afecta. La reforma sí afectará, porque el argumento del Gobierno no se da en un escenario de inversión inmutable, con un crecimiento y circunstancias de acompañamiento inmutable. ¿Qué hierba están fumando? Porque siendo muy buenos economistas de repente desconocieron que éste es dinámico a través del tiempo, con riesgos”.

“Afectará el componente del ahorro interno en las empresas y nada garantiza que habrá liquidez disponible para reemplazar por deuda la inversión antigua. Ahí hay un error muy fuerte. La idea de que las pymes no podrán retener utilidades para invertir en un camioncito, en una bodega, y van a hacer caja para recurrir al mercado de capitales ¿en qué mundo viven? Ese supuesto es un pequeño insulto a las pymes”.

Manuel Marfan, ministro de Hacienda 1999-2000Manuel Marfán (PS), ex ministro de Hacienda 1999-2000

 12 de mayo de 2014: “La reforma puede tener efectos contraproducentes. El primero es que encarece la fuente de financiamiento que es el ahorro propio y en términos relativos abarata la otra fuente de financiamiento que es la deuda. Una tasa de ahorro menor significa tener grados de vulnerabilidad más altos y distorsión de precios relativos, lo que significaría que el crecimiento esperado sea más bajo. Menos ahorro y más deuda a nivel del país es más déficit en cuenta corriente, más problemas de atraso cambiario”.

Sebastian Edwards, economistaSebastián Edwards, economista

27 de julio de 2014: “El efecto recaudador de cada una de estas categorías está exagerado y, en algunos casos, fuertemente exagerado, como en el caso de la menor evasión. Según mis cálculos, en el año 2018 la recaudación aumentará, con suerte, entre un 1,8% y un 2% del PIB. Esto significa que los mayores recursos serán de, aproximadamente, US$ 5.400 millones, y no los US$ 8.200 millones que se mencionan repetidamente. Lo irónico de todo esto es que se podría haber hecho una reforma más eficiente y efectiva”.

“El tema de la inversión es simple y conocido. Ya lo dijo Keynes en los años 30: la inversión depende de las expectativas, y de lo que él llamó los ‘espíritus animales’. Sin estos espíritus no hay inversión elevada, y la mejor manera de matar a los espíritus inversores es creando incertidumbre. Desafortunadamente, el gobierno ha tenido una política comunicacional deficiente. Esto alimenta la incertidumbre y las dudas, lo que impacta la inversión”.

Klaus Schmidt-HebbelKlaus Schmidt-Hebbel, economista

26 de mayo de 2014. “Alguien que niega efecto de la Reforma Tributaria en la inversión, debería devolver su título de ingeniero comercial. Tan simple como eso”.

Revisé 31 estudios internacionales sobre reformas tributarias realizadas en el mundo; la gran mayoría analiza cambios tributarios en países desarrollados, miembros de la OCDE. De ellos, 29  concluyen que un aumento en la carga tributaria en general, y de aumentos particulares de impuestos, como los impuestos a las empresas, tienen efectos negativos y significativos sobre el ahorro, la inversión, el nivel del PIB y/o la tasa de crecimiento del PIB. Sólo 2 estudios no encuentran efectos significativos”.

Jorge Desormeaux, economistaJorge Desormeaux, ex vicepresidente del Banco Central

8 de abril de 2004: “La reforma desarma un poderoso incentivo al ahorro que es responsable en gran medida de la excepcionalidad del desarrollo económico de Chile. Con ella vamos a aproximarnos a la carga tributaria de los países ricos, pero también vamos a  reducir nuestro dinamismo al nivel de esos países, el que es sustancialmente inferior al que ha observado nuestro país en los últimos 30 años”.

 

Algunas de las respuestas del ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, a las críticas

XX congreso de finanzas y negocio, CONFYN 2014, Icare.Entrevista con El Mercurio, 23 de junio de 2013. “Esta reforma tiene incentivos modernos a la inversión. Este cambio de cerrar el FUT para pasar a depreciación instantánea creemos que es un incentivo moderno, claro y directo a la inversión en las empresas en Chile. Segundo, el tratamiento preferente desde el primer año hacia las pymes, también. Le sumamos incentivos modernos al ahorro de las personas. Además, uno de los parámetros que se considera para las decisiones de inversión tiene que ver por cierto con la estructura tributaria que tiene un país. Y básicamente lo que hace la reforma tributaria y lo que hace esta propuesta es generar claridad, generar certidumbre, respecto a cuál va a ser el marco en el cual las empresas van a trabajar en Chile”.

– ¿Cuánto es la tasa de crecimiento de  la economía para los cuatro años de gobierno y que está en los supuestos de trabajo de una reforma tributaria?

– “Creemos que en 2012 los impulsos monetarios y fiscales se han agotado, el ciclo del cobre también, y en ese momento lo que ha pasado en los últimos cuatro meses de la economía es que ha entrado en una desaceleración. Las expectativas que hay en los agentes del mercado, y en que nosotros coincidimos, es que Chile va a tender en 2014 y 2015 a crecer en torno a su PIB potencial. Eso es cerca del 5%”.

 

19 de mayo 2014: “Quienes enarbolan el slogan de que se afectará la inversión, no están hablando desde las cifras (…) A principio de los 90, cuando se hizo la reforma de Aylwin, fue el mismo debate. Que iban a disminuir el crecimiento económico y la inversión, e iba a aumentar la pobreza. Nada de eso ocurrió en Chile en los 90 y nada de eso va a ocurrir producto de la actual reforma tributaria. Los que hablan desde esa dimensión, hablan con otros objetivos”.