El crecimiento económico es el más bajo desde 1983 para dos años seguidos, la inversión y la importación de bienes de capital llevan ocho trimestres en caída, el déficit fiscal es el mayor desde 1990 y la inflación supera la meta del B. Central.
Publicado el 14.07.2015
Comparte:

La frase que lanzó la Presidenta Michelle Bachelet este viernes en un acto en Las Condes, “sin crecimiento no hay reformas sustentables. Si tuviera que sintetizarlo, diría que esto es un realismo sin renuncia”,  ha tenido una amplia repercusión en los actores políticos y económicos del país, e, incluso algunos hablan del “tercer gobierno” de la Mandataria o del inicio del segundo tiempo.

Para entender qué cifras explican el radical giro en el programa de Gobierno, “El Líbero” recopiló los ocho principales indicadores macroeconómicos del país, varios de los cuales sinceró el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, la semana pasada ante la comisión mixta de Hacienda del Congreso.

1- Crecimiento económico: El más bajo desde 1983 para dos años seguidos

El gobierno aprobó el presupuesto de la Nación de este año estimando un crecimiento económico de 3,6%, pero el ministro Valdés debió rebajarlo a 2,5%, e incluso  sería inferior, dado que se hizo con cifras del IMACEC de mayo (0,8%), y resta todavía la mitad del año. El último informe del mercado puso su estimación en 2,3%, pero son varios los economistas que sostienen que podría estar en torno al 2%.

De crecer alrededor del 2%, sería el peor crecimiento de dos años seguidos –el año pasado fue 1,9%- desde la crisis financiera de 1982-1983, en que se desplomó la economía.

Desde 1984 Chile ha tenido un sostenido crecimiento entre 1,9% y 12,2%, con la única excepción de las crisis internacionales de 1999 (-0,55%) y 2009 (-1,04%), pero en ambos años la economía repuntó inmediatamente a 5,12% en 2000 y 5,7% en 2010, situación que no se observa en los dos primeros años de Gobierno de Bachelet.

2- Déficit fiscal: El segundo más alto desde 1990

Otro sinceramiento importante del ministro Valdés, y una de las principales razones del freno que anunció la Mandataria, es que el déficit fiscal de este año será de 3%, la segunda cifra más alta desde el retorno de la democracia en 1990. Sólo la supera la crisis internacional subprime de 2009, durante el primer gobierno de Bachelet, en que cayó a -4,4%.

En recursos, significa que el déficit, es decir, la diferencia entre ingresos y gastos que tendrá el Estado este año, será de US$ 7.300 millones, a los que se suman otros US$ 4 mil 230 millones del año pasado. Ello significa que en los dos primeros años el gobierno registra cifras rojas por casi US$12 mil millones, que se deberá financiar con emisión de deuda o usando los ahorros fiscales en el exterior.

3- Desempleo: 6,6% y con tendencia al alza

El desempleo nacional registrado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el trimestre marzo-mayo, el último del que se tiene reporte, subió a 6,6%, un alza importante desde el trimestre anterior de 6,1%, alcanzando la mayor desocupación que ha tenido el país en tres años. En total, son 560 mil las personas sin empleo, 32 mil más que hace un año.

Las mujeres han sido las más perjudicadas, con una tasa que se dispara al 7,8%. Las cifras globales muestran que 3 millones 230 mil mujeres tienen empleo, pero otras 3 millones 247 mil están inactivas, lo que significa que la participación femenina en el mercado laboral es de apenas 48%, por debajo de la media de los países OCDE de 54,1%.

El bajo crecimiento económico ha hecho que la capacidad de crear empleos cayera en 38% desde 2013 a la fecha, pasando de 150 mil nuevos empleos entre marzo y mayo de ese año, a 92 mil en el mismo trimestre de 2015, de los cuales la mitad son contratos para funcionarios públicos.

La precarización del empleo se nota en que entre mayo y abril se perdieron 49.587 empleos asalariados, que son los que entregan mejor protección social, como previsión, salud y seguro de desempleo, de los cuales casi 44 mil fueron del sector privado. En tanto, se crearon 24 mil 684 puestos de trabajo por cuenta propia, que generalmente no tiene protección social y obtiene casi la mitad de ingresos que los asalariados.

4- Inflación del 4,4% anual supera meta del Banco Central

El aumento de la inflación en medio punto en junio llevó ese indicador a 4,4% durante los últimos 12 meses, muy por encima de la meta del Banco Central del 3%.

De las 12 divisiones de productos que conforman la canasta básica del IPC, nueve aumentaron sus precios y solo tres los redujeron.

La  principal alza fue de la electricidad, que subió 3,2% entre mayo y junio pero acumula 19,2% en el último año. Otros aumentos relevantes en el último mes han sido el transporte (1,3%), la vivienda y los servicios básicos (1%).

Durante los primeros 16 meses de gobierno, el costo de la vida promedia 4,5%, cifra que más que duplica el 2% de los 16 meses anteriores.

5- Recaudación fiscal cae en US$1.531 millones

El Ministerio de Hacienda proyecta que este año los ingresos fiscales se estiman en 2,9% menores a lo considerado en la elaboración del proyecto de Ley de Presupuestos 2015. Inicialmente Hacienda calculó ingresos por US$ 52.947 millones, pero ahora se actualizó a US$ 51.416 millones; es decir, US$ 1.531 millones menos.

Ello se explica tanto por una menor recaudación de impuestos como por la fuerte caída en los traspasos de recursos desde Codelco, que caerán a US$ 1.130 millones este año.

Esta caída en la recaudación de impuestos, en comparación a lo presupuestado por Hacienda, se produce incluso con la reforma tributaria, que recaudará este año US$667 millones menos que lo estimado.

El desglose en la minería muestra que la tributación de la minería privada caerá en 3,2% y el cobre bruto (aportes de CODELCO) en -40,3%.

6- Inversión privada: La más fuerte caída desde 1986

La inversión privada, que es el motor de la economía, lleva ocho trimestres consecutivos con cifras negativas, exceptuando el cuatro trimestre de 2014 en que registró un magro 0,5% favorecida por factores puntuales.

Esta tendencia a la baja es la más prolongada desde 1986, cuando se comenzó a medir por trimestre, y supera las dos crisis internacionales, la asiática de 1999 y subprime de 2009. En junio de 2013, el entonces jefe programático del comando de Bachelet, Alberto Arenas, prometía que la reforma tributaria “tendría incentivos modernos a la inversión”.

El economista jefe del BBVA, Jorge Selaive, estima una contracción de la inversión superior a 2%, y eso incorpora un incremento relevante de la inversión pública.

7- Consumo privado: 1,6%

El consumo privado está en franca desaceleración, con un crecimiento de apenas 1,6% en el primer trimestre de 2015. Esta cifra es inferior al 2,2% de crecimiento promedio que tuvo en 2014 y mucho menor al 5,9% de 2013. El ex ministro Arenas estimó el consumo en 3,9% para este año pero Valdés lo redujo a 2%.

8- Importación de bienes de capital: 8 trimestres consecutivos de caída

Al igual que la inversión, la importación de bienes de capital lleva ocho trimestres consecutivos de caída, situación no vista ni siquiera en las recesiones de 1999 y 2009.

Las últimas cifras a junio del Banco Central muestran que cayeron en 17%, equivalente a US$830 millones. El  descenso partió en el trimestre julio-septiembre de 2013, cuando retrocedieron 12,6%. En el segundo trimestre de este año lleva 16%, totalizando US$2.538 millones.

Adicionalmente, las importaciones de consumo también cayeron 12% en el segundo trimestre, sumando US$ 4.277 millones. A la vez, las importaciones de bienes intermedios retrocedieron 17%, con US$ 8.280 millones.

FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIA UNO