«Latinoamérica ha tenido muchas constituciones y las razones de porqué se escriben tienden a ser muy diferentes que en otros países del mundo. En países desarrollados se cambia mucho la Carta Fundamental, pero se hace con enmiendas. Venezuela por ejemplo, ha tenido 26 constituciones nuevas, pero enmiendas solo tres», explica Daniel Lansberg-Rodriguez en conversación con el Presidente de la FPP Axel Kaiser.

Así, explica porqué en la región hay muchas Cartas Fundamentales, y dice que «los latinoamericanos vemos una constitución, vemos que no funciona, y decidimos que el problema tiene que ser un problema de diseño. Y nadie está de acuerdo por ejemplo en el caso de Chile de cuál es el problema en el diseño».

También sostiene que «si vemos el numero de constituciones en Latinoamérica casi siempre se escriben no solo para cambiar el sistema, pero para reforzar el sistema. La razón de porqué Venezuela tiene 26 constituciones casi siempre ha sido porque un dictador entra y cambia la Carta Magna para fortalecer su control sobre la población. Y la manera en que eso ha ocurrido es que tú prometes muchos derechos, le vendes una constitución nueva al pueblo, y después cambias temas estructurales que terminan dándole mucho mas poder al Ejecutivo».

Además, Lansberg-Rodriguez dice que «las constituciones tienen más poder por viejas que por constitución«, ya que casi siempre una nueva no puede defenderse contra un Ejecutivo fuerte.