Cocina con cuento es presentado por:
Publicado el 12 de julio, 2018

Vinos con cuento, una nueva entrega

Autor:

Rodrigo Martínez

“Hoy la escena chilena es más honesta, entretenida y, sin lugar a dudas, por fin está comenzando a definir una identidad más atractiva y fiel a sus terruños y tradiciones”, nos revela el autor.
Autor:

Rodrigo Martínez

Esta es la tercera versión de Vinos con Cuento, la publicación del iconoclasta winewriter nacional Eduardo Brethauer, con vasta experiencia en medios nacionales y extranjeros, jurado de numerosos concursos internacionales. Una pluma dedicada, chispeante, asertiva, precisa, luminosa. Olvide el tono circunspecto, déle sitio al humor y al desparpajo, invita su contratapa. Las ilustraciones de Omar Galindo operan como una suerte de perfecto maridaje gráfico, que comparte el guiño, el tono del autor.

Desde el epígrafe ya se nos adelante la inteligente mirada de Brethauer. “A los vendimiadores haitianos” es algo más que una frase ingeniosa. Está en equilibrio lo mordaz, el humor, la observación aguda, un llamado a la reflexión. Entre polaroid y caricatura, entre comic y reportaje. Esta publicación en su ya tercera entrega a sus capítulos en donde se van clasificando más de 300 etiquetas según perfiles como Aristocráticos, Lujuriosos, Jipones, Cancheros, Intelectuales, Extremos, Bohemios, Bailarines, Surfistas… “Este año sumamos la categoría Arlequines (rosados), esos vinos que juegan con el misterio, que son ambiguos, fantásticos, fantásticas, que van muy bien con las cocinas exóticas de los inmigrantes, como la thai, coreana e india. Ya son 17 categorías distintas de acuerdo a la personalidad o estilo del vino”, puntualiza Brethauer.

Agrega maridajes inusuales (con elementos no comestibles como libros, película, discos, documentales) además de alianzas para picoteos, opciones vegetarianas y sánguches, pastas, arroces, productos del mar y carnes.

No creemos en los puntajes ni creeremos nunca, porque no sólo reducen e infantilizan el potencial de un vino, sino además se prestan para malas prácticas. Algunos críticos, más de los que uno quisiera, puntean con criterios comerciales más que técnicos. Además, nunca hemos comulgado con la perfección. ¡Es sospechosa! Siempre es más atractivo un detalle disruptivo que aporta belleza y misterio. Algunos vinos de 89 puntos, casi descartados por los gurúes de la escala de 100 puntos, son tremendamente interesantes. Queremos reivindicar el poder de las notas de cata”, revela el winewriter.

Las notas de cata también salpican lo organoléptico con una mirada personal. Además de vinos señalados con una suerte de medallas OMG (para lo superlativo), WOW (para lo sorprendente), HEY (para vinos con buena relación precio/calidad) y REV (para una etiqueta debutante, revelación).

Como polaroid autoral del panorama vitivinícola, Brethauer resume lo que ha podido observar y está atento a los nuevos actores del mercado. “Es creciente la incorporación de los llamados vinos campesinos, de autor, a escala humana o familiares. También de los naturales o ecológicos, ya sea orgánicos o biodinámicos. En los últimos años estos vinos han despercudido la oferta vitivinícola, haciendo reaccionar a las grandes compañías para crear líneas de especialidad, donde arriesgan un poquito más y salen de la lógica de los bueno, bonito y barato. Hoy la escena chilena es más honesta, entretenida y, sin lugar a dudas, por fin está comenzando a definir una identidad más atractiva y fiel a sus terruños y tradiciones”, nos revela el autor.

Son más de un centenar de bodegas y más de un millar de etiquetas catadas para seleccionar 304 vinos con cuento, con un relato, con algo que manifestar en el interregno de lo subjetivo que se puede compartir o refutar, con una copa en mano, claro.

Vinos con Cuento. 200 páginas. Disponible en librerías como Feria Chilena del Libro. Precio de referencia $11.990.