Cine en su Casa es presentado por:
Publicado el 01 de octubre, 2020

“Very Ralph” y el estilo de vida cinematográfico 

Periodista Virginia Araya

La premiada documentalista Susan Lacy nos lleva en un viaje de casi dos horas por el glamour y el estilo de vida de Ralph Lauren.

Virginia Araya Periodista

Audrey Hepburn, ícono indiscutible de elegancia y distinción, abre el documental “Very Ralph” cuando le entrega a Ralph Lauren el premio a la trayectoria del Council of Fashion Designers of America en 1991,  por su contribución a la cultura y estilo estadounidense. Hoy, casi treinta años después, con tantos otros premios, vemos en este film de HBO que habría que darle un galardón que subraye la vigencia como embajador de su país.

Cuando comenzó, hace más de medio siglo, “ni siquiera sabía lo que era un diseñador”, confiesa este creador, convertido en marca en sí mismo, y que no delega nada: productor, director y protagonista de las historias que decide contar en cada una de sus colecciones. Impresiona cómo ha estado a cargo de cada detalle, color, modelo, locación, fotografía, atmósfera.

Lauren tuvo la inspiración estética innata dice, heredada de su padre pintor y su preocupación por chaquetas y camisas desde su infancia en el Bronx, cuando era el niño judío Ralph Lifschitz (apellido que cambió su hermano Jerry, cansado de que se burlaran por su parecido con “shit”, mierda).

“Very Ralph” dirigido y producido por la premiada documentalista Susan Lacy, nos lleva en un viaje de casi dos horas por el glamour del estilo de vida que Lauren ha querido traspasar a partir de sus sueños e ideales cinematográficos. En primera persona cuenta que sus grandes inspiraciones han sido del cine, especialmente de los 40/50, con figuras como Fred Astaire, Cary Grant y Frank Sinatra. Incluso sus campañas de moda las piensa como si fueran escenas de películas, bellas y sofisticadas, por cierto. Dicen que se identificaba mucho con Steve McQueen.

Su carrera parte en 1967 con la creación de corbatas anchas para Bloomingdale’s, pero con su propia marca: “Polo”. Luego vinieron los trajes de solapa ancha, más ceñidos al cuerpo, rompiendo los moldes conservadores de la moda masculina tipo “Mad Men”. Empezó a hacer sentir a los hombres como personajes de películas, como Humphrey Bogart de Casablanca. En 1971 decidió diseñar para mujeres y partió con camisas, aunque  reconoce que le costó más que la ropa de hombre. Nuevamente lo acompañó el éxito y al año siguiente presentó una colección femenina completa. En 1974 se hizo cargo del vestuario de Robert Redford para Gatsby y en 1977 marca un hito con el look con corbata de Diane Keaton en Annie Hall.

Fue el primer diseñador en abrir su propia tienda en 1971 en California, pues no soportaba ver sus prendas en un rincón de una tienda por departamentos, mal iluminada y mal dispuesta. La instalación en 1986 en la Mansión Rhinelander en Madison Avenue fue un acontecimiento y los 100 mil dólares que vendió el primer día… ¡titular de prensa! Sus espacios eran como sets de Hollywood, vendiendo como siempre su estilo de vida como una experiencia. La misma que vive con su familia –es de poca vida social- en sus casas de Bedford, de Jamaica o en su rancho.

Gracias a esta fuerza de familia cuenta que ha logrado permanecer y volver a levantarse cuando estuvo a punto de la quiebra, y juntos han llevado adelante su fundación para tratamiento del cáncer.

Frases como “me carga la moda o estar a la moda” o “crear una nueva colección es un suplicio” retratan lo perfeccionista e incansable de Lauren –pronto a cumplir 81 años- en su trabajo de mantener el alto estándar de su marca. Nos gustaría preguntarle cómo lo ha afectado el Coronavirus, hoy que han sucumbido emblemas como Brooks Brothers y que nos vestiremos mucho más sencillas como sostienen algunos diseñadores? Cuál será la adaptación de Polo? Por lo pronto, en su página web ofrece “The Polo Cloth Masks”, con onderas mascarillas en dos tipos, normal y con alta filtración y así lucir chic con el caballito sobre la boca.

Van complementando la historia de Ralph, su familia: su esposa y musa inspiradora por más de 50 años Ricky, sus hijos Andrew, Dylan y David, pero también personalidades de la moda, el cine, los medios y el estilo, como Anna Wintour, Calvin Klein, Donna Karan, Jessica Chastain, Woody Allen, Martha Stewart, Karl Lagerfeld, entre otros. Hasta Hillary Clinton aparece contando que cuando llegó a la Casa Blanca y vio el estado de deterioro de la bandera original de EE.UU., contactó a  Lauren y donó U$13 millones de dólares para restaurarla.

Varios coinciden en que una de las razones de su éxito fue hacer que cualquiera pudiera verse como un aristócrata, sin la necesidad de tener un caballo ni jugar polo. Encarnó en moda el sueño americano, un estilo de vida relajada pero con buen gusto y calidad, una “experiencia de vida sofisticada”. Con el tiempo, trasladaría este concepto a la decoración, al deporte, a la comida.

Otros, le critican incentivar lo aspiracional edulcorado, pero lo cierto es que su marca se fue consolidando y rompió códigos, como cuando incorporó en sus campañas al modelo de color Tyson Beckford con trajes de 4 mil dólares, o cuando usó modelos sin maquillaje o vestidas con traje y corbata. Vaqueros con esmoquin es “muy Ralph” y él mismo se ha encargado de ser el primer maniquí de su ropa.

En 1997 Polo se abrió a la Bolsa de Nueva York y la marca se cotizó en U$767 millones de dólares, parte de lo que llaman “American way of life” que Lauren se ha encargado de promover por el mundo, con arrojo vanguardista al tomar elementos de la calle para su línea deportiva y otra que identificó a los hip-hoperos del Bronx, como da cuenta el mismísimo Kanye West y su devoción por la “polo shirt” (parte de la colección de moda del MoMA). Otro hito fue su despampanante desfile con proyección iD de modelos holeográficas sobre el lago del Central Park en 2014.

Ralph Lauren nunca ha querido estar demasiado a la moda, ni pasado de moda. Ha querido estar ahí y mantenerse, formar parte del sistema y llegar a ser como Nike o Coca-Cola”, señala Anna Wintour, otro ícono.

Para una vida más estilosa, no sólo en la ropa. Se puede ver en HBO GO directamente o a través del sistema VOD de VTR.

Puedes ver el trailer aquí.

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO