Tragos es presentado por:
Publicado el 04 de octubre, 2018

Un nuevo color para el vino

Autor:

Rodrigo Martínez

Tinto, blanco, rosado, naranjo y ahora... azul. ¿Se atreve a beber un vino de este color? Al mercado chileno ya han llegado dos etiquetas de este provocador brebaje que tiene detractores que ariscan la nariz ante esta pigmentada bebida que ni siquiera se atreven a llamar vino. Otros la disfrutan con sushi, mariscos y celebran su presencia en reuniones con amigos.
Autor:

Rodrigo Martínez

Estas vinificaciones que bordean la herejía obtienen su tono azulado a partir de las atocianinas, un pigmento natural presente en la piel de las uvas, pero también mediante añadidos químicos como la llamada indigocina. España es la cuna de las dos versiones más sencillas de hallar dentro de nuestro territorio

 

Marqués de Alcántara se produce a partir de la cepa chardonnay, tiene una nariz frutal con flores y recuerdos de fruta tropical. En la boca tiene algo de manzana verde y una vibrante acidez, además de un retrogusto fresco y frutal. Tiene una graduación alcohólica de 11.4° y su temperatura de servicio ideal es de 10°.

 

En tanto, Gik tiene un  sabor ligeramente afrutado y con 11,5° de alcohol se hace sencillo de beber. Es perfecto para sorprender a alguien a la hora del aperitivo. Es un producto curioso, desenfadado, irreverente e iconoclasta. Si no es por el color, a ciegas, podría ser un vino blanco frutoso del valle central.

 

Son bebidas que coquetean con los límites de la categoría. Nacen como un esfuerzo enológico y otros son simplemente un producto de marketing, una golosina líquida para adultos. De todas formas acompañan bien sushi, pastas, crackers, bocados de salmón ahumado, mariscos, pescados asados.

 

Para acceder a Marqués de Alcántara, venta.chile@marquesdealcantara.com.

Gik está disponible en supermercados Montserrat. Precio de referencia $15.990.