La película The Banker era la apuesta de Apple TV para obtener un Oscar este año, pero tuvo que ser retirada del festival del American Film Institut después de que uno de los productores fuera acusado de abusos sexuales. En marzo llegó a los cines, y a pocos días, impulsada por el confinamiento producto del coronavirus, a la plataforma digital.

La cinta protagonizada por Samuel L. Jackson (Joe Morris) y Anthony Mackie (Bernard Garret) se desarrolla en la década de los sesenta y da cuenta de dos exitosos empresarios afroamericanos que, dedicados al negocio inmobiliario, compran varios bancos para facilitar préstamos a la población de color. Para saltarse la ley, que prohibía a los negros comprar propiedades en barrios de blancos, ponen de fachada precisamente a un blanco, Matt Steiner (Nicholas Hoult), para cumplir sus objetivos.

La trama narra la dura historia de cómo gente inteligente y preparada no puede figurar en una sociedad racista. El drama -basado en un hecho real reconstruido por antiguas entrevistas, reportes y documentos- relata cómo los socios adquirieron con audacia 170 edificios para lograr la integración de la población de color y un par de bancos para facilitarles los créditos hipotecarios. Es un relato entretenido, divertido y emocionante, pero su inesperado final adelanta una realidad que estamos viviendo en vivo y en directo a través de imágenes brutales: la muerte de Floyd por la violencia de un policía y que se transformó en un nuevo emblema de violencia racial; actos de vandalismo y barrios tapiados (algo que nos suena conocido) en avenidas de lujo; y olas de manifestantes a lo largo del mundo que dan cuenta de que el racismo sigue latente y que es cuestión de tiempo que vuelva a emerger.

Una película que nos hace reflexionar sobre las bases de nuestra democracia, donde cualquier chispa puede nuevamente encender la violencia que sorprendió a nuestro país en octubre pasado.

Puedes ver el trailer aquí.

La película está disponible en Apple TV.