Gastronomía es presentado por:
Publicado el 22 de agosto, 2019

Street food del mundo y de lujo

Periodista, crítico gastronómico Rodrigo Martínez

Esta cocina tiene una suerte de desenfado gustoso que sabrá conquistar a un paladar cosmopolita y desprejuiciado. Se trata de una cocina que se autodenomina de esquina, latina y pop, pero con precios OCDE.

Rodrigo Martínez Periodista, crítico gastronómico

Acá figuran las propuestas del cocinero Moma Adrianzén, con prontuario culinario previo en Lima, Perú. Con visitas anteriores en el cuerpo, verificamos la consistencia de las recetas que propone este comedor, las mismas que combinan sin miedo alguno influjos de México, Perú, España y pinceladas del sudeste asiático con un bucle autoral y fresco. Inspiración callejera, popular, pero llevada a un código de cocina informal bien ejecutada, donde sabor es sabor, y punto.

Hay sorpresas desde las amenidades. En este caso, berenjenas fritas empanizadas con chuño, miel de naranja, con sal Maldon como contraparte. Si el comensal es despiadado y desata al crítico gastronómico que habita en todos nosotros, tendrá que dictaminar que el camino se inaugura con trampas, de las cuales hay que tener cuidado, como adentrase en un campo minado de truquitos infalibles. A saber, el uso de sal y azúcar + fritura.

Desde el abrebocas hasta el primer entrante prima el finger food como consigna. De su barra fría, quisimos volver a probar sus –a estas altura famosos- Conos de wantán rellenos con tartar de salmón y guacamole ($11.900, las cuatro unidades). El guacamole, cremoso y sabroso; la masa, crocante y que soporta muy bien la carga húmeda. Acá un cruce entre Oriente, México y dos productos que en nuestro país se dan muy bien (palta y salmón).

Si desea probar algo con proteínas de tierra tenemos que recomendarles su Arroz con costillar de res ($19.900), chorizo artesanal, espárragos, chalotas, champiñones  y vegetales encurtidos. Trabajan con el horno Josper que alcanza con temperaturas de hasta 500°C y es especial para cocciones prolongadas. El corte de carne (asado de tira), se desprende del hueso de mirarlo, el arroz cocinado con precisión, el chorizo de gran calidad (libre de sodio de mala cuna y con un delicado ahumado). Además de toques de una salsa sifoneada de alioli que aporta más capas de sabor. Hasta el espárrago, pesadilla de los sommelieres y verdadero némesis del vino tinto encuentra su lugar en esta esta sartén de fierro fundido que es ideal compartir.

Esta cocina tiene una suerte de desenfado gustoso que sabrá conquistar a un paladar cosmopolita y desprejuiciado. Se trata de una cocina que se autodenomina de esquina, latina y pop, pero con precios OCDE.

JerónimoAlonso de Córdova 3102, Vitacura. Tel. 2 2608 0481. Lunes a miércoles de 13.00 a 16.00 y de 19.30 a 23.30. Jueves a sábado de 13.00 a 16.00 y de 19.00 a 0.30. Domingo de 13.00 a 18.00. Consumo promedio por persona: $30.000. www.jeronimochile.cl