Críticas de Series es presentado por:
Publicado el 30 de septiembre, 2015

Penny Dreadful: Donde viven los monstruos

La serie mezcla de manera muy inteligente todos los elementos que conforman el universo victoriano y por lo tanto resulta tanto familiar como sorprendente. Reconocemos entre sus personajes los mitos e historias que hemos escuchado siempre.

Partamos por lo básico: Penny Dreadful se estrenó en 2014 y su tercera temporada se espera con ansias (al menos por mi parte) para mayo del 2016. Su nombre (“Horrores a un penique” podría ser la traducción), viene de folletines que se publicaban en Londres en el siglo XIX y que costaban precisamente un penique. En ellos las historias tomadas de la crónica roja se llenaban de monstruos, chorros de sangre y seres deformes, deleitando por primera vez a la clase obrera con material impreso de bajo costo que antes de la revolución industrial era exclusivo de la clase alta.

La serie creada por John Logan -y que está disponible en Netflix– tiene un elenco de lujo: Eva Green, Josh Hartnett, Timothy Dalton y Harry Treadaway, entre otros, se lucen en esta serie que comienza el año 1892 en un Londres victoriano, de callejones oscuros y seres fantásticos. En los primeros capítulos la serie se centra en reunir a los protagonistas que poco a poco veremos emprender una particular travesía. Vanessa Ives (Eva Green), psíquica y ferviente católica que reza casi sin descanso para no ser poseída por el demonio que la acecha, Sir Malcolm Murray (Timothy Dalton), un rico expedicionario que busca a su hija en el infra mundo, Ethan Hawk (Josh Harnett) un encantador americano y gran tirador que oculta un peligroso secreto; y el doctor Víctor Frankenstein (Harry Treadaway), un adicto a la heroína obsesionado con crear la vida, completan esta pandilla.

Penny Dreadful mezcla de manera muy inteligente todos los elementos que conforman el universo victoriano y por lo tanto resulta tanto familiar como sorprendente. Reconocemos entre sus personajes los mitos e historias que hemos escuchado siempre: asesinos como Jack el destripador, los hombres lobos, vampiros, personajes literarios como Dorian Gray, el mismísimo Frankenstein  y todo tipo de demonios, desfilan por sus capítulos generando encuentros muy interesantes entre ellos. La época victoriana, a primera vista, ordenada, pulcra y represiva, se descubre aquí como un caldo de cultivo de deseos, culpas, pecados y monstruos que representan el inconsciente de la época y de los protagonistas.

En un primer nivel de análisis el relato es sencillo, cada personaje lucha contra un demonio diferente y se unen en esta causa común. El suspenso, los efectos especiales, el guión y las actuaciones son realmente de gran calidad. Pero si miramos más profundamente las lecturas se multiplican. Son además seres privilegiados (o malditos quizás) porque son capaces de ver todo aquello que los demás parecen ignorar.  En los albores de la época del psicoanálisis (Freud ya publicaba en la época en que se sitúa la serie), toda la energía que estos personajes despliegan en la persecución de monstruos y demonios nos lleva a comprender cuál es el tema central de la serie: la culpa.

La culpa de aquello que fue y ya no puede cambiarse, la angustia y la soledad de cada uno de los personajes, que solo por instantes se permiten vivir y gozar, para ser nuevamente arrastrados por la corriente de sus propios demonios que no los dejan en paz. La travesía, por lo tanto, no es otra que un viaje hacia su propio inconsciente, a su propia historia, en busca de la redención.

Finalmente también resulta interesante pensar en ese Londres donde la clase obrera se mezcla con lo innombrable y la clase alta se mantiene ajena, y donde los personajes de Penny Dreadful, como verdaderos representantes de una nueva era (la revolución industrial), cruzan de un mundo a otro, van y vienen, como ejerciendo una nueva, aunque inquietante, libertad.

 

Por Constanza Brieba, directora de teatro.

 

Penny Dreadful

Temporadas: 2
Capítulos: 18
Creador: John Logan
Dónde verla: HBO y Netflix
Calificación en IMDb: 8,2
Trailer:

También te puede interesar: