Crítica de Cine es presentado por:
Publicado el 16 de enero, 2020

“Mujercitas”: ¡Siempre bienvenida, Jo!

Periodista Virginia Araya

Lejos de quedar descontextualizado, este nuevo relato de la vida de las hermanas March en la Nueva Inglaterra de 1860, en plena Guerra Civil estadounidense, subraya hermandad, ideales y sueños, aspiraciones feministas  y cómo los estereotipos se van rompiendo en la cotidianeidad del “hacer”.

Virginia Araya Periodista

Difícil ser muy objetiva con esta nueva adaptación (la octava) del clásico de la literatura juvenil “Mujercitas” (1868) de Louise May Alcott, libro grabado en mi corazón desde la más temprana adolescencia. Es la misma historia  pero esta versión de la directora Greta Gerwig (Lady Bird) la “desordena” y entrega una cinta muy entretenida. Parte de atrás  hacia adelante, cuando Jo March (perfecta Saoirse Ronan) se ha independizado y vive en Nueva York, tratando de abrirse un futuro como escritora. Mediante flashbacks retrocede a lo que fue su historia con sus hermanas y vecinos.

La gracia de Gerwig es que engancha no sólo por contar la historia como un puzzle y no cronológicamente, sino porque define las particularidades de cada “mujercita”, especialmente con el contrapunto entre Jo y Amy (Florence Pugh). Son distintas femineidades, incluyendo a la de la sabia madre Marmee (Laura Dern), respecto a la manera en que enfrentan sus realidades, ya sea desde la idealización del matrimonio de Meg (Emma Watson), de una vida adinerada de Amy o del desarrollo de talentos de Beth (Eliza Scanlen). Todo lo que puede dignificar lo que significa ser mujer con las declaraciones de principios de Jo es el paraguas que las acoge.

Quizás lo que desentona -aunque destaca aún más la fuerza femenina- son los personajes masculinos, todos bonachones, y en el caso  del eterno enamorado Laurie (Timothée Chalamet), demasiado caras de guagua para mi gusto. La peor, como siempre, es la Tía March (Meryl Streep), con frases para el bronce como “salva a tu familia, cásate bien”.

Lejos de quedar descontextualizado, este nuevo relato de la vida de las hermanas March en la Nueva Inglaterra de 1860, en plena Guerra Civil estadounidense (apenas nombrada), subraya hermandad, ideales y sueños, aspiraciones feministas  y cómo los estereotipos se van rompiendo en la cotidianeidad del “hacer”.

Y es que se parece bastante a la vida de la propia autora: vanguardista escritora comprometida con el movimiento abolicionista y el sufragismo inspirada por su padre, escribió bajo el seudónimo de A. M. Barnard novelas con temas tabúes para la época como el adulterio. Alcott fue la segunda de cuatro hijas (como Jo) y cumplió con su resolución de no casarse. Falleció en 1888 de un derrame cerebral a los 55 años y desde su primera publicación, “Mujercitas” fue un éxito.

Pasan los siglos y su historia está incólume. El domingo 9 de febrero, de la mano de Greta, va por 6 nominaciones a los premios Oscar (mejor película, mejor guión adaptado, mejor actriz, mejor banda sonora, mejor actriz de reparto, mejor diseño de vestuario). Quedó pendiente el de mejor directora.

Escena escogida: la conversación entre Jo y su madre luego de la muerte de Beth: “La mujeres son dueñas de una mente, además de un corazón, de ambición y talento, como así también belleza. Y estoy cansada de escuchar a la gente decir que la mujer sólo es apta para el amor”, dice Jo al borde de las lágrimas.

Para todas las mujercitas. 2hr 15min. En todos los cines. TE.

Vea el trailer aquí.

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete