Cocina con cuento es presentado por:
Publicado el 21 de marzo, 2019

Mala Leche, el supermercado como emboscada

Autor:

Rodrigo Martínez

La periodista Soledad Barruti hace un llamado a saber lo que te metes en la boca, leer los ingredientes y esas listas de químicos esdrújulos que deberían encendernos todas las alertas; a volver a la cocina casera y a darse el lujo de poder cocinar a diario.

Autor:

Rodrigo Martínez

Ya lo hemos adelantado en este espacio: los envases que suenan no son precisamente una promesa de salubridad. Pero atentos con este libro, de la autora de Mal Comidos (2013), la periodista Soledad Barruti. Su más reciente trabajo bebe de lo que ha sembrado Michel Polan con sus libros Saber Comer y el más político, Cocinar.

Nuevamente, es la industria alimentaria la que nos ofrece pan con más de una veintena de ingredientes, snacks que son colorantes, saborizantes, azúcar y sodio, cereales y snacks con llamativos envases. Pero lo que la periodista argentina nos propone es volver a la cocina casera, a darse el lujo de poder cocinar a diario y evitar (ella propone hacerle la cruz, vade retro, a Walmart) a los supermercados que nos venden la promesa de un espacio aséptico, que selecciona impíamente los productos dispuestos en la góndola.

El tenor del texto es de denuncia a una industria liderada por un márketing inescrupuloso que instala que lo light es más sano o, en nuestro caso, que los alimentos sin sellos son precisamente más adecuados para nuestros hijos. Esa es una de las lecturas que se puede hacer de este texto desde de este lado de la cordillera, donde, con un breve paseo por los pasillos de su supermercado más cercano podrá advertir (con la ayuda de gafas a mi edad) que hecha la norma, hecha la trampa: la industria ajusta gramajes y presencia de ingredientes para presentar productos, al filo de lo establecido, supuestamente inocuos y sanos, por el simple hecho de no tener sellos negros en su envase.

Los argentinos aplauden nuestra normativa, pero la autora no alcanzó a advertir que la imagen lo es todo en este mundo con música envasada, impolutos pasillos y fruta siempre turgente, todo el año. Su llamado es simplemente a saber lo que te metes en la boca, leer los ingredientes y esas listas de químicos esdrújulos que deberían encendernos todas las alertas. Para qué mencionar la presencia de mano de obra que trabaja en condiciones inenarrables, agro tóxicos y otros bemoles que desentraña esta publicación. Si adora pasear con el carrito y el súper le saca de apuros a menudo, mejor ni lea este libro. 

Mala Leche. Soledad Barruti. 464 páginas. Editorial Planeta. Precio de referencia $14.900. Disponible en librerías Antártica.