Crítica de libros es presentado por:
Publicado el 22 de octubre, 2020

Libro/Serie: Una “EMMA.” barroca

Periodista Ana María Gálmez

Si no has leído ningún libro de Jane Austen, tal vez esta película no te guste. Pero para quienes somos fanáticos de esta escritora inglesa, que dejó como herencia unos personajes únicos y con sentido del humor, esta “versión covid” es simplemente una gozada.

 

Ana María Gálmez Periodista

Son muchas las razones por las que recomiendo esta película, dirigida por un equipo netamente femenino: Autumm de Wilde (fotógrafa de moda y música) en la dirección; Eleanor Catton (escritora neozelandesa con el récord de ser la más joven en lograr el Booker Man Prize), en el guion; Anna Taylor Joy en el papel protagónico (una actriz británico-argentina de 23 años y con una estampa que parece salida de un cuadro de Boticelli) y la inspiración, la novela de Jane Austen, publicada en 1815.

Versiones de “EMMA.” llevadas al cine hay muchas. Ya lo hizo Douglas McGrath en 1996, con Gwyneth Paltrow como protagonista. Una amiga historiadora me dijo que esta versión recién estrenada en AppleTv no le había gustado porque “era muy barroca”, y precisamente eso mismo es lo que me fascinó. Puede ser que de tragarme tanto thriller sangriento durante este largo confinamiento, esta cinta me cautivó por el modo con que su directora juega con con la superficialidad y la estética, generando una propuesta visual arrolladora.

Uno podría quedarse con esa imagen simplona, de que es sólo un exquisito diseño de arte -como lo señalé al comienzo, la realizadora es fotógrafa y cada encuadre es de una armonía perfecta-; cada toma, puesta en escena, la música, los trajes, los peinados, son de un lujo maravilloso. Pero no…

Retrocedo unos minutos y quiero detenerme en la novela que la inspira. De todos los personajes de Jane Austen, Emma Woodhouse es tal vez la más divertida de todas. No tiene nada que ver con la valentía de Elizabeth Bennet de Orgullo y Prejuicio o con la sumisa y servicial Fanny Price de Mansfield Park. Emma es inteligente, guapa y rica, y por lo mismo es la it girl y/o influencer de Highbury, un aburrido pueblo inglés donde reside y donde es la máxima atracción. Su directora ha creado una versión de Emma en esta línea, perfecta para nuestra era Instagram; cada vestido, peinado, flor, plato de comida o postre, son para fotografiarlos y subirlos a una cuenta para darle likes.

Vive con un padre hipocondriaco (lo mejor de la película, magistral actuación de Billy Nighy), que vive angustiado por su salud y el bienestar de sus seres queridos. Como la vida es bastante ociosa en el pueblo, Emma es la reina del enredo y la casamentera del lugar. Esta celestina fue calificada por su madre literaria, Jane Austen, como “una heroína que a nadie más que a mí le gustará mucho”.

La verdad es que Emma es una malcriada, despistada, pero graciosa y genial. La película parte justo cuando acaba de lograr que su institutriz se case y su siguiente obsesión es Harriet, una amiga huérfana, enamorada de un joven granjero a quien rechaza por “sugerencia” de su hada madrina, que aspira a un mejor partido para subir de status a su protegida. La única que no se preocupa de su corazón y futuro matrimonial es ella. Tiene asumido que se encargará de cuidar a su progenitor para siempre.

La película, así como el libro, es un hilo de equívocos amorosos, tantos que los enredaría detallándoselos. Pero lo bonito de este hilo es que detrás de tanta suntuosidad y belleza, hay un gran relato psicológico de cómo se salta de una adolescencia frívola a una profunda madurez. La directora lleva lentamente a sus protagonistas a ese humanismo delicado y elegante, ADN de todas las novelas de Austen. Pero lo hace muy bien, sin ningún afán de prédica moral. A través de pinceladas de humor irónico, elegante y divertido ridiculiza la absurda vida de la alta sociedad en un pueblo perdido en medio de la campiña inglesa, pero cincela personajes de mucha fuerza. Esta es una “EMMA.” –escrito como en el texto original con mayúsculas y un punto- de carne y hueso.

El verdadero romance que se gesta a fuego lento, entre medio de todos los enredos amorosos que arma la protagonista, es el de Emma y George Knightly -encarnado por Johnny Flynn, hijo del legendario actor, músico y quien encarnará a David Bowie en su película biográfica “Stardust”, pronta a estrenarse-, quien tiene la infinita paciencia de esperar -lecturas, bailes y paseos mediante- que su enamorada caiga madura del árbol familiar y reconozca al verdadero amor. De todas las adaptaciones –seis de sus novelas se han convertido en películas y series de televisión- es la más elegante y divertida de todas.

Un gran logro de este team femenino que envuelve en frescura y belleza un clásico de la literatura universal. ¡Imperdible y deliciosa!

Puedes ver el trailer aquí.

Película en Apple TV.

Libro en papel e E-book.

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO