La cocina política es presentado por:
Publicado el 08 de noviembre, 2018

La «cocina política» de Mecha Corta: Los Moules et Frites de Emmanuel Macron

Autor:

Mecha Corta

Para el pueblo chileno es importante cerrar ciclos y sin Palma Salamanca cumpliendo condena en nuestro país será difícil lograrlo.

Autor:

Mecha Corta

Moules et frites (mejillones con papas fritas)

(Para Macron y su mujer)

1 kilo de mejillones frescos (choros)

3 cebollas grandes

1 rama de apio

2 dientes de ajo

150 ml de vino blanco

100 ml de aceite de oliva

Sal

2 papas grandes

1 hoja de laurel

 

Prendo el televisor en la mañana y adivinen con quién me encuentro en el matinal de Canal 13. Sí, con Joaquín Lavín, el alcalde más popular de Chile, ese que para el cambio de milenio tuvo en las cuerdas a Ricardo Lagos en las presidenciales. ¡Pucha que estás flaco, hombre! Me corrijo, por Dios que estás fit, Joaquín. No sólo me da envidia eso, sino que sobre todo la complicidad que tienes con la Tonka. Se está haciendo recurrente eso de verte plantado en los matinales dando consejos caseros y comunales a los vecinos, todo junto a tu nuevo partner y mejor amigo, Francisco Vidal, el ex ministro de Ricardo Lagos y de la Señora (seguimos entendiendo que me refiero a la Michelle Bachelet, ¿cierto?). Parece que este maestro chasquilla de la política está entrando por los palos para terminar en tierra derecha. Hazte querer, Joaquín, que quizá lleguen dividendos.

 

Me estoy pispando que la Camila Vallejos va a abandonar a su camarada la “Chica Comunista” y la va a dejar sola en Valparaíso. Y es que sus declaraciones fueron más que contundentes: “Hace bien salir de este claustro que es el Congreso”. Pero eso no es todo, los también inseparables Giorgio Jackson y Gabriel Boric parece que también van a emplumar. Según entendí, ninguno de los dos considera repostularse el 2022. Aquellos jóvenes que conocimos marchando por las calles ahora quieren volar libres por el mundo. ¿O mi ingenuidad no logra captar que están tramando algo?

 

“No hay daños mayores, lo peor fue el susto, tal vez la dignidad, pero se está recuperando”. Así se refirió el Presidente Piñera a la estrepitosa caída del profesor de Economía de la Universidad de Chile, Manuel Agosin, quien aterrizó en la presentación de las conclusiones del Acuerdo Nacional por el Desarrollo Integral. Me tinca que le dijo exactamente lo mismo al ministro de Hacienda Felipe Larraín cuando le presentó el pobre datito ese de un 2,3% de septiembre, el crecimiento más bajo de lo que va del año. ¡Póngase las pilas ministro porque el Presidente necesita buenas noticias el próximo mes!

 

El que la está sacando baratita es el “cara de poto” y bueno para los negocios oscuros, Alberto Chang, tras el rechazo de la justicia de Malta de extraditarlo a Chile por los delitos de estafa y lavado de dinero. Qué poco felices debe estar ese pobre grupo de inversionistas que soñaba con la plata fácil y que se tragó eso de que las rentabilidades a este hombre le subían como la leche hirviendo. Pensar que el mediático pelado Rafael Garay esta “precioso” por unas pocas monedas… y lo comparamos con este otro.

 

El alumno estrella que perduró con su profesora dejó la escoba esta semana en nuestro país. Así es no más, Emmanuel Macron nos dejó mirando para el norte luego de que Francia aceptara otorgar asilo político al ex integrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Ricardo Palma Salamanca. Feroz ha sido la trifulca entre la derecha y en la izquierda… Si hasta casi se comen vivo al vocero de la Corte Suprema, Guillermo Silva, cuando declaró que aceptaba “la autonomía e independencia del Estado de Francia”.

 

Hay que ser bien choro para fregarle la fiesta a este gobierno. Por eso mismo, Emmanuel, te voy dedicar esos moules (choritos, en buen chileno) con frites (la clásica papa frita). Ojalá que el trabajo en la cocina te haga reflexionar, porque este tremendo problema no se soluciona encerrando al autor de un asesinato en el clóset. Al menos no en nuestro país.

 

Vamos a la cocina e invite a su distinguida y experimentada mujer para que le dé las instrucciones. Primero pongan los choritos en un recipiente con agua fría y límpienlos bien. Luego escurran el agua y reserven.

Aproveche de abrir una botellita de vino francés para suavizar el mal rato y ablandar la razón. ¡Este tipo de decisiones no se pueden tomar a la rápida, hombre!

Es hora de pelar y picar las cebollas y de lavar y cortar el apio. Sigan con el perejil y luego pelando los dientes de ajos. Reserven todo junto.

En una olla a fuego medio poner el aceite y una vez caliente, agregar la cebolla, el apio y el ajo. Bajar la temperatura hasta que se cueza y entonces añadir los choritos, el vino blanco y la hoja de laurel. Cocinar por dos a tres minutos.

Que la profe prepare las papas fritas. Una vez listas, que ella misma sirva los platos, poniendo primero los choritos, los que debe bañar con el fondo del cocimiento, y luego acompañar con las papas. Espero que haya tenido tiempo de reflexionar Presidente Macron, porque para el pueblo chileno es importante cerrar ciclos y sin este señor cumpliendo condena en su país será difícil lograrlo.

 

@politicaycocina

También te puede interesar: