La cocina política es presentado por:
Publicado el 30 de agosto, 2018

La cocina política de Mecha Corta: Las criadillas del alcalde de La Reina

Autor:

Mecha Corta

El alcalde José Manuel Palacios invitó a los vecinos que tuvieran un arma a ir practicando su puntería cuando encuentren un ladroncillo por ahí. De inmediato hubo reacciones del Gobierno y de sus colegas alcaldes. Pero este edil no se calla fácilmente; tiene “cojones” y defiende su propuesta contra viento y marea. Por esto le voy a dedicar un merecido fricasé de “criadillas”, un plato bien machote y de gusto de pistoleros.

Autor:

Mecha Corta

 

Fricasé de criadillas

(Para José Manuel Palacios y sus colegas)

8 criadillas de cordero

1 cebolla

250 gramos de champiñones

½ pimentón rojo

250 gramos de arvejas

4 papas

3 huevos

Ciboulette

Aceite

Sal y Pimienta

 

Negra semana, muy negra para los habitantes de Quintero y Puchuncaví. Mucha razón tuvieron el año 2013 cuando cambiaron ese logo municipal que mostraba con orgullo la chimenea humeante de Quintero, la cual fue protagonista por 50 años, junto a un hermoso y verde árbol y un par de ballenas, de la bandera que flameaba en la muni. Negra semana, decía, debido al grave problema ambiental y sanitario que explotó hace unos días, pero que se viene arrastrando hace ya largo tiempo. El gobierno comienza a pagar el pato, se enfrenta al “fuego amigo” entre el Ministerio de Medio Ambiente y ENAP, por la acusación que se hizo de la responsabilidad de la estatal en el asunto. Al que tampoco le salió gratis la cuenta fue al presidente Piñera cuando, a pesar de que sus asesores le dijeron que no se involucrara, partió corriendo a juntarse con los alcaldes de la zona. No digamos que lo recibieron con aplausos, pero dejó muy en claro que se compromete con un plan de descontaminación, algo que no recuerdo habérselo escuchado a Mena, el niño ambiental del gobierno anterior, ni menos estuvo incluido en las obras del famoso “legado” de la Señora.

 

Para el Presidente no fue tan negra la semana, ya que la última encuesta Cadem le dio un respiro. No muy grande, eso sí, pero por lo menos después de nueve semanas se rompió la tendencia a la baja de su gestión. Parece ser que vuelve a ordenar la cocina, con un 47% que aprueba la mano del chef. El empujón se lo dio la Reforma Tributaria, con un contundente 40% que aprueba el proyecto de modernización. La que reaccionó inmediatamente fue la oposición, que soltó críticas por doquier: desde los plazos en que se entregó el proyecto -alegato de un par de diputados- hasta que los efectos del crecimiento no se reflejan en la disminución de la desigualdad, palabras del ex director de Políticas Públicas del gobierno de Bachelet, Pedro Güell, quien habló desde su comentado departamento con vistas al cerro. En todo caso, todos esperamos que el país crezca y se beneficien todas y todos los chilenos.

 

La que no le está haciendo fácil la cosa al Gobierno es la Democracia Cristiana. En su Consejo Nacional acordó restringir su participación en instancias pre legislativas que impulsa el oficialismo, todo esto a causa del desacuerdo por la permanencia del subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, a quien acusan de haber encubierto una autopsia del ex Presidente Eduardo Frei Montalva. Bien distinta fue la actitud que tuvieron el año 2006, cuando Bachelet nombró al ex ministro del Interior de Frei Ruiz-Tagle, el doctor Patricio Rojas (DC), como presidente del Sistema de Empresas Públicas (SEP) y éste le reconoció al juez Alejandro Madrid (en el año 2003) que estaba al tanto del procedimiento realizado después de la muerte del mandatario. ¡Qué pasa, señores, con el doble estándar!

 

Ahora, cada semana alguien se luce. Al que le tocó y está gozando de los minutos de fama es al desconocido alcalde de La Reina, José Manuel Palacios, quien, con la firma de un convenio con un club de tiro de la comuna invitó a los vecinos que tuvieran un arma a ir practicando su puntería cuando encuentren un ladroncillo por ahí. De inmediato hubo reacciones del Gobierno y de sus colegas alcaldes, quienes -también ganando pantalla- daban alternativas de seguridad muy distintas. Pero este edil no se calla fácilmente, por lo que destaco que tenga “cojones” y defienda su propuesta contra viento y marea. Por esto, le voy a dedicar un merecido fricasé de “criadillas”. Qué mejor que este plato bien machote y de gusto de pistoleros.

 

Alcalde, vamos a la cocina e invite a sus colegas para que se pongan de acuerdo, ya que estos antisociales se mueven de comuna en comuna; capaz, si logran consenso, no tenga que mandar más invitaciones a sus vecinos para que gasten platita en balas.

 

Que parta el popular Joaquín Lavín lavando y cociendo en agua hirviendo las criadillas, y que las pele para que no queden duras. Mientras tanto, que el alcalde Alessandri pique en cuadritos pequeños la cebolla y el pimentón; que  también lave y corte los champiñones en láminas. Luego, que Rodrigo Delgado pique las criadillas, saltee la cebolla en una sartén bien caliente y, cuando ésta esté dorada, ponga las criadillas a cocinar, agregando pronto los champiñones, pimientos y arvejas; salpimiente y deje cocinar por 5 minutos. Pase usted, alcalde, le dejo la tarea de incorporar las papas cortadas en chaucha y termine el plato. Cuando estén cocidas las papas, retire del fuego y le agrega los huevos enteros. ¡A revolver se ha dicho!

 

Que pase Providencia y Maipú, para que la Evelyn y la Cathy se preocupen de que el guiso no quede seco. Decoren con el ciboulette y sírvanlo caliente en la mesa. Se tiene que lucir, alcalde, con un buen vino, y como le dije: póngase de acuerdo con sus amigos y colegas, que al final con tanta arma en las casas podemos terminar como el país de Trump.

 

 

También te puede interesar: