La cocina política es presentado por:
Publicado el 13 de diciembre, 2018

La cocina política de Mecha Corta: El Cuscús de Marrakech del Canciller Roberto Ampuero

Autor:

Mecha Corta

La semana ha girado en torno a la negativa de Chile a firmar el Pacto Migratorio durante una sesión del plenario de la ONU en Marrakech. Este rechazo por parte de nuestro país se convirtió en un verdadero festín por lo abundante y también por lo diverso: dependiendo de quién hacía la declaración, se sumaban o restaban países como Australia y Nueva Zelandia, ambos reconocidos como ejemplo en el manejo del tema en cuestión.

Autor:

Mecha Corta

Cuscús con verduras y pasas

(Para el ministro Ampuero y sus amigos de la cancillería)

250 gramos de cuscús

250 ml de caldo de pollo o de verduras

1 pimiento amarillo

150 gramos de zapallo amarillo

2 dientes de ajo

Curry, canela, jengibre y comino molido

Cilantro fresco

1 cucharada de margarina vegetal

Pasas

Aceite de oliva, sal y pimienta

 

Lo venía anticipando semana tras semana y plato tras plato. Finalmente, la encuesta CEP dio a conocer a los rock starsdel momento y el popular de los populares fue, como vaticiné, el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín. Él, junto a La Señora, el Presidente Piñera, Gabriel Boric y Giorgio Jackson aparecen como los mejores evaluados por su compatriotas. Joaquín, vamos a tener que decidir qué hacer con tu “nuera de oro”, porque le estás haciendo difícil el camino a la Cathy. Seguro que alguna lucrativa ternura se le ocurrirá a la reina del peluche para celebrar esta Navidad en Maipú y, de paso, seguir sumando puntos para ingresar con ustedes al salón de la fama.

 

Sacaron al pizarrón al ministro del Interior, Andrés Chadwick. Tres horas duró la interpelación en el Congreso a raíz del caso Catrillanca. Público no faltó, entre el cual figuraba el padre del difunto comunero mapuche. Él y todo el resto de la tribuna fueron testigos de las preguntas de la diputada socialista Emilia Nuyado, la cual, flanqueada por su partido y por una gran bandera mapuche, no cesó en su interrogatorio; tanto que el ministro terminó exclamando emocionado ante las cámaras: “Si algo pudiese haber hecho para evitar la muerte de Camilo Catrillanca… ¡Por Dios que me lo he recriminado todos estos días!” Obviamente las reacciones por parte de la oposición fueron muchas y la principal tiene que ver con que el Plan Araucanía es insuficiente. Admito que no me gusta empatar, pero no puedo dejar de preguntarme cuál era el plan de La Señora para la zona. Creo que es un cuestionamiento válido si al menos queremos evaluar.

 

La salida del presidente del directorio de TVN, Francisco Orrego, y de su director ejecutivo, Jaime de Aguirre, no bastaron para llenar las páginas de la prensa sobre los últimos acontecimientos en el canal estatal. Además, el diputado Meza (PR) se mandó la frase “sexo por pantalla”, en alusión a que en la estación de Bellavista 990 se producían abusos a cambio de figuración televisiva. No sólo sonó a título de teleserie nocturna, diputado, sino que además, tuvo que retractarse de ella bailando marcha atrás como Michael Jackson. Sea más cuidadoso con sus mediáticas afirmaciones, hombre.

 

Pero el tema de las portadas del fin de semana, las cartas y columnas de los últimos días han girado en torno a la negativa de Chile a firmar el Pacto Migratorio, todo durante una sesión del plenario de la ONU en Marrakech. Este rechazo por parte de nuestro país se convirtió en un verdadero festín por lo abundante y también por lo diverso: dependiendo de quien hacía la declaración, se sumaban o restaban países como Australia y Nueva Zelandia, ambos reconocidos como ejemplo en el manejo del tema en cuestión.

 

Lo único que me quedó claro como el agua es que las decisiones las toma el Presidente, incluso sin preguntarle a nadie y sin hacerse cargo de la cara colorada del canciller Ampuero frente a las cámaras. Rojo y todo, me gustaron sus explicaciones, ministro. Fue claro y certero, sin embargo, contra el oportunismo político de la oposición no hay nada que hacer. Ilustres diputados y senadores, humildemente creo más sensato sacar primero nuestra propia ley de migración del horno y después nos hacernos cargo de la burocracia internacional.

 

Por eso canciller, lo invito a preparar un típico plato marroquí para que al menos, si le preguntan, sepa a qué sabe el famoso cucús de Marrakech con verduras y pasas. Después vemos cómo afrontar el derecho humano y fundamental de todo hombre a emigrar.

 

Vamos a la cocina y convide a sus colaboradores. Partan las verduras en cubitos muy pequeños y lo mezclan con el ajo también picado. En una olla, agregar unas cucharadas de aceite y hacer un sofrito con las verduras hasta que queden al dente. Cuando estén casi listas, agregar el comino, el jengibre, las pasas y la canela molida.

 

Aparte, poner al fuego el caldo de verduras. Cuando llegue al primer hervor, agregar el cuscús, apagar el fuego y tapar la olla durante tres minutos para que se hidrate. Añadir luego la margarina, un poco de aceite de oliva y revolver. Finalmente mezclar el cuscús con el sofrito de verduras y coronar con cilantro fresco picado.

 

Estamos listos, pasen a la mesa. Invite a sus amigos de la cancillería y, mientras disfrutan de este plato, concéntrense en su sabor y en la ley de migraciones. Después habrá tiempo y platos para discutir el tema del pacto internacional.

 

@politicaycocina

También te puede interesar: