Panoramas es presentado por:
Publicado el 19 de julio, 2018

Idomeneo, la particular ópera rock de Pali García

Autor:

Virginia Araya

Dirigida por Manuela Infante, la actriz chilena se luce con un despliegue escénico muy demandante, en un tipo de performance en la que debuta y que incluye, aparte del canto, el uso de singular vestuario, máscaras y ágiles movimientos.

Autor:

Virginia Araya

Este es el mito:
Al terminar la guerra de Troya, Idomeneo, rey de Creta, parte de regreso a la patria con su flota de 40 naves cargadas de esclavos y riquezas saqueadas en la legendaria ciudad. En medio del mar, los encuentra un huracán. Idomeneo promete a Poseidón, dios de los mares, que si lo salva le ofrendará la vida de la primera criatura que encuentre al regresar. La tormenta cesa y su nave sigue tranquilamente el viaje. Idamante, su hijo, al saber que su padre está a punto de regresar corre a la playa para ser el primero en encontrarlo y abrazarlo. Idomeneo se horroriza al darse cuenta que debe sacrificarlo para honrar la promesa que hizo a Poseidón…

Esta es la obra:
En 2008 el dramaturgo alemán Roland Schimmelpfennig se inspira en el mito y escribe una pieza que revisa la tragedia en las voces de un coro que la desarma y cuestiona. En 2018, la directora chilena Manuela Infante, la reinterpreta en formato de un concierto hablado y cantado, protagonizado por Paulina García, cuya voz va siendo distorsionada en vivo por el sintetizador de Diego Noguera para diferenciar los distintos personajes.

A pesar de su cargada agenda internacional, García se las ingenia para estar presente en el escenario local y es un lujo verla. El año pasado estuvo con “Año Nuevo” y ahora con “Idomeneo” (ambas en el GAM), aunque sólo hasta fin de mes, pues en agosto comienza a filmar en Argentina, con Óscar Martínez (“El Ciudadano Ilustre”) y Dolores Fonzi una película de Miguel Cohan.

En “Idomeneo”, su despliegue escénico impacta, en un tipo de performance en la que debuta y que incluye, aparte del canto, el uso de singular vestuario, máscaras y ágiles movimientos. Sin duda llena el escenario –un espacio oscuro, íntimo, plagado de focos azulinos- que recorre hasta estar muy cerca del público. “Termino cansada -cuenta Pali- porque es como una clase de respiración kundalini, con mucha energía y entrega… una obra que te deja arriba de la pelota…un cuento que te dice que salvarse solo no es salvarse”. Manuela Infante agrega: “La actriz no es un coro, es una sola persona, pero se comporta como tal, viene a vocear un evento, a cantarlo, a contarlo, como una frontwoman”.

El texto es denso e intenso. Triste. Como explica su directora, la transacción con los dioses, el sometimiento a ellos, va apareciendo como una pantalla que esconde otra cosa mucho más cruda y simple: la permuta. El rey ha cambiado su vida por la de sus hombres, y luego por la de su propio hijo. Es entonces una obra sobre el poder en su sentido más materialista. Para Manuela Infante, esta es la gran pregunta de la obra: ¿Es que alguien tiene derecho a administrar la vida/ muerte de otros?

Idomeneo. 1 hora 20 min, de miércoles a domingo a las 21 hrs. Hasta el 29 de julio en el GAM.