Gastronomía es presentado por:
Publicado el 09 de mayo, 2019

Frituritas de antología

Autor:

Rodrigo Martínez

Es cierto que un nutricionista y un cardiólogo les recomendarán evitarlas, pero cuando las temperaturas bajan, el cuerpo (ese tirano) suele reclamar otros alimentos. Si se trata de indulgencias y está dispuesto a una larga caminata o una cita con la trotadora, les recomendamos sin culpa estos dos nuevos espacios que llevan la fritura de papas y camote a otro nivel.

Autor:

Rodrigo Martínez

Partimos presentándoles La Fritería. Un nuevo emprendimiento que en el epílogo de la temporada estival se instaló en Viña del Mar con un concepto informal, al paso, y con un trabajo en fritura que no se había divisado en la comarca. Disponen de un estilo neoyorkino de presentar sus papas fritas y también cuentan con opciones de camote con diversas toppings y salsas. La que lleva el nombre del lugar combina camote y papas ($3.200) y las combinaciones son para armar a piacere. Los precios, son accesibles y tan transversales como la afición que generan estas costras crocantes sobre los vegetales. De una bandeja grande, con añadido de mechada, guacamole y crema ácida ($5.000) comen dos, felices. De las opciones de salsas que se visualizan en su carta hay clásicas alianzas como golf, alioli y bbq, así como también experiencias más agridulces como la Spring Roll y sincretismos como el que propone una Mayo Sriracha. Los añadidos especiales van desde queso, camarones, hummus, entre otros añadidos. Es otro vecino en el cada vez más variopinto y cada vez más atractivo barrio Poniente, en la Ciudad Jardín. Si quiere más detalles de este nuevo polo gastronómico en la V región visite este link.

Por otro lado, sobrecoge encontrar una fritura perfecta en la capital. Los responsables son los muchachos de Frit Kot, un pequeño negocio en Providencia que domina un arte que los belgas trabajan a la perfección. No, no es la cerveza, ni el chocolate. Un doble paso por una fritura profunda les otorga a esta base una crocancia única. Los cortes artesanales revelan algo más de alma a la propuesta que propone añadir proteínas animales (la plateada cocinada lentamente con cerveza negra es un deleite), salsas (curryketchup, salsa de ají amarillo y toque tropicales, mayo casera al ajo dulce, salsa holandesa y otras más picantes) y aderezos  de excepción y topings, para hacer de estas papas fritas el soporte de una experiencia verdaderamente gourmet. El llamado Borracho Belga incluye una base de papas con la mencionada plateada en cocción lenta cocinada, con un top de puré de manzanas y mayo al ajo ($4.500). Otras opciones incluyen la tradicional Curryworst partida por la mitad y rellena de cebolla, además de atractivas  opciones vegetarianas como un estofado que recuerda la receta del ratatouille y que se aviene de maravillas con su consorte proveniente de la freidora.

La Fritería. 3 poniente 557, Viña del Mar. Tel. +569 9699 1663. Atiende de lunes a domingo de 12.30 a 21.30 horas.

Frit Kot. Holanda 067, local 107, Providencia. Atiende de lunes a viernes de 13.00 a 18.00 horas.