Es difícil no sentirse identificado esta vez con el detective Cayetano Brulé. Confundido, golpeado, sorprendido, el personaje apenas reconoce la ciudad que ha sido su hogar en los últimos 50 años. En “Demonio”, el octavo libro de la serie, el cubano deberá resolver un misterioso asesinato ocurrido en un Valparaíso en que las manifestaciones violentas se transformaron en parte del paisaje y donde cada uno de los demás personajes tiene su propia teoría de lo que ocurrió a partir del 18 de octubre del 2019, tras el llamado “estallido social”.

El escritor Roberto Ampuero -quien también es embajador de Chile en España- escribió esta novela en un contexto muy particular: al declararse la pandemia por coronavirus en el mundo, a principios del 2020, las autoridades españolas ordenaron un estricto confinamiento de tres meses, los cuales debió pasar solo. Su mujer había viajado a Chile y no pudo regresar a Madrid antes del cierre de las fronteras. En esos tres meses de encierro dio vida a este thriller policial que le permitió, de paso, explorar los sucesos ocurridos en nuestro país desde fines del 2019. A través de los distintos personajes, intenta dar un panorama amplio de las miradas sobre lo que se vive en Chile. 

La novela se inicia con el encargo que recibe Cayetano Brulé de investigar la muerte de Edmundo Galaz Expósito. Se trata de un artista capitalino residente en Madrid, pero que -nos enteramos- vivía clandestinamente en Chile. Las investigaciones llevan al detective a internarse paso a paso en un caso de connotaciones variadas, que lo conducen a círculos políticos, económicos y del espionaje internacional, y a descubrir indicios en América Latina y Europa, y a comprender que se halla ante el caso más complejo y peligroso de su carrera. 

«Demonio» está en librerías y también en formato e-book.

Puedes ver la entrevista realizada al autor a propósito del libro y las recientes elecciones autónomas en Madrid aquí.