Gastronomía es presentado por:
Publicado el 03 de enero, 2019

«Comiéndome el mundo», por Pipe Sánchez: Sydney, una ciudad inclusiva y de sabores multiculturales

Autor:

Pipe Sanchez

Tengo la mejor pega del mundo: Viajar por el mundo comiendo un sándwich diario durante un año, para luego crear una completa guía donde encontrar las mejores preparaciones del planeta. En esta misión, una de mis primeras paradas fue la movida ciudad de Sydney.

 

Autor:

Pipe Sanchez

Ya comencé esta aventura, con la Cata, mi polola, en la que comeré un sándwich cada día. Tendremos la suerte de conocer 52 ciudades de 33 países, donde les contaré sobre mis locas experiencias y probaré distintos sabores y combinaciones durante un año. Todo de la mano de Grupo Security que creyó en mí y en mi proyecto @365sanguchez. Junto a sus aliados Travel Security, Banco Security y Vida Security me van a estar ayudando desde Chile con el viaje para que todo salga perfecto.

Lo primero fue sentir los sabores y el espíritu de Sydney, Australia, una ciudad maravillosa. Me impresionó lo inclusiva que es. Los semáforos tienen señalética en braille, los restaurantes ofrecen opciones vegetarianas, veganas y sin gluten. Las calles y el transporte público cuentan con accesos para personas con dificultades físicas. Y no importa de dónde vienes ni qué estudiaste, aquí puedes encontrar trabajo en lo que sea y ganar lo suficiente para vivir bien. Una ciudad pensada para todos.

Tiene distintas cosas que hacen que sea genial, como un centro muy movido y con el mejor ambiente para hacer negocios o emprender. Atracciones turísticas como el Opera House y el puente Harbour Bridge que reúnen a miles de turistas. Parques enormes que funcionan como pulmones verdes y como lugares para salir a trotar o andar en bicicleta, como lo son los Botanical Gardens, Barangaroo o el Hayde Park. Playas, playas y más playas, para gozar tomando solcito o haciendo surf. Casi todas tienen un mini parque anexo con pasto y parrillas eléctricas gratis, donde puedes organizar un asado con amigos. Mi preferida fue Bronte. Para llegar a ella, hagan la «Coastal Walk» desde Coogee hasta Bondi, y aprovechen una hermosa caminata de dos horas con distintas playas y atracciones naturales.

Y muy importante para dar categoría a Sydney  de lugar paradisíaco: tiene buena comida. Gran parte de ella se la debe a la influencia asiática que llegó muy fuerte para introducirse en medio de fish & chips, meat pies y hamburguesas estilo americanas. Para un buen brunch, pueden ir hasta Ruby Lane en Manly y comer unos clásicos huevos pochados con palta, con el mejor queso halloumi grillado que he probado en mi vida, y un poco de trucha ahumada. Si andan con hambre, le suman un chia pudding y un buen café. ¡Qué rayados que están los australianos con el café! Tomen todo lo que puedan. En general cada local tuesta sus propios granos y tiene sus «blends» o mezclas originales.

Si quieren irse a la segura, vayan a Brickfields en Chippendale a tomarse un espresso y lo acompañan con el mejor sandwich vegetariano de la ciudad, con zapallo japonés rostizado, queso grana padano, rúcula, aceite de ajo, garbanzos y mayonesa al chilli, en una focaccia casera con corteza fina y crocante, y una miga elástica y chiclosa. ¡Exquisito! De postre, pueden conocer cualquiera de los once locales de Gelato Messina, y probar sus famosos y ultra cremosos helados.

El último dato que les daré es que encontrarán dos videos semanales en mi canal de YouTube y en Instagram, la guía de sandwiches más grande del mundo que es totalmente gratis. Además, aquí en el Líbero mes a mes les contaré lo que más me llame la atención de las increíbles ciudades que visitaré.

Tengo la mejor pega del mundo, y la quiero compartir con ustedes. ¡Así que los invito a que viajemos juntos!

Datos Sándwich: Brickfields en Chippendale. 206 Cleveland St, Chippendale NSW 2008, Australia. www.brickfields.com.au

También te puede interesar: