Gastronomía es presentado por:
Publicado el 04 de abril, 2019

“Comiéndome el mundo” por Pipe Sánchez: Lisboa: el nuevo corazón de Europa

Autor:

Pipe Sanchez

No es un destino clásico, pero se ha convertido en una de mis ciudades favoritas. Es imposible que no te conquisten sus increíbles vistas, acompañadas de imperdibles puestas de sol. Portugal tiene una fascinante gastronomía, destacando sus vinos y quesos, donde también descubrí la mejor hamburguesa de la ciudad.

Autor:

Pipe Sanchez

Cuando uno planea su primer viaje a Europa, es probable que los destinos a visitar sean Paris, Londres, Madrid, Barcelona, Roma o Berlín, que son los clásicos de este continente. Pero en esta vuelta al mundo que estoy haciendo junto a Grupo Security me tocó conocer una capital que creo no recibe la misma atención de los medios ni de nosotros mismos: Lisboa.

Sus vistas: Lisboa es una ciudad “baja”, en el sentido que los edificios no sobrepasan los diez pisos y está inserta entre siete colinas, con muchísimos miradores para disfrutar de sus vistas privilegiadas. Ver la puesta de sol en uno de estos lugares tomando una copa de vino portugués es el mejor panorama para terminar un día de turismo intenso. ¿Dónde? Puede ser desde el castillo de San Jorge, desde el mirador Puertas del Sol o, si van a Belém, un barrio de la capital portuguesa, pueden subir al “Monumento a los descubrimientos”.

Sus colores: no necesitas recorrer mucho para darte cuenta que Lisboa está repleta de tonalidades. Sus famosos tranvías amarillos están constantemente circulando por el centro. Cada calle tiene innumerables edificios de distintos colores. Algunos pasteles, otros más vivos; amarillo, celeste, rosado y verde. En cada esquina me detenía a sacar una foto porque sentía que estaba en una ciudad inspirada en un arcoiris. Uno de los mejores panoramas es simplemente salir y perderse en los coloridos callejones, sobre todo en los callejones de los barrios Alfama y Barrio Alto.

Sus sabores: un clásico es el pastel de bacalao. Les recomiendo buscar algún lugar que lo venda relleno con queso de la Sierra, que es el queso más rico y característico del país. Otra delicia portuguesa muy típica son los peces en conserva, y para disfrutarlos les aconsejo ir a la tienda Comur, donde encontrarán bacalao, sardinas, salmón ahumado, pulpo, pez espada y calamar. Pueden comerlos solos o sobre un pedazo de pan, ideal como un rico aperitivo para luego darle paso al almuerzo ¡Qué bien se come aquí!

Si no quieren moverse mucho, vayan al mercado Time Out. Con varios chefs que han ganado estrellas Michelin, es un lugar ondero con excelente oferta para comer y tomar. Ahí mismo está Ground Burger, que tiene la mejor hamburguesa de la ciudad.

Para cerrar, el hit: los pasteles de Belém. A 15 minutos en tranvía del centro, reconocerán el local por una larga fila de más de una cuadra. No se asusten, porque avanza rápido y vale la pena la espera. Esa masita de hojaldre rellena con una crema de leche, huevo y azúcar, son una maravilla. En todo caso, y no me juzguen por esto, probé diez de estos pasteles en distintos locales, y para mí el mejor está en el centro de Lisboa, en la pastelería Alcoa. Prueben ambos y me dan su opinión.

¡Espero con esto, dejarlos entusiasmados! Estuve una semana y les prometo que ya empecé a hacer planes para volver. Para más información, los invito a seguirme en esta aventura que estaré subiendo a mi Instagram (@sanchezpipe) y en mi blog 365 Sánguchez.

Tienda ComurRua da Prata 72, Lisboa, Portugal.

Time Out MarketAv. 24 de Julho 49, Lisboa, Portugal.

Ground BurgerAv. António Augusto de Aguiar 148 A R/C, Lisboa, Portugal.

Pastelería AlcoaPraça 25 de Abril 44, Alcobaça, Portugal.