Cine en su Casa es presentado por:
Publicado el 02 de julio, 2020

“Coisa Mais Linda” en segunda seducción

Periodista Virginia Araya

Recién lanzada la segunda temporada de “Coisa Mais Linda”, una serie original de Netflix producida en Brasil y estrenada el año pasado, su fiel público femenino se ha lanzado a verla. Con tan sólo 6 capítulos de 45 minutos, vuelve con la seducción de Río de Janeiro y su bossa nova.

Virginia Araya Periodista

La historia de María Luiza Carone (Malú) y sus amigas Ligia, Adélia y Thereza, había quedado en la playa de Copacabana, celebrando el año nuevo de 1960, cuando el machista marido de una de ellas aparece y dispara a quemarropa. Sin embargo, este drama creado por Giuliano Cedroni y Heather Roth sobre la amistad y el poder de las  mujeres cuando se les permite ser ellas mismas, trae menos épica que la primera temporada. Claro, las batallas más importantes ya fueron ganadas. Malú (María Casadevall) logró triunfar luego del abandono, pobreza y deshonra social en que la dejó su marido Pedro, instalando tras muchos escollos su club de música “Coisa Mais Linda”, junto a su socia Adélia Araujo (Pathy Dejesus), una ex empleada doméstica de color y madre soltera.

Esta vez la historia nos encuentra con Malú en el hospital, recuperándose de sus heridas y del shock de la muerte de su mejor amiga, la maravillosa cantante Ligia (Fernanda Vasconcellos), apoyada por cierto por Adélia y Thereza (Mel Lisboa), que deciden homenajearla en el mar. Tratando fantasiosamente que la vida siga igual, pero es imposible. De partida, ha regresado el marido tránsfuga, Pedro, afectando la vida de Malú y de su hijo de manera drástica: quita del “Coisa Mais Linda” la música, transformándolo en un restaurant fome, y relegándola nuevamente a ella a una aburrida dueña de casa.

Pero ya no hay vuelta atrás para Malú, y junto a sus mosqueteras urden un plan para recuperar lo perdido y volver a probar. Entre tanto, Thereza incursiona en la radio como una aguda periodista librepensadora en medio de una crisis de pareja; y Adélia -que continúa soportando la discriminación racista-, concreta su matrimonio con el Capitán (Ícaro Silva), al tiempo que regresan a su vida dos personajes muy importantes.

Unidas hacen frente al juicio en contra del marido de Ligia por su asesinato, quien se victimiza por las actitudes libertinas de su esposa que lo humillaron y justificaron su violencia. Impacta cómo hace tan pocas décadas la sociedad y hasta las leyes respaldaban el maltrato hacia la mujer, cuya mínima independencia se calificaba como inmoral. En este sentido, la serie es muy catártica.

La complicidad, el ingenio, el humor y el poder femenino que le gana a la sociedad, no sólo a los hombres, siguen intactos. También el goce de bailar y sentir la música “a pata pelada” y con talco espolvoreado en el piso, ¡viva!

Nuevamente, también la pasión se desboca para Malú, que entre tanto vinilo y canciones seductoras desea averiguar si se puede amar a dos hombres al mismo tiempo: “el amor puede durar para siempre o sólo un verano”, dice.

La bossa nova ya no es tan protagonista como en la primera temporada, pero la banda sonora es igualmente magnífica e incluye hasta La Bohéme de  Charles Aznavour, además de una joven cantante que se lanza al estrellato (sorpresa).

“Saudades” de sentir el orgullo de ser mujer sin perder la seducción. En Netflix.

Puedes ver el trailer aquí.

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete