El gobierno se anotó un triunfo ayer cuando logró imponer su propio proyecto de retiro del 10% por sobre el de la oposición. Pero nadie realmente celebró en La Moneda. El sentimiento más cercano a la realidad en palacio probablemente fue el alivio. Ahora los legisladores intentarán apurar el tranco de la tramitación para que millones de personas puedan disponer de sus fondos antes de Navidad. Es decir, el retiro operará para algunos como una suerte de mega aguinaldo. Pero la mayoría de los políticos y los expertos entienden que esta política pública tendrá un efecto nocivo en el sistema previsional vigente. Algunos de ellos actúan a pesar de eso y otros por eso mismo.
Seguir leyendo
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO