Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 13 noviembre, 2020

Roberto Munita: La señora Juanita no va a escribir la Constitución

Abogado, magíster en Sociología y Master in Political Management, George Washington University Roberto Munita

Aunque sea doloroso aceptarlo, la señora Juanita no estará en la Convención. Y no porque no lo merezca, o porque no se la pueda; al contrario, no tengo ninguna duda de que sería un aporte. Pero el sistema no está diseñado para ello. Por el simple hecho de tratarse de una elección plurinominal, las colectividades que entienden las dinámicas de las campañas cuentan con una inusitada ventaja comparativa.

Roberto Munita Abogado, magíster en Sociología y Master in Political Management, George Washington University
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hay pocas cosas más difíciles, en materia de opinión pública, que instalar temas intangibles en la agenda: Lowi, ya en los años ’70, argumentaba que, a medida que un tema es más “conflictivo” —es decir, genera mayor simpatía o antipatía— es más probable que sea considerado como una materia de decisión política. Por ello, los temas constitucionales, de poco impacto en la vida diaria, terminan siendo casi siempre relegados a un segundo plano (es cosa de comparar la velocidad de aprobación de proyectos sobre educación o salud, versus lo que demoró sacar, por ejemplo, el cambio al sistema binominal o el voto voluntario).

En ese sentido, se debe reconocer la astucia que tuvieron los promotores de la idea de la Nueva Constitución. No fue fácil. Años de trabajo en muchos frentes, buscando construir un frame (o marco conceptual), que fuera fácilmente digerible por la ciudadanía. Los gestores de esta empresa aplicaron, a la perfección, la teoría de la sociología interpretativa de Goffman, conforme la cual aquello que se aprecia pasa a convertirse en la realidad social. Esto no se gestó, en todo caso, con del 18-O; venía de mucho antes. Sin ir más lejos, la encuesta Cadem reportó en noviembre de 2015 (¡hace cinco años!) que tres de cada cinco encuestados creía en aquel entonces que una nueva Constitución permitiría superar los problemas en educación, salud y seguridad, y haría de Chile un país más justo y con menos desigualdades.

Así, hoy nos hemos comprado, como sociedad, la idea de que la Nueva Constitución nos promete un futuro esplendor. Y para ello, su redacción no podría estar entregada a los “mismos de siempre”, sino que tiene que depender de la señora Juanita. Pero, momento. Sobre lo primero surge, por supuesto, mucha suspicacia; y sobre lo segundo, podemos aseverar con propiedad que es una falacia. Aunque sea doloroso aceptarlo, la señora Juanita no estará en la Convención. Y no porque no lo merezca, o porque no se la pueda; al contrario, no tengo ninguna duda de que sería un aporte. Pero el sistema no está diseñado para ello. Por el simple hecho de tratarse de una elección plurinominal, las colectividades que entienden las dinámicas de las campañas cuentan con una inusitada ventaja comparativa.

¿Cómo gestionar un comando? ¿Qué decir en el casa a casa? ¿Cómo elaborar una estrategia digital? ¿Y qué hay del branding? Frente a todas estas importantes preguntas, la señora Juanita queda prácticamente desamparada ante grupos que ya están preparando sus mejores cartas. De hecho, la única fórmula que podría asegurar que realmente las Juanitas y los Pepes llegasen efectivamente a escribir la Constitución sería eligiendo ciudadanos al azar (como lo hizo alguna vez Islandia). Y esto, en efecto, fue una propuesta que se pensó y se analizó… pero los partidos no estuvieron dispuestos a perder su cuota de control sobre la Convención.

Ahora bien, debido a la desconfianza que generan hoy los partidos políticos —los llamados, por principio, a encausar las demandas sociales y políticas de los ciudadanos— hay otros grupos de interés que tomarán la posta, y aspirarán a elegir a sus representantes y obtener alguno de los preciados escaños de la convención. Asociaciones en contra de las AFP, a favor de ideologías trasnochadas, o grupos representantes de pequeños pero influyentes nichos tienen todas las de ganar en esta vuelta, sobre todo considerando que podrán ir en “listas de independientes”, las cuales incluso, conforme se discute en un proyecto que avanza mientras se escriben estas línea, contarán con grandes ventajas frente a un partido político.

¿Cuál será el resultado de este cóctel? Siendo optimistas, una Convención variopinta, en la cual habrán muchos expositores de agendas particulares, pero con poca visión de una globalidad. Siendo pesimistas, el debilitamiento del sistema de partidos. Por supuesto que es positivo que hayan voces independientes en una Asamblea, pero si éstas son en la práctica meros rostros de movimientos y grupos sociales de una marcada tendencia, habremos caído en la trampa de los pseudo-partidos, grupúsculos free riders que se ahorraron las formalidades para constituirse como partidos políticos, pero que operan como tales. Y entre la copia y el original, qué duda cabe, mejor quedarse con el original.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO