COLUMNAS DE OPINIÓN

Francisco Orrego

Abogado

Lo que partió hace algunos años en temas educacionales, ahora se extiende a la salud, a las pensiones, a los servicios sanitarios, a la vivienda; y más adelante, lo hará al transporte público y a la energía, entre otros. La consigna no es generar un debate sobre el Estado de Bienestar sino que imponerlo, para que el Estado juegue un rol más fuerte, desplazando al sector privado, amputando la mano invisible.

Seguir leyendo