COLUMNAS DE OPINIÓN

Eleonora Urrutia

Abogada

Como dijo Friedman, toda empresa debe respetar “las reglas básicas de la sociedad”, pero no tiene la obligación de funcionar como un organismo promotor del bienestar general. Quienes critican al sector privado parecen no comprender que la sociedad crea instituciones diferentes para ejercer funciones diferentes, y que a todos nos conviene que tales funciones no se mezclen.

Seguir leyendo