«Son muy pocas las constituciones que cumplen con un principio de legitimidad verdaderamente democrático, me refiero no solo a aquellas que fueron aprobadas con una ratificación del pueblo a través de representantes electos por la ciudadanía, si no a una que sea capaz de representar a todas las fuerzas políticas que existen en un país en un momento dado, y dar lugar a un documento que pueda establecer controles recíprocos entre quienes aspiran a competir por el poder», explica el constitucionalista y profesor de la UDD Sergio Verdugo, en conversación con el Presidente de a Fundación para el Progreso Axel Kaiser.

«Yo te diría que nuestra Constitución sí tiene un problema, porque su forma política impide que los gobiernos electos puedan implementar sus programas«, sostiene Verdugo, quien dice que «formalmente todos los cambios se pueden hacer a través de una reforma constitucional, si las fuerzas políticas son capaces de hacer un pacto, pero es poco probable que así pase». Así, explica que, revisando la historia de las reformas que han habido en Chile, aquellas importantes se han dado en ocaciones de graves crisis políticas o de revisiones completas del texto, ya que no es de esperar que los políticos revisen sus propios poderes a la baja.

Además, dice que «la Constitución ha perdido autoridad«, y que ha dejado de ser un símbolo que sea capaz de legitimar a las instituciones que viven bajo ella, un problema que Chile tiene hoy día.

Sobre los cuestionamientos al supuesto origen ilegítimo que tiene la Carta Magna en el país, el profesor de la UDD sostiene que «una generación nueva que está pidiendo más participación podría ser una causa. Hay distintas maneras de cómo canalizar esa participación. Otros te dirían que hay una crisis de la representatividad, que es un crisis que varias democracias en el mundo están teniendo. Pero creo que eso se resuelve con los partidos y con la instituciones representativas».

Eso sí, dice que «el problema de la legitimidad de origen de la Constitución es menos importante sociológicamente que un mensaje que hoy a aparecido llegar mucho más a la ciudadanía, que es la idea de que esta va a resolver problemas relacionados con derechos fundamentales, especialmente con los derechos sociales«.