Publicado el 02 de mayo, 2019

Leopoldo López afirma que, a pesar de estar con arresto domiciliario, recibió en su casa a militares y se mantuvo conectado con el Grupo de Lima

Autor:

Sebastián Edwards

El dirigente opositor destacó la coalición que se ha formado entre los países del Grupo de Lima y señaló que «el único objetivo es conseguir elecciones libres para Venezuela».

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El dirigente opositor venezolano, Leopoldo López, afirmó que, a pesar de estar con arresto domiciliario, recibió durante tres semanas en su casa a militares, como también afirma haber mantenido contactos con el Grupo de Lima. 

Frente a esto, agregó que sostuvo contactos con países europeos, «he tenido contacto con el Grupo de Lima para construir una coalición que esta a favor de la libertad de Venezuela que tiene una meta. Elecciones libres en Venezuela». Y agregó que «eso es lo que los venezolanos queremos. Aquí lo que se quiere plantear es que los venezolanos van a convocar a una elección para que los ciudadanos decidan quien va a gobernar a Venezuela».

En la misma línea, señaló que «estamos de acuerdo con la cooperación de todos los países bajo la Constitución. La comunidad internacional no nos va a dejar solos».

Respecto a la orden de detención emitida por un Tribunal de Caracas, López afirmó que «yo no quiero volver a la cárcel, eso es un infierno pero tampoco le tengo miedo».

En esta línea, señaló que «estamos en el cese de la usurpación militar y eso involucra a todos. Es una operación que lo que busca es materializar el cese a la usurpación».

Además, añadió que «el quiebre ha comenzado. La fisura que se abre el 30 de abril ya se está convirtiendo en una grieta. Las fuerzas armadas de hoy están comprometidas con la libertad».

En este sentido, reiteró: «Yo he pasado los últimos cinco años compartiendo con militares de todas las jerarquías y conozco el mundo militar y sé que ellos están indignados de ver a la gente comiendo de la basura. Esa angustia también toca a la gente de uniforme».

Por medio de un comunicado, el gobierno de España afirmó que no tiene intención de entregar al dirigente de oposición venezolano, y señaló que  López y su familia «se encuentran en la residencia del embajador de España en Caracas por voluntad propia».

La justicia venezolana emitió una orden de detención en su contra. El día martes, con ayuda de personal de seguridad, fue liberado y acompañó al Presidente encargado Juan Guaidó en el alzamiento cívico-militar en contra del régimen.

Lo que busca el tribunal que ordenó su aprehensión es que López cumpla los 13 años de prisión dictados en un inicio por el régimen. Catalogan como un hecho “público, notorio y comunicacional la violación por parte de Leopoldo López de la medida de detención domiciliaria, al aparecer y declarar en medios de comunicación masivos”.

Tras participar en el alzamiento, el dirigente opositor se trasladó a la embajada chilena en Caracas junto a su esposa Lilian Tintori y su hija. Y luego, se dirigió a la embajada de España donde se encuentra en calidad de huésped.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: