Publicado el 12 de diciembre, 2019

Cámara de Diputados aprueba cuestión previa y acusación constitucional contra el Presidente Piñera se cae

Autor:

Sebastián Edwards

Por 79 votos a favor y 73 en contra, los diputados rechazaron el libelo acusatorio presentada por un grupo de parlamentarios de oposición, liderados por el Partido Comunista.

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La Cámara de Diputados aprobó la cuestión previa expuesta por el abogado defensor del Presidente Sebastián Piñera, Juan Domingo Acosta, por lo que la acusación constitucional en contra del Mandatario no prospera.

La votación contó con 79 votos a favor y 73 en contra, contando con votos a favor del Partido Radical y la Democracia Cristiana. 

Por la oposición votaron a favor de la cuestión previa los diputados Matías Walker (DC), René Alinco (IND), Pepe Auth (IND), Jorge Sabag (DC), Miguel Ángel Calisto (DC), Fernando Meza (PR), Manuel Matta (DC) y Carlos Jarpa (PR). 

El abogado defensor del Jefe de Estado señaló que «el Presidente ha sido claro que toda actuación de las FF.AA. y de orden deben regirse por la ley y respetar en todo tiempo y en todo lugar los derechos humanos».

Asimismo, remarcó que los actos de violencia inusitada del 18 de octubre motivaron a que se adoptara una «decisión que siempre es difícil pero que siempre tiene que ser responsable por parte del Presidente, frente al desborde de Carabineros, de recurrir al instrumento constitucional de decretar estado de emergencia en el país».

En la misma línea, agregó que esto no fue una»forma de reprimir la manifestación pacífica y el derecho de expresión de los ciudadanos».

Luego expusieron los miembros de la comisión que revisó el libelo acusatorio. Daniel Verdessi (DC), Boris Barrera (PC) y Gastón Saavedra (PS) apelaron a la responsabilidad política del Presidente Piñera. En tanto, los diputados Sofía Cid (RN) y Gastón Von Mühlenbrock (UDI), remarcaron que la acusación vulnera el debido proceso.

Ayer esta comisión recomendó por 3 votos contra 2, votar a favor de la acusación constitucional y por ende rechazar la denominada cuestión previa.

«El Presidente de la República es la cabeza del Gobierno, lo que supone la existencia de un sistema jerárquico y coordinado, donde las acciones del órgano público se pueden reconducir a la cabeza de este, aunque no haya sido esa cabeza, el ejecutor del acto material vulneratorio. Al Presidente, en este caso, se le imputan decisiones, conducentes a acciones y omisiones, que luego habilitaron o permitieron la actuación material de otros agentes estatales aguas abajo, de manera tal que la responsabilidad por estos actos le resulta plenamente atribuible”, sostuvo en su intervención Gastón Saavedra (PS). 

En el mismo tono, el diputado Boris Barrera (PC), señaló que soy de la opinión que el Presidente infringió abiertamente la constitución, porque permitió que en nuestro país se cometieran graves violaciones a los DD.HH. de forma sistemática y generalizada”.

Por su parte, el presidente de la comisión, Daniel Verdessi (DC), afirmó que «nueve días duró la vigencia del estado de excepción constitucional, y sólo al quinto día el gobierno vino a reaccionar ante un cuadro a esas alturas dantesco. Lo que afirmamos es que el presidente Piñera es responsable de las consecuencias de aquella decisión”.

Desde la vereda del oficialismo, la diputada Sofía Cid (RN), aseguró que «no se han aportado antecedentes fidedignos que permitan configurar los cargos formulados”.

En este sentido, el diputado Gastón Von Mühlenbrock (UDI) dijo que “los acusadores no identifican ninguna acción u acto del presidente que se pueda considerar como un consentimiento expreso o positivo para que en nuestro país se violaran los DD.HH. de forma sistemática y generalizada”.

Al Mandatario se le acusaba por su presunta responsabilidad en «las graves y sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos cometidas por agentes del Estado».

Ministro Blumel: «Se ha hecho justicia»

Tras la votación en el Congreso, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel, valoró el rechazo a la cuestión previa y señaló que «se ha hecho justicia porque la acusación no tenía mérito ni fundamento”. Y añadió que «es positivo que se imponga el derecho, se impongan los argumentos, la deliberación democrática».

Consultado por los resultados de la acusación constitucional en contra del ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, reiteró que “esta semana, ha sido una semana donde hemos visto debates que yo creo que la gente no quiere escuchar. La gente nos está pidiendo que construyamos acuerdos”.

Argumentos de la defensa del Presidente previo a la votación

La semana pasada, la defensa del Presidente presentó un documento en el que recalca que la acusación presentada es inadmisible por «no cumplir con los requisitos constitucionales». Además, plantea la cuestión previa de admisibilidad y contesta el fondo del libelo «para concluir solicitando, en definitiva, que la acusación se rechace en su totalidad».

Se afirmó que esta no es admisible porque no cumple con su «carácter excepcional». Esto se argumenta porque “utilizar la Acusación Constitucional, en este escenario, implica una banalización de este instrumento y podría significar un grave atentado contra la gobernabilidad del país, paralizando la atención de los altos mandos”.

«Resulta irrefutable que el Estado de Derecho ha operado con normalidad, con pleno respeto a la autonomía de organismos tales como la Justicia, la Defensa Penal Pública, el INDH», agregan.

El texto concluyó que la “acusación vulnera gravemente el debido proceso, por fundarse en hechos que aún no han sido acreditados”. Y agrega que «las imputaciones que se realizan al Presidente de la República son genéricas e imprecisas, y se fundan en hechos y circunstancias que todavía están siendo investigadas y que no han sido acreditadas por los tribunales de justicia».

En otro argumento se remarcó que “los acusadores no han apuntado hacia ningún acto del Presidente que pueda contravenir abiertamente la Constitución”. En esa línea, se añade que «todos los reproches se basan en presuntas omisiones».

La defensa del Jefe de Estado aseguró que «la acusación supone un abuso del derecho, que ya tiene por objeto revisar el mérito de la declaración del Estado de Emergencia, cuestión que es privativa del Presidente de la República. La decisión de declarar Estado de Emergencia estuvo plenamente justificada en los criterios de proporcionalidad, necesidad y racionalidad. Así lo reconocieron numerosas autoridades de todo el espectro político». 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: