Esta tarde se dio a conocer que el Fiscal Nacional Jorge Abbott ordenó abrir una investigación de oficio contra Karina Oliva por presunto delito de fraude de subvenciones en su declaración de gastos de campaña a Gobernadora por la Región Metropolitana.

De acuerdo a lo informado por la Fiscalía, en resolución emitida esta tarde, fue designado el fiscal regional Metropolitano Sur, Héctor Barros, para hacerse cargo de la investigación. Esto luego de que Ciper diera a conocer que la actual postulante del Frente Amplio al Senado pagó a siete de sus asesores $137 millones -uno de ellos cobraba $8 millones mensuales en promedio y en total recibió $40 millones- en su campaña para la Gobernación de la Región Metropolitana.

Según detalló la Fiscalía Nacional, la decisión se adoptó luego que la Unidad Anticorrupción concluyera que en la candidatura de Oliva «se habrían rendido gastos electorales mendaces», de boletas y facturas por bienes y servicios que no habrían sido prestados, existiendo documentos ideológicamente falsos.

Indica la resolución que esto «sería indiciario de una conducta fraudulenta, con la finalidad de obtener los aportes fiscales regulados en los artículos 13 y siguientes de la Ley de Gasto Electoral».

Por ser este un delito de carácter común la Fiscalía puede actuar de oficio, sin la necesidad de la presentación de una denuncia o querella del Servel, que sería el caso de tratarse de un delito electoral.