Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 30 de abril, 2019

Tres miradas bajo el agua sobre las elecciones españolas

Autor:

Mariela Herrera

John Müller, Mauricio Rojas y Andrés Montero realizan una meticulosa interpretación después del primer día tras la jornada electoral en España. Luego de la avalancha de cifras y especulaciones, los tres analistas desmenuzan qué falló y que le resultó a cada fuerza política. Además, «chilenizan» el 28-A y plantean cómo los resultados en la península debieran ser leídos por Chile Vamos, José Antonio Kast, la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio.

Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«El PSOE intenta ganar tiempo». «No habrá negociación». «La sangría de la división». Son parte de los titulares de los principales medios españoles tras las elecciones generales del domingo que darán material de análisis por mucho tiempo más. Y en Chile, no fueron menos las interpretaciones: que la ex Nueva Mayoría debe aprender del PSOE; que atención cómo Vox aumentó su presencia en el Parlamento, algo que podría emular acá José Antonio Kast; que el Frente Amplio se preocupe si Podemos sigue siendo su modelo a imitar…

Precisamente para tener un análisis más depurado, sin las estridencias de las primeras horas, El Líbero convocó al periodista John Müller, el ex ministro Mauricio Rojas y al analista Andrés Montero. Junto con explicar las claves de lo que ocurrió el 28-A, se encargan de trasladar a Chile las lecciones que se pueden sacar.

John Müller: «Es primera vez que la derecha va dividida bajo tres marcas y comprobó que así nunca ganará una elección»

El periodista y analista internacional asentado en España, explica algunas de las “lecciones” que dejaron  los comicios españoles de este domingo. «Las elecciones se ganan en el centro político. Y que las posiciones extremas solo triunfan en coyunturas críticas», dice que son lo primero que se saca en limpio. En entrevista con El Líbero, Müller se refiere a la fragmentación que vivieron las principales fuerzas políticas: «Los bloques de izquierda y derecha han empatado en porcentaje de votos, con un 43% aproximadamente, pero el PSOE y Unidos Podemos han sumado 165 escaños y PP, Ciudadanos y Vox se han quedado en 149. Es la primera vez que la derecha ha ido dividida bajo tres marcas y ha comprobado que así nunca ganará una elección».

Podemos va en camino de convertirse en una fuerza residual y Pedro Sánchez tiene la oportunidad única de adoptarlos como hijos suyos o del Partido Socialista».

Sobre el símil que se ha hecho entre el movimiento de José Antonio Kast y Vox , plantea: «Kast tuvo un 9% de los sufragios en la primera vuelta de 2017. Vox tiene un poco más del 10% y eso le ha supuesto 24 diputados. Son muy parecidos los números». Pero agrega: «Creo que Vox como Kast tienen un techo electoral y para romperlo tendrían que ocurrir cosas muy excepcionales. Estas cosas a veces son interpretadas como cesiones o traiciones por los seguidores más fanáticos y eso marca un proceso de reequilibrio e integración de una fuerza política en el paisaje».  Sobre el socialismo chileno, su postura no es muy optimista debido a que en Chile no hay «un Pedro Sánchez»: «Ahora mismo no lo veo. ¿Un líder que desafía al establishment de su propio partido y que conecta con la militancia hasta el punto de desalojar al poder establecido? Se necesita una ambición muy grande y un sentido del poder enorme para conseguir eso.

Y sobre el pobre desempeño de Podemos de Pablo Iglesias, sostiene: «Van camino de convertirse en una fuerza residual y Pedro Sánchez tiene la oportunidad única de adoptarlos como hijos suyos o del Partido Socialista».

Mauricio Rojas: Una izquierda socialista hegemónica y una derecha frustrada

«Remeció profundamente el panorama político español», así resume Mauricio Rojas, en columna para El Líbero, lo ocurrido el domingo en España. Y ello trae efecto para la izquierda y la derecha. Si bien los primeros se impusieron, no son pocos los problemas que se les vienen. «El PSOE y Podemos no suman la cantidad suficiente de parlamentarios para lograr la investidura y por ello deberán pactar con los nacionalistas catalanes y vascos, que fue justamente el escollo que llevó a las elecciones anticipadas del 28-A», señala el director de la Cátedra Adam Smith de la UDD y Senior Fellow de la Fundación para el Progreso.

La oposición estará totalmente paralizada por la profunda división y pugna entre sus tres grandes partidos (PP, Ciudadanos y Vox), creando las condiciones para una izquierdización aún más clara del PSOE»

Además, plantea que la crisis en la «izquierda radical se profundizará, augurando una pendiente que puede terminar reduciéndola a la insignificancia política». Algo que se podría reflejar en las elecciones regionales y municipales del próximo 26 de mayo.

En tanto, en la derecha, el panorama no es mejor: «La oposición estará totalmente paralizada por la profunda división y pugna entre sus tres grandes partidos (PP, Ciudadanos y Vox), creando las condiciones para una izquierdización aún más clara del PSOE al no tener contendores de peso en el centro ni en la derecha».

El ex ministro augura que en los próximos años se verá una «izquierda socialista hegemónica alejada de la tradición socialdemócrata (…) y la derecha se verá sumida en la frustración, la futilidad y el canibalismo».

Andrés Montero: La juventud de los líderes hispanos versus las caras repetidas en el concierto local

El analista internacional y colaborador estable del ABC, analiza para El Líbero algunos aspectos que generan coincidencias con el actual espectro político chileno. «EL PSOE representa una especie de fusión entre el PPD y el Partido Socialista. Ciudadanos podría ser comparado con una mezcla entre Evópoli y la DC. El PP lo podemos ubicar en un maridaje entre RN y la UDI. Podemos se podría asimilar al Frente Amplio, mientras que Vox estaría en la línea de Acción Republicana, movimiento formado hace un año por José Antonio Kast», señala.

El futuro nos dirá si la izquierda chilena es capaz de levantar algún nuevo líder o tendrá que retornar a la arena local Michelle Bachelet».

Con eso en mente, Montero se centra en los líderes políticos: «Como un aspecto distintivo está la juventud de los líderes hispanos versus caras repetidas en el concierto local. Hace poco tiempo en la DC surgió el nombre de la octogenaria Carmen Frei como eventual carta presidencial (…). En la izquierda, Insulza, Escalona, Gazmuri, Bitar, Viera-Gallo y Guillier siguen siendo referentes, aunque sus discursos carecen de toda creatividad y más bien son más de lo mismo».

Y plantea, así, la diferencia con la realidad española: «Pedro Sánchez, aunque no disimula su farsantería, es un líder en su sector que cree en su discurso y pudo salir adelante airoso de esta prueba electoral. El futuro nos dirá si la izquierda chilena es capaz de levantar algún nuevo líder o tendrá que retornar a la arena local Michelle Bachelet.

Pero en la derecha también tienen sus desafíos: «El futuro nos dirá si la centroderecha chilena tradicional retoma nuevos aires de la mano de Lavín o le seguirá dando espacio a una ‘derechita menos cobarde’ como la representada por José Antonio Kast», señala Montero.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: