La primera ministra británica, Theresa May, anunció este martes que buscará una extensión adicional del Artículo 50 del Tratado de Lisboa , lo que demoraría el Brexit por segunda vez, argumentando que la alternativa de una salida de la Unión Europea sin acuerdo no es la opción viable.

Según consigna el medio RT, la primera ministra británica aseguró que «este debate, esta división no puede prolongarse por mucho más tiempo. Está dañando nuestra política».

El plan acordado entre ella y Corbyn se presentaría a los parlamentarios para su aprobación y luego se enviaría al Consejo Europeo la próxima semana. Si los dos líderes no consiguen ponerse de acuerdo, varias opciones se someterían a votación ante la Cámara de los Comunes.

«Las divisiones y el debate no pueden continuar», afirmó la primera ministra británica. Y agregó que «irse con un plan es la mejor opción».

El acuerdo del Brexit negociado por Londres y Bruselas ya ha sido rechazado tres veces en el Parlamento y los diputados han descartado también las distintas opciones -hasta ocho- de Brexit planteadas en las «mociones indicativas», que no obligan al Gobierno, si bien May se ha comprometido a tener en cuenta la opinión de Westminster, según consigna el diario español El País.

Según el medio La Verdad,  los miembros de la Cámara de los Comunes, han acusado a la ministra británica de haber perdido el tiempo, con su insistencia durante varios meses en un texto que no agradaba a los euroescépticos ni a proeuropeos, de manera que la acusan de acabar arrebatando al gobierno la agenda de los debates para lograr organizar la jornada de “votos indicativos”.